miércoles, 1 de mayo de 2013

Bajo la piel - Pamela Clare

Título original: Skin deep
Novela corta I-Team
Autora: Pamela Clare
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Phoebe
Fecha publicación: Mayo 2013





Probablemente como muchas, tras leer Espósame y conocer la vida de Megan, deseé tener la oportunidad de tener entre mis manos una novela dedicada a ella.
A veces los deseos se hacen realidad, pues ésa es la que nos cuenta Bajo la piel: la historia de Megan Hunter y Nathaniel West.
A ambos se los podría describir como dos personas rotas, pero mientras las cicatrices de Megan están en su interior, fruto de un pasado de adicción y vejaciones, de soledad, prisión y culpabilidad, las de Nathaniel son exteriores y más visibles. Juntos, hallarán el modo de sanar.
O de eso trata esta historia. ¿Lo lograrán?

Megan es la hermana de Marc. Creo que es vital leer antes Espósame para poder entender y comprender al Marc Hunter que nos describe Bajo la piel. Es, ante todo, un hermano muy protector. Algo por lo que, tal vez, su comportamiento podría resultar un tanto excesivo, pero resulta comprensible si sabes por qué es así con Megan. Bueno... en realidad por qué son así todos, pues Julian también se nos presenta como uno de los protectores de Megan. Por eso hay que leer antes Espósame.

Han transcurrido varios años desde que Megan y Marc se reencontraran. La pequeña Emily tiene cuatro años. En este tiempo Megan ha construido una vida más o menos segura, pero ante todo estable para ella y su hija. Tiene un trabajo, una casa y suele colaborar como voluntaria en un centro de acogida. Es allí donde se encuentra con Nathaniel.

Nat es un ex-marine que regresó gravemente herido de Afghanistán. Una explosión acabó con la vida de varios de los hombres de su escuadrón, así como hirió y mutiló a otros. Nat sufrió graves quemaduras que le dejaron marcado parte del rostro y del cuerpo, de cintura para arriba. A su regreso y durante su convalecencia fue abandonado por su prometida. De modo que ahora el amor, e incluso la mera idea de entablar una relación sin ataduras, no forman parte de su vida, a pesar que su padre desea que conozca a mujeres, salga y deje de recluirse en el rancho familiar.

Tras abandonar las Fuerzas Especiales, Nat ayuda a su padre en el trabajo del rancho, especialmente entrenando a los caballos. Regularmente donan carne del ganado que crían a un centro de acogida y es allí donde Nat ve a Megan por primera vez.
Pese a su reticencia a acercarse a una mujer, no puede evitar sentirse atraído por Megan. A sus ojos es tan dulce y hermosa como un ángel. A causa de sus cicatrices teme acercarse a ella, teme su rechazo pero, inconscientemente, la busca.
Una noche es testigo de cómo un hombre trata de atacarla con un arma en su coche, y no sólo lo evita, salvándole la vida, sino que es herido en la pelea. El héroe que hay en él resurge y, desde entonces, comienza a implicarse en la seguridad de Megan y Emily, que enseguida conquista su corazón. Pese a su negativa, pese a que se dice que sólo actúa movido por su instinto como ex-marine, comienza a sentir como despierta a la vida de nuevo … y como hombre.

Megan cree haber dejado atrás el pasado, un pasado que quisiera poder borrar. Pero cuando una noche alguien de ese pasado irrumpe en su tranquila y segura vida, el miedo la domina. Para su sorpresa cuenta con la protección no sólo de Marc y Julian, sino de ese extraño atractivo y marcado por cicatrices que la salva en el aparcamiento. Y por primera vez en su vida siente atracción por un hombre.

Éste es el punto de partida de esta novela.

Cronológicamente, Bajo la piel se sitúa después de Sin salida, pero ante todo, como digo antes, creo que es primordial leer antes Espósame.

Lo cierto es que la historia me ha parecido preciosa. Tanto es así que he estado varios días sintiendo mariposillas en el estómago cada vez que pensaba en la novela. Sí, no