La testigo - Nora Roberts

jueves, 18 de abril de 2013

Título original: The witness
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea (suspense)
Editorial: Plaza & Janés
Fecha publicación: Noviembre 2013







La vida de Elizabeth Fitch fue minuciosamente diseñada desde el momento de su concepción. Su madre, la neurocirujana Susan Fitch, recurrió a un donante que, genéticamente, pudiera transmitirle los rasgos que deseaba en su hija.

Su infancia transcurrió marcada por una supervisión constante, sometida a rigurosas dietas nutritivas, terapia infantil y profesores particulares. Pero amor recibió poco, pues la doctora era una mujer fría y severa.
Estaba destinada a seguir los pasos de su madre y convertirse en neurocirujana. A los diecieséis años ya estaba en camino de cursar medicina y hablaba varios idiomas. Pero era una joven solitaria y retraída, sin amigos ni cariño.

El verano en que cumplía los diecisiete años debía pasarlo en un programa de verano. Elizabeth sufre su primer ataque de rebelión adolescente y se niega. Tras discutir con su madre, conduce hasta el centro comercial donde se hace amiga de Julie Masters. Julie y Elizabeth no tienen demasiado en común, en realidad apenas se conocen pero Julie, que acaba de romper con su novio, la invita a ir con ella a un club nocturno. Elizabeth accede y, ella misma, pues es una experta en diseño y programación informática, es quien falsifica los carnets.

Así, entran en el nightclub del que se rumorea pertenece a una familia de la mafia rusa, los Volkov. Elizabeth bebe su primera bebida alcóholica,la besan por primera vez y las invitan a una fiesta privada. El desenlace es trágico y Elizabeth se convierte en la única superviviente y testigo de dos asesinatos.

A partir de entonces Elizabeth entra en un programa de protección de testigos. Durante varios meses prepara su testimonio en el juicio contra la familia Volkov. Poco a poco se encariña con dos agentes que la protegen, Terry y John, que se convierten en la primera familia que ha conocido. Pero, también termina ocurriendo una tragedia, vuelve a huir y Elizabeth Fitch deja de existir.

Doce años más tarde, bajo una nueva identidad, Abigail Lowry, vive en un tranquilo pueblo rural en las montañas de Ozark. Vive alejada del pueblo, en una casa en las montañas, junto a un perro y bajo las mejores medidas de seguridad. Porque Abigail/Elizabeth entiende de eso, se dedica a diseñar sistemas de seguridad.

Durante un año no entabla relación con nadie hasta el día que el jefe de policía Brooks Gleason se le acerca en el mercado y trata de iniciar una conversación con ella. Abigail es brusca con él, pero Brooks, que se siente atraído por ella, no se rinde y más tarde se acerca a su casa.
A Brooks le extraña que Abigail cargue un arma para ir al mercado, la presencia del enorme perro y las cámaras y varios cerrojos en la vivienda. Sabe que huye de algo o alguien. Sabe que esconde algo.
El policía en él está decidido a protegerla. El hombre a enamorarla.

Se dicen muchas cosas, a veces buenas, a veces malas, de las novelas de Nora Roberts. Pero, ahora mismo, después de leer La testigo, sigo flotando en una nube de la que no me quiero bajar.

Para empezar debo decir (además lo estaba deseando) que me ha encantado esta novela. Encantar es poco, me ha fascinado, emocionado, me ha hecho perder la noción del tiempo y robar minutos para leer unas páginas más, aun cuando sabes que deberías apagar la luz e irte a dormir. Y cuando he cerrado el libro, lo he hecho con una sonrisa, pero luego me ha dado tanta pena... ¿Y ahora qué leo?

El argumento es inquietante, te mantiene en suspenso, te hace recelar, temer por la seguridad de Elizabeth/Abigail. No sé si he llegado a desarrollar cierta paranoia tras leer los primeros capítulos, cuando se nos describe a una adolescente solitaria y retraída presencia dos crímenes y comienza su huida. Pero me he encariñado de Elizabeth, de esa adolescente sin familia ni amigos, y deseaba saber qué le había sucedido en esos años, entre que deja de ser Elizabeth y llega a ese pueblecito en las montañas de Ozark donde conoce al apuesto jefe de policía, Brooks Gleason.
Y claro está, estaba en vilo, expectante por leer la historia de esta pareja a primera vista tan diferente.

