jueves, 21 de marzo de 2013

Una apuesta peligrosa - Jennifer Crusie

Título original: Bet me
Autora: Jennifer Crusie
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Punto de Lectura
Año publicación: 2007





Me hice de rogar pero por fin he leído Una apuesta peligrosa, con la que he tenido la oportunidad de conocer una autora que, creo, en el futuro me hará disfrutar mucho con sus libros. Creo que será así si todos siguen la línea de Una apuesta peligrosa.

Aunque tenía esta novela desde hace mucho tiempo no me había animado a leerla porque (tengo la edición de USA) viendo la portada y leyendo la sinopsis me parecía que estaba más cerca de una novela chick lit que de una novela romántica actual. No tengo nada en contra del chick lit, he leído algunas que me han gustado mucho, otras no tanto, pero a veces creo que carecen de historia romántico y eso es lo que me hace dudar mucho antes de leer una. Y después de toda esta diatriba, os cuento qué me ha parecido la novela.

El punto de partida y desencadenante de la historia, aunque no es nuevo ni brilla por su originalidad -una apuesta- creo que da la puntilla a una situación hilarante detrás de otra, a malos entendidos de los que provocan risas, fina ironía y una bonita y romántica relación entre Min y Cal.

Me encanta el personaje de Min, una mujer que se aleja del estereotipo alta, rubia y delgada. Min es una mujer normal y corriente que junto a sus amigas Bonnie, Liza o su hermana Di no destaca por su belleza. Además tiene tendencia a engordar, con lo que oculta sus curvas bajo ropas austeras que no dejan entrever nada. Como le dice Cal en una ocasión “viste como si odiara su cuerpo”. Pero tiene una debilidad, bueno dos, los zapatos llamativos y los donuts.
Cal es un treintañera que tras romper con su última novia que lo presionaba para dar el paso de comprometerse huye de cualquier relación. En principio no se fija demasiado en Min pero sin saber cómo acaba envuelto en una apuesta que no tiene la intención de ganar, a pesar que cada día Min le atrae más y a pesar de su miedo al compromiso. Con lo que esto da lugar a un desencuentro detrás de otro entre ellos, pero lo más preocupante es que aunque se evitan no dejan de encontrarse.
A pesar de tratar temas cotidianos, problemas, complejos y situaciones de una mujer treintañera de hoy, para mí Una apuesta peligrosa cuenta una historia de amor que, desde mi punto de vista, a su manera informal y moderna recrea la esencia de un cuento.
A menudo hablan de los cuentos de hadas y los finales felices, que es lo que en realidad busca Min, pero ella quiero su final feliz particular y... su príncipe, que no es otro que Cal, aunque al principio le parezca más bien un sapo.

Hay veces en que al leer una novela tan cotidiana no consigo que la historia me atrape porque si me cuenta algo que se asemeja a mi día a día me da la impresión de no estar leyendo ficción, pero Una apuesta peligrosa me ha atrapado desde el principio con sus divertidos diálogos, los motes que tienen todas (no se salva nadie) y las situaciones tan cómicas que suceden. A veces tal vez rocen el ridículo, de hecho hay una al final que por lo estrafalaria que me parecía no podía dejar de reír, pero he pasado un rato estupendo, ameno, me he entretenido mucho y he cerrado el libro con una sonrisa en los labios.

En realidad la veo casi como un cuento moderno: una treintañera con problemas de sobrepeso que a causa de una apuesta y desengañada por un novio que la abandona a un mes de la boda de su hermana necesita un acompañante. Y como situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, echa mano de Cal, el atractivo rompecorazones que quiere llevarla a la cama para ganar una jugosa apuesta de 10000 $. Pero nada sucede según lo planeado y con su madre, la policía de las calorías, atosigándola, la ex novia de Cal, una psicóloga pelín lunática, David el ex-novio que intenta impedir que Cal gane la apuesta, Bonnie, Liza, Tony, Roger, Diana e, incluso, las damas de honor de la boda opinando sobre su relación, el amor, los cuentos de hadas o teorías diversas, la receta del pollo a la marsala... todo puede suceder, incluso que consiga ese acompañante para la boda de Di o algo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!