viernes, 15 de marzo de 2013

The conqueror - Brenda Joyce

Título: The conqueror
1º De Warenne 
Autora: Brenda Joyce
Género: Romántica histórica (Medieval)
Editorial: Dell
Año publicación: 1996





Rolfe de Warenne, el protagonista, es un guerrero duro e implacable, incluso cruel, cuyo carácter arrogante y brutal queda muy patente a lo largo de toda la trama.

La guerra entre Sajones y Normandos es el marco en el que se inicia y desarrolla The Conqueror. Rolfe es un normando que alzándose vencedor, muestra su poder y capacidad y no duda en herir y humillar a los Sajones en todo momento, entre los que se encuentre Ceirdre, la protagonista. Aunque en el fondo es una víctima de la cruenta batalla que enfrentó a ambos pueblos, su incapacidad para reconocer su debilidad por Ceirdre nos presenta a  menudo un protagonista demasiado violento y despectivo, en cierta forma, hacia la protagonista de la novela.
Si bien la ambientación está impecablemente lograda y la psicología de los personajes es muy humana y comprensible, dadas las circunstancias de esta novela y el momento histórico en que tiene lugar, The Conqueror es una historia que me ha dejado un sabor agridulce en ocasiones. 
Brenda Joyce es una escritora con una habilidad sorprendente para crear una trama y unos personajes que te absorben en la lectura, la cruenta realidad de la época, retratada nítida y crudamente, nos ofrecen tragos amargos a las amantes de una novela romántica.
Hay varios hechos que restan dulzura a la novela: 

Rolfe se casa con Lady Alice, la hermanastra de Ceirdre. Si bien se trata de una matrimonio pactado por el Rey William, la dureza con que Rolfe trata a Ceirdre y el que se sirva de su odiosa hermana para ese fin, sencillamente me pareció un protagonista odioso.  
Por otra parte la brutalidad con que la aborda en algunas escenas, las humillaciones que le inflige, pese a que son muy creíbles para la época, también restan dulzura a la trama romántica. 
El que la obligue a casarse con otro hombre, y después haga uso de su derecho de pernada dan una imagen déspota y prepotente de él. Repito que sé que son hechos lógicos y creíbles en la época, pero no describe uno aislado, sino uno detrás de otro.

No obstante, pese a éstas escenas o detalles, The Conqueror es una novela muy intensa que logra despertar infinidad de sentimientos y emociones en las lectoras. Hay momentos muy bonitos y dulces, pese a la dureza que transmiten. Escenas que logran emocionarte y ponerte la piel de gallina por la profundidad que transmiten. Pero en conjunto, la sensación global que me dejó es un poco agridulce. Porque existen actitudes y comportamientos muy difíciles de justificar a ojos de la mujer  moderna, insisto por lo reiterados que son.
Sin ahondar demasiado en escenas políticas o bélicas, queda reflejada muy concisamente la realidad entre Sajones y Normandos. 
La traición de Ceirdre a Rolfe  es un tema complicado que la autora aborda muy bien, transmitiendo de una manera intensa y profunda la dualidad de sentimientos de la protagonista. Cómo se siente dividida entre la lealtad a sus hermanos, los cabecillas de la rebelión Sajona, y los sentimientos que empiezan a nacer hacia el duro conquistador, Rolfe.

Todos los hechos que narra no son más que un reflejo de la realidad de la Edad Media, y Rolfe de Warenne es un protagonista que está modelado fidedignamente a esa realidad. Sin embargo, como sucede a menudo al leer un novela histórica, la incongruencia entre el pasado y la época actual hacen difícil de digerir ciertas actitudes, pensamientos y acciones. Realmente son un reflejo exacto de lo que sucedía. Hay que tener en cuenta que Rolfe de Warenne es un guerrero, el conquistador del Rey William y actúa con puño de acero, como es de esperar.

La novela, ambientada en la Edad Media, transmite en todo momento la naturaleza de la sociedad imperante en esos días. Por tanto queda reflejado sin ninguna duda el tipo de vida que sufrían las mujeres en aquellos tiempos. Desde la primera página a la última este hecho es fidedignamente descrito en el personaje de Ceirdre, la protagonista femenina de esta novela. 

The Conqueror es una novela medieval que narra una historia de amor muy pasional y con mucha sensualidad. Los protagonistas muestran un carácter duro, marcado y conflictivo. Después de todo son enemigos que se odian al pertenecer a bandos contrarios. El comportamiento tanto de uno como de otro es justificable dentro del marco de la época medieval. 

En conjunto me parece un libro muy trabajado, muy logrado y cuidado históricamente; la narración de Joyce es preciosa, los sentimientos que transmite abrumadores, pero justamente también logra que traspasen al lector tanto los positivos como los negativos. En pocas palabras: es una novela agridulce, refleja tanto el romance y la dulzura de una novela romántica como la amargura de sus personajes, su crueldad e intolerancia. De todas formas, tengo que decir a favor de esta novela que el final es muy bonito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!