martes, 2 de abril de 2013

El año que nos amamos peligrosamente - Julia London

Título original: The year of living scandalously
1º Los secretos de Hadley Green
Autora: Julia London
Género: Romántica histórica (Regencia)
Editorial: Esencia
Fecha publicación: Septiembre 2012



En 1792 se ejecutó en Hadley Green a Joseph Scott, acusado de robar las joyas de la condesa de Ashwood. Pero aun transcurridos quince años, continúan existiendo dudas e interrogantes a los que nadie ha dado respuesta. ¿Qué ocurrió realmente?

Cuando al condado de Gallaway, en Irlanda, llega la noticia de la muerte del conde de Ashwood y que Lily Boudine, sobrina del mismo, pasa a convertirse en la nueva condesa, la tranquila vida de los Hannigan sufre un vuelco repentino. Lily, conmocionada e incapaz de enfrentarse aún a un traumático pasado, pide a su prima Keira que viaje en su nombre hasta Hadley Green y se haga carga de todo hasta su regreso del viaje a Italia, pues no tiene intención de posponer ni renunciar a éste. Durante mucho tiempo Lily ha esperado por ese momento, convencida de que Lord Cannavan está a punto de declarársele.

La impulsiva pero leal Keira accede, en parte para huir de un matrimonio no deseado. Cuando llega al pueblecito de Hadley Green encuentra que la situación para los habitantes del lugar, tras la muerte del conde, es preocupante. Algunos la toman por la nueva condesa y, sin pensar en las consecuencias, Keira se hace pasar por Lily.

Cuando Declan O'Conner, el conde de Donnelly, se persona en la mansión Ashwood, interesado en adquirir unos caballos, descubre que la nueva condesa no es quien dice ser. No tiene la menor duda, pues conoce perfectamente a esa usurpadora de Keira Hannigan. La ha conocido y tratado durante años, pues ambos residen en Gallaway.
Pero es incapaz de desenmascararla, ni siquiera cuando la muy atolondrada le pide su colaboración para investigar la muerte de Joseph Scott, con el que sospecha se cometió una injusticia, y el robo de las joyas Ashwood. Ni siquiera cuando su instinto le urge a marcharse de Inglaterra cuanto antes e ignorar lo que durante años ha sentido, a su pesar, por Keira.

Con El año que nos amamos peligrosamente da comienzo la serie de Hadley Green, novelas que giran alrededor de este pueblecito inglés, al robo de las joyas de la condesa de Ashwood y a la muerte de Joseph Scott, acusado del mismo. Misterios estos que enlazan libro tras libro, pues como cabía de suponer no descubrimos el misterio en esta primera novela.

He disfrutado mucho leyendo esta novela. La historia de Declan O'Conner y Keira Hannigan me ha enganchado de principio a fin. Confieso que no pasará a ser una de esas que atesoro y releo cada cierto tiempo, pero me ha dejado con la miel en los labios, presta a seguir leyendo -y espero que disfrutando- de esta serie.

Keira es una protagonista que, a menudo, me ha arrancado una sonrisa. Sé que hay lectoras que no sienten gran simpatía con protagonistas como Keira. Respondonas, entrometidas y alocadas. Pero con sus defectos tienen -o Keira tiene- la virtud de propiciar una trama con aventuras, con enredos y una buena dosis de entretenimiento.

Keira llega a Hadley Green con todas las buenas intenciones. Bueno, también para desaparecer de Irlanda y poner tierra de por medio con un pretendiente que aspira a pedirla en matrimonio. Mientras sus padres la creen en Italia, en el lugar de Lily, viaja a Inglaterra, al pequeño pueblo de Hadley Green, donde provoca un mal entendido detrás de otro. Eso sí, siempre con las mejores intenciones, insisto.
La aparición de Declan O'Conner, el conde de Donnelly, del que ha estado enamorada desde los dieciséis años, le complica aún más la vida. O más bien le provoca sentimientos y complicaciones para los que en esos momentos no tiene tiempo.

Con un argumento sencillo pero no exento de misterio, después de todo hay un robo y una muerte sin esclarecer, Julia London nos envuelve en una historia de aventuras, de misterios y de amor.
En mi opinión es una novela divertida, aunque no por ello echamos en falta algún momento más tierno, más dramático como la muerte de Joseph Scott, de la tía de Keira y Lily o una trágica historia en la que Keira y Declan se vieron envueltos años atrás y que marcó la vida de ambos. Desde entonces el nombre de Declan está asociado a un escándalo que ni siquiera el paso de los años ha logrado apagar ni atenuar.
Es en gran parte por ese pasado que la relación entre Keira y Declan es distante. Pero el inesperado reencuentro en Hadley Green, mal que les pese, les obliga a estar más cerca del otro de lo que desearían y, en consecuencia, a enfrentarse a emociones que no pueden negar.

Bajo todos encuentros y odios pasados, se esconde una clásica historia de la Regencia donde en Hadley Green, como en Londres o cualquier otra ciudad, las jóvenes debutantes tratan de encontrar marido. Y Keira, la supuesta nueva condesa, también se encuentra atrapada en mitad de los trasiegos propios del mercado matrimonial.

A la postre estamos, en mi opinión, ante una divertida y romántica historia de amor donde, para mayor aliciente, tenemos un robo a desentrañar. Un hombre fue acusado y condenado a la muerte. Unas joyas que siguen desaparecidas. Y una pareja que, sin proponérselo, termina inmiscuida en esta ecuación cuyos interrogantes -al menos algunos- queda pendientes de resolverse en los próximos libros.

Yo he disfrutado enormemente con esta lectura. Sin ser una novela inolvidable, es amena, tiene intriga, humor y una bonita historia de amor y perdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!