lunes, 11 de marzo de 2013

Simplemente mágico - Mary Balogh

Título original: Simply magic
3º Escuela Miss Martin's
Autora: Mary Balogh
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania
Año publicación: 2011






Susanna Osbourne lo perdió todo cuando su padre murió. Con apenas 12 años, se convirtió en alumna de la escuela para niñas de Miss Martin, donde hoy trabaja como profesora. Al aceptar la invitación de su amiga Frances para pasar un par de semanas en su casa durante el verano, Susanna no sabe que se encontrará con Peter Edgeworth, vizconde Whitleaf, un joven atractivo pero superficial.


A pesar de que inicialmente Susanna no siente ningún interés por él, poco a poco los insistentes intentos de seducción de Peter van conquistándola. Pero lo cierto es que, aunque él no lo recuerda, ambos se conocían desde niños, y la mera presencia de Peter amenaza con revivir la época más traumática de Susanna. Por eso ella decide no seguir adelante con la relación y regresar a su hogar con el corazón destrozado. Más tarde, cuando el destino los una nuevamente, ambos tendrán que superar esos secretos ocultos durante años para vivir plenamente su amor.

UNA JOVEN QUE CREE CONTROLAR SU SITUACIÓN...

En una maravillosa tarde, en casa de su amiga Frances, Susanna Osborne es presentada al hombre más atractivo que haya visto nunca. La joven profesora siente algo que no tiene que ver con la encantadora sonrisa de Peter Edgeworth; sabe instantáneamente que este noble significa una grave amenaza para su corazón y los misterios que guarda. A pesar de su resistencia, finalmente cae en los brazos de Peter, para volver enseguida a sus obligaciones laborales, muy triste pero con la sensación de haber evitado un problema mayor. Sin embargo, en la boda de una amiga vuelven a encontrarse, y la pobre Susanna no sabrá si confesar aquello que puede destruir su tranquila existencia. 

… UN PASADO QUE SE NIEGA A DESAPARECER

Peter Edgeworth, vizconde Whitleaf, coquetea con cuanta bella mujer aparece ante sus ojos. Sin embargo, al conocer a Susanna Osborne, algo que no ha experimentado nunca le atrapa y atrae. Insiste e insiste a pesar de los continuos desplantes de la joven, que finalmente cede durante una inolvidable tarde de pasión. Decidido a mantenerla a su lado, Peter parece dispuesto a todo, aunque no cuenta con que la propia profesora tiene un pasado difícil, que puede determinar su presente. Y además, deberá convencer a su madre, quien siempre ha resuelto todo por él. 



Tardé un poco en leer las novelas de Mary Balogh cuando empezaron a publicarse en nuestro país. No sé si decir que era un poco reacia. Pero no a causa de la autora, ni siquiera por las historias. Creo que se debía a la época histórica en que están ambientadas. La verdad es que me gustan mucho las novelas ambientadas en La Regencia pero, tal vez un poco saturada, pasé una buena temporada sin acercarme a un libro de esta temática. Pero, por fin, me animé a leer a Mary Balogh, después de efusivas recomendaciones y, hoy, me confieso seguidora de esta escritora.

No todas sus novelas me han calado de igual modo, sin ir más lejos, Simplemente mágico no la considero la mejor, la más romántica ni la más emotiva. Pero como todas sus historias -al menos las que he leído- te transporta a la elegante y subyugante época de La Regencia con una novela que consigue sorprenderme.
Simplemente mágico es la tercera de las novelas que componen la saga de las maestras de la Escuela para niñas de la señorita Martin. Desde que leí Simplemente irresistible sentía mucha curiosidad por el personaje de Susanna Osbourne y si bien la historia no pasará a ser una de mis preferidas, me ha gustado.

Me gusta la manera en que está construida la historia, cómo a pesar de enlazar hechos acontecidos en el pasado, la autora traza una novela que avanza sin retroceder, pero a la vez logra que esos hechos queden esclarecidos.
¿Y cómo no? Me ha gustado la pareja protagonista.
De las cuatro maestras de la Escuela para niñas, al principio Susanna me parecía la más soñadora de ellas. Tal vez se deba a su juventud, al modo dulce. pero sin hacerse respetar menos, en que trata a las alumnas. Pero la realidad es que en Simplemente mágico Susanna es una joven que no cree ni en los cuentos ni finales felices. No cree en los sueños. Un pasado demasiado amargo se lo impide.

Tal vez la concepción equivocada que tenía de Susanna hiciera que, a primera vista, mi impresión fuese la de que ante un hombre tan zalamero y conquistador como Peter Edgeworth, sería una presa cándida. Claro que Peter no es tampoco lo que parece... No es el conquistador nato que parece.

Con todas las novelas de Mary Balogh me sucede lo mismo. A priori los personajes parecen ser de una manera, pero poco a poco van dejando caer capas y más capas, hasta descubrirnos a personajes muy diferentes. Eso es lo que me ha sucedido con Susanna y Peter. Al tratarse de Susanna creo que se debe a que su apariencia y carácter dulce y amable te hacen pensar en una joven que sueña y desea lo que tantas jóvenes de su edad. En el caso de Peter, tengo que confesar que al principio lo describí -mentalmente claro está- como un vizconde galante y mujeriego como tantos otros.

La historia de Susanna y Peter me ha parecido muy bonita, además el hecho de que se conocieran desde niños -aunque él no lo recordase- hace que la novela se vea envuelta por una sensación un poco mágica. La de cómo dos personas que parecían destinadas a no volver a verse más. Lejos de aquellos niños son ahora un joven vizconde y una joven maestra que dependió de la beneficencia que deben sortear los mil y un obstáculos -prejuicios, miedo y diferencias sociales- que se interponen entre ellos para hacer realidad su final feliz.
A pesar del carácter extremadamente realista de Susanna, que desconfía de la felicidad, que incluso creo que la teme, la novela rezuma magia. Pero hablo de la magia de los sentimientos. La magia de una historia de amor.

Me gustan las novelas que como Simplemente mágico logra aunar dos espectros tan distantes y opuestos como el realismo que roza la desesperanza y la fantasía y la fe que despiertan los sueños. Me gusta de este novela y de esta saga como, libro tras libro, la autora encaja, igual que dos piezas perfectas, a dos personajes, procedentes de mundos distintos, y ensambla una imagen y una historia especial.
Tal vez ésta no sorprendente ni original, pero al menos a mí la historia de Susanna y Peter me ha gustado y me ha dejado con una sensación muy agradable al llegar a la última página.
Creo que es una buena historia. Bonita, dulce y, ¿por qué no decirlo? simplemente mágica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!