Estamos ante de las parejas protagonistas que a mí, particularmente, más me han gustado de Nora Roberts. Son tan diferentes que pese a que sabes que estás leyendo una novela romántica, donde la autora logra hacer encajar todas las piezas, te intriga saber cómo personas tan poco afines, en apariencia, como Brooks y Abigail pueden llegar a ser una pareja y su relación funcionar. No sólo porque hay química.

Porque mientras que Abigail es solitaria, Brooks es un hombre de familia.
Si bien ha pasado los últimos años en Little Rocks, trabajando como policía, cuando su padre sufre un infarto, decide regresar a casa, al lugar donde nació y se crió, donde viven sus padres y sus dos hermanas mayores.
Sigue soltero pero cree en la familia. Sueña con una. De repente nota que quiere algo más que una relación superficial. Y es entonces cuando repara en Abigail o, tal vez, sea a causa de ella.
Como fuere, no ceja en su empeño en conocerla, hablar con ella y ganarse su confianza. Es solitaria, no entabla relación con nadie del pueblo. Es desconfiada y, a sus ojos, vive presa del miedo, con un arma, un perro aterrador y las mayores medidas de seguridad que ha visto en su vida.
Abigail es solitaria, vive casi como una ermitaña, tratando de hacerse invisible hasta que Brooks la pone ante los focos de todo el pueblo con su insistencia, sus besos en mitad de la calle o tomarle la mano en el mercado.

En mi opinión, Abigail/Elizabeth está lejos de esas protagonistas femeninas de Nora Roberts que se caracterizan por su independencia y autosuficiencia. Es cierto que Abigail es autosuficiente, independiente. ¿Cómo no serlo cuando se ha valido por sí misma desde los diecisiete años? ¿Cómo no hacerlo cuando vive huyendo de los Volkov?
Pero es un personaje que a mí me ha parecido muy dulce. Torpe socialmente, sin habilidad para socializar y con un cerebro brillante es, para las que hayáis visto la serie Bones, una especie de doctora Brennan, pero en informática.

La historia de Abigail y Brooks es muy bonita, muy dulce. A mí me ha enternecido leer cómo Abigail, a su manera torpe, trata de adaptarse a la vida de Brooks y cómo él, muy sibilinamente, se va instalando en la de ella y conquistando también a Bert, su intimidante perro.

Pero claro está, Abigail (o Elizabeth) sigue huyendo. Los Volkov siguen siendo un peligro para ella. Y ese halo de suspense tan marcado de los primeros capítulos regresa. Además en ese tranquilo pueblecito en las montañas también suceden hechos. En definitiva que la novela es muy dinámica, hay intriga y personajes de la comunidad que se inmiscuyen en la nueva vida de Abigail y Brooks.

Como dije antes, aún sigo como flotando en las nubes tras leer esta novela. Me ha gustando tanto... Se dice que Nora Roberts ya no escribe novelas como las de antes, que sus últimas carecen de algo, que, tal vez, abuse de las trilogías y esos libros que parecen manuales sobre profesiones. Pero, en mi humilde opinión, La testigo es una magnífica novela donde se cuenta una historia de amor preciosa, donde hay misterios, donde no falta una comunidad con sus vecinos, sus chismes, familia y amigos leales, perros... y ese entorno tan característico de Nora Roberts.
Y todo esto en una novela nueva, ¡no es una de las antiguas!

Puede que siga bajo la euforia de la lectura, pero ahora mismo me parece una de las mejores novelas que he leído de esta autora. De esas que te hacen recordar y redescubrir porqué me gusta la novela romántica. De esas que voy a leer y volver a leer.
Para mí, sin duda, es una novela 10.


6 comentarios:

  1. como podría conseguirlo?? solo lo encuentro en inglés?? gracias por tu blog

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Sólo está en inglés, yo lo he visto en formato papel, ebook y audio. Pero es una novela muy buena, hace un año que se publicó. Confío en que Plaza & Janés no tarde mucho en publicarla en español. Con lo chula que es...
    Gracias a ti por visitar mi blog!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Imagino que aún no está publicado en español, ¿no?... :(

    ResponderEliminar
  4. No mayi, de momento sólo está en inglés. A ver si no tardan en publicarlo en español...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. http://cuidadoquecaebasura.blogspot.com/2013/10/the-witness.html

    ResponderEliminar
  6. Siento que no te haya gustado, Elisa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!