I'm no mood for love - Rachel Gibson

lunes, 1 de abril de 2013

Título original: I'm no mood for love
2º Escritoras
Autora: Rachel Gibson
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Avon
Fecha publicación: 2006




En el día de la boda de su amiga Lucy, Clare Wingate descubre a su perfecto novio salir del armario, literal y físicamente, con el técnico de reparaciones. Lejos de aguar tan feliz día para su amiga, Clare calla y finge disfrutar de la ceremonia y la cena, pero, más tarde ahoga las penas en alcohol.
A la mañana siguiente despierta con una terrible resaca y casi desnuda en la cama de un hotel. Lo más sorprendente es descubrir a un hombre medio desnudo con ella: Sebastian Vaughan.
Clare y Sebastian son viejos conocidos. El padre de Sebastian trabaja para la madre de Clare y durante algunos años, siendo ambos unos niños, compartieron juegos y travesuras.

Cuando Sebastian descubre a Clare, embutida en un vestido de dama de honor rosa, y bebiendo una copa tras otra a la barra del bar, termina acompañándola a su habitación del hotel. Lejos de lo que pudiera parecer, se comporta como el perfecto caballero, mas Clare no lo piensa así. Al despertar y verla lanzarle dagas con los ojos, movido por la vieja costumbre de fastidiarla, le hace creer que han pasado una noche de sexo desenfrenado.
Clare se marcha furiosa y, otra vez, embutida en el vestido rosa, deseándole toda clase de males y no volver a verlo. Pero al ser la madre de Clare la jefa del padre de él y al residir en la misma casa, los caminos de Clare y Sebastian vuelven a cruzarse días después.

Clare está volcada en su carrera como escritora de novelas románticas -algo que horroriza a su madre- y tiene su vida en Boise; Sebastian es un reportero al que su trabajo lleva a viajar de un lugar del mundo a otro, a encontrarse en medio de conflictos bélicos o en los rincones más peligrosos. Pero, tras la muerte de su madre, trata de acercarse a su padre, al que no ha visitado en años y, claro, eso implica que de cuando en cuando se encuentre con Clare.

Ninguno de los dos busca una relación romántica. Clare necesita tiempo para recomponer su corazón roto; Sebastian no cree en el amor para toda la vida.
Pese a todos los argumentos en contra, lo cierto es que Clare y Sebastian se sienten atraídos el uno por el otro. Y cuando, finalmente, comienzan una relación lo hacen con sinceridad: son dos amigos que inician una relación basada en el sexo, sin ataduras.
Lo que parece perfecto para ambos con el tiempo no lo es tanto. Porque, ¿qué sucedería si uno de ellos quisiera algo más de esa relación?

I'm no mood for love es la segunda de las novelas de la serie de las escritoras. Aunque está relacionada con otras, pueden leerse de manera independiente.
En este libro nos encontramos con la historia de Clare Wingate, la escritora de novelas románticas. A Clare la conocimos en la anterior novela como una joven de buena familia que estaba comprometida para casarse con un hombre al que, milagrosamente, su exigente madre aprobaba. Lucy, Maddie y Adele creían que no era el hombre capaz de hacer feliz a la romántica Clare, pues detrás de esa imagen metrosexual se escondía algo más. Pero Clare parecía tan feliz....

El argumento de esta novela es bastante sencillo: Clare y Sebastian no tienen demasiado en común, salvo algunos recuerdos de la infancia. Clare es romántica, considerada; Sebastian es impulsivo, no tiene ataduras con nada. Pero tras varios encuentros casuales, ninguno de ellos puede negar la atracción que sienten. Mientras la relación es casual, amistosa y sexual no existe ningún problemas. Hasta que uno de ellos rompe las reglas...

Lo cierto es que no puedo decir que haya descubierto una gran historia porque no es así, pero es una novela en la línea de esta escritora. Y me gustan, sinceramente, nunca me decepcionan porque sé lo que voy a encontrar. Es una historia fresca y moderna, con la que he pasado un buen rato.

Sin duda, no pasará a ser una de mis preferidas, pues, como digo antes, no es una historia que sorprenda ni esté cargada de potentes emociones (algo que por otra parte no es algo intrínseco a esta autora), pero no me ha defraudado.
Durante gran parte del libro la lectura ha sido amena, agradable, chispeante y sexy. Ya hacia el final la novela adquiere un punto más cargado de emociones y, sinceramente, eso ha hecho que lo terminara con el corazón un poco encogido, que es lo que realmente me enamora de las novelas románticas.

I'm no mood for love es una novela que gira alrededor de sus protagonistas que, como es habitual con Rachel Gibson, ellas son cercanas, casi como una amiga nuestra, y ellos son más del tipo héroe inalcanzable.

Creo que con Clare es fácil encariñarse o, incluso, sentir cierta empatía hacia ella. Después de todo es romántica, cariñosa, tal vez demasiado contenida. Como digo es casi como una amiga. Sebastian, aunque a primera vista, puede conquistarnos por su atractivo, porque es sexy, divertido y su imagen de héroe de ensueño, poco a poco se nos va mostrando más y más como un hombre un tanto desapegado y menos perfecto. Pero, claro está, ahí radica la magia de una novela romántica: leer como una pareja a primera vista incompatible halla un punto de entendimiento gracias al amor.

Sinceramente pienso que es una historia sencilla, en cierto modo previsible, que no se caracteriza por la intensidad de las emociones que despierta, ni por ser la más divertida y original de cuantas ha escrito esta autora, pero es una bonita historia. A mí me ha gustado. Confieso que con las historias de Rachel Gibson siempre paso un buen rato. Son lecturas con las que sólo busco evasión y que me deje con una sonrisa en los labios. Y eso es lo que encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!