sábado, 27 de abril de 2013

El curioso cuento de los libros robados







Hoy ha amanecido un sábado lluvioso sobre Barcelona.
Mientras oía el repiqueteo de la lluvia sobre los tejados y los cristales, el ruido de tráfico a lo lejos y el chapoteo de los charcos bajo la ventana, he leído un interesante artículo publicado en la BBC. He disfrutado de él gracias a la autora de novela romántica Nicola Cornickque lo ha compartido en las redes sociales.

A día de hoy, cuando las noticias con las que amaneces muestran titulares sobre más de seis millones de parados en España, desahucios por doquier, recortes en educación, sanidad... en fin, recortes en todos lados y corrupción, poco puede sorprenderte.

Pero el cariz de la noticia lo ha hecho porque parece el argumento de una novela del mismísimo Robert Conan Doyle.

Reza así el artículo: El curioso cuento de los libros robados por Martin Vennard.
Confieso que el título en sí ha hecho volar mi imaginación.
Os dejo el enlace a dicha noticia.


Según se comenta en el artículo, en el Palacio de Lambeth, en Londres, hogar del Arzobispo de Canterbury, reside una de las mayores colecciones de libros históricos existentes. Al parecer es, también, el lugar del crimen que da titulo a esta noticia y que tardado años en ser descubierto y que resta por esclarecer.

Parece ser que los hechos comenzaron a ver la luz en febrero de 2011, a partir de una carta sellada que llegó a una de las librerías más históricas de Gran Bretaña.

Dicha carta fue escrita, antes de morir, por un antiguo empleo de la librería y enviada después de su deceso. En ella revelaba el paradero de numerosos y preciosos libros, hasta entonces en poder de dicho ex-empleado.

Lo cierto es que desde mediados de los años 70, el personal de la librería había echado en falta libros muy valiosos, pero no imaginaban hasta donde llegaba el alcance de la pérdida sufrida.
En el ático donde se encontraron los libros robados, según relata el director de la librería, se hallaron cajas de libros, apiladas hasta las vigas del techo. Contenían más de mil libros, lejos de los 60 a 90 que habían notado a faltar, procedentes de más de 1400 publicaciones, muchos de las colecciones del siglo XVII del Arzobispo de Canterbury.



Sorprende que, el que se considera uno de los mayores robos de libros de la historia más reciente, pasara desapercibido durante tantos años. Pero una de las razones que lo justifican es que, tras la Segunda Guerra Mundial, el Palacio de Lambeth fue víctima de un incendio a causa de una bomba que estalló en las inmediaciones.
Así, no fue hasta 1975, cuando el librero notó a faltar algunos libros muy valiosos que, en realidad, habían sobrevivido a la guerra, entre ellos una edición de la segunda parte de Henry IV de Shakespeare, perteneciente a la colección del Arzobispo de Canterbury.

Algunos de los libros recuperados, una gran parte, han sido hallados en muy mal estado. Con las tarjetas de los índices arrancadas, el sello de la librería borrado por el uso de productos químicos que los han dañado o, incluso, sin portadas... Se especula que para poder venderlos.
Por fortuna, algunos de ellos han sido restaurados y regresado al lugar que les corresponde, entre los que hay: libros de Theodor de Bry's con ilustraciones del Nuevo Mundo, una colección de ilustraciones pertenecientes a la red de espionaje de la reina Elizabeth I, un ejemplar presentado por el arzobispo Richard Brancroft en 1610 de la segunda parte de Henry IV, de Shakespeare.
Pero aún hay libros que no han sido recuperados. Libros que continúan en paradero desconocido.

Como fuere, sigue siendo un misterio las razones subyacentes al que se considera uno de los mayores robos de libros de los últimos años.

Puede que sea más atractivo, productivo o satisfactorio dejar volar la imaginación sobre, como dice el artículo, el curioso cuento de los libros robados, que en la crisis económica, el paro y la corrupción.
No cierro los ojos a la realidad, pero por un día, prefiero dejar mis dedos, raudos, sobre el teclado para escribir estas palabras y especular sobre misterios y sobre los increíbles libros hallados, piezas únicas de coleccionista, cuyas páginas encierran historias y experiencias apasionantes. ¡Documentación sobre la reina Elizabeth I!


Sinceramente, ¿no parece digno de una novela de misterio? 

* imágenes extraídas del artículo The curious tale of stolen books de Martin Vennard, BBC news magazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!