Una dama del Oeste - Linda Howard

jueves, 21 de marzo de 2013

Título original: A Lady of west
1º Oeste
Autora: Linda Howard
Género: Romántica histórica (Oeste)
Editorial: Nefer
Año publicación: 2008






Victoria Waverly es una bella joven, perteneciente a una familia de la aristocrática nobleza sureña, que tras la guerra se ve obligada a contraer matrimonio con el teniente Frank McLain en un intento desesperado por huir de la pobreza. Por tanto viaja al oeste para conocer a su prometido y celebrar las nupcias. Junto a ella viajan su hermana menor, Celia, y su prima Emma.

Las tres esperan empezar una nueva vida, lejos del hambre y las privaciones sufridas en el Sur desde que estalló y acabó la guerra; no obstante, en el oeste se encuentran con una vida tanto o más dura que la anterior, y con hombres brutales y sin remordimientos. 

Frank McLain, su marido, resulta ser un hombre cruel y violento que logró sus tierras por medio del asesinato. Veinte años atrás asesinó a sangre fría a los Sarratt, los legítimos dueños de todo cuanto posee y dio por muertos a los dos hijos del matrimonio.
No obstante los niños sobrevivieron y durante dos décadas han preparado su venganza.

Del mismo modo en que su marido le asusta y repugna,  Victoria se siente poderosamente atraída por la cruda sensualidad de uno de los trabajadores del rancho, Jake Roper, un hombre joven y atractivo aunque inmensamente frío y altanero. Desde que los ojos de Jake y Victoria se cruzan, éste la repudia por considerarla engreída e inaccesible, y sobre todo porque la considera ambiciosa por casarse con un hombre tan cruel como McLain, quien además le dobla la edad.
No obstante, poco tarda en descubrir que tras esa fachada altiva y aristocrática se esconde una mujer luchadora y decidida a todo por salvar de la pobreza a su hermana menor y su prima, aun si ello conlleva casarse con el malvado e inescrupuloso McLain, aunque pronto descubre que la vida junto a él es peor de lo que podía imaginar.

Jake tampoco es lo que aparenta a primera vista, sino que posee ocultas motivaciones que nadie conoce. No es otro que el mayor de los Sarratt y está determinado a acabar con la vida del hombre que mató a sus padres y les despojó de todo cuanto les pertenecía, de igual modo quiere robarle todo a McLain, empezando por su mujer y acabando por el rancho y las tierras.

Pero sus planes de venganza peligran cuando Victoria comienza a atraerle y a despertar en él emociones que se ha jurado no sentir jamás, deseos que no tienen cabida en su vida y que ponen en peligro sus deseos de destruir a McLain.
Victoria y Jake quedan atrapados en mitad de una red de odios y venganzas que ponen en peligro sus vidas y sus corazones.

Una dama del oeste es la primera de las novelas históricas ambientadas en el oeste, escritas por Linda Howard. Pese a estar relacionada con las dos siguientes, pueden perfectamente leerse de modo independiente. 
Pese a ser una novela escrita hace bastantes años, me ha resultado fácil identificar el sello tan propio de esta autora: un protagonista duro y en ocasiones cruel, altanero y arrogante, pero un hombre sensual y atractivo capaz de enamorar a la protagonista, en este caso, Victoria Waverly, y hacer girar sobre sus ejes su mundo.

A primera vista, Victoria parece una mujer frágil y sumisa que accede a casarse con  McLain para proveerse de una vida cómoda, pero en realidad tal decisión es un sacrificio más duro de lo que imagina. En su marido descubre a un hombre cruel y violento, con lo que su temor hacia el sexo opuesto se incrementa según transcurre el tiempo, algo que sólo Jake puede curar y demostrarle la sensualidad de su naturaleza.

Desde la primera página, de hecho desde el mismo prólogo en que Howard nos describe como se perpetra la traición y asesinato de los Sarratt, la narración muestra sin tapujos ni aderezos la brutalidad y violencia de la vida en el oeste americano.
A finales del S. XIX, cuando se reinicia la novela con Jake ya adulto y la llegada de Victoria, la vida en dicha región sigue rigiéndose por la fuerza y destreza de un hombre con las armas, más que por leyes que los amparen.
Una dama del oeste es una novela cruda, violenta en ocasiones, pero que sin duda  refleja la realidad de una época y una región.

La historia de amor entre Victoria y Jake tampoco es suave ni dulce. Aun ambientada en el oeste, se descubren en Jake algunos de los rasgos propios de los protagonistas masculinos de Howard, con obvias diferencias. Por un lado, estamos ante una novela escrita en los años 90; por otro estamos ante una trama histórica que transcurre en el duro y salvaje oeste, con lo que acentúa aún más la violencia y prepotencia de sus personajes.

La personalidad, tanto de Jake como de Victoria, me han atrapado y me han parecido creíbles con la realidad de esa época. 
Jake es duro e inaccesible, parece no poseer escrúpulos, pero su vida está movida por la injusticia que sufrió en su infancia y por los deseos de venganza.
 Victoria por su parte es una joven que hasta que estalló la guerra tuvo una vida cómoda, pero que más tarde sólo encuentra privaciones, por lo que cuando recibe la propuesta de matrimonio de McLain sabe que es la única salvación para ella y su familia, aun con el precio que eso conlleva.

La lectura de esta novela me ha apasionado de principio a fin, por la ambientación y época histórica en que transcurre, por la difícil y en ocasiones cruel historia de amor entre Victoria y Jake, y porque la pluma de Linda Howard está tras sus páginas. 
En mi opinión, el interés no decae en ningún momento, al menos a mí no me ha sucedido y la narración es impecable y envolvente. 

Al margen de la historia principal de Victoria y Jake, en un segundo plano se tejen otras tramas igualmente interesantes, o casi. Por un lado, la de Ben, el hermano menor de Jake, y la de Emma, la prima de Victoria, y también la de la soñadora e infantil Celia Waverly.
Como gran parte de las novelas ambientadas en el oeste, Una dama del oeste no está exenta de escenas y momentos duros, tristes, incluso desgarradores, pero son rasgos que, al menos yo, suele esperar en dichas novelas, como un reflejo de la dureza y sinsabores de esa región y como contrapunto amargo. Pero, pese a ello, Una dama del oeste es una novela que me ha atrapado de principio a fin, por la historia de amor difícil y repleta de obstáculos entre Victoria y Jake, por esa ambivalente relación de amor y odio, miedo y venganza, y por la maestría de Linda Howard a la hora de aunar todos estos elementos.

Pese a tratarse de una novela muy diferente a las grandes novelas actuales de Linda Howard, a mí me ha parecido una novela muy buena, que me ha mostrado una faceta más de esta fantástica escritora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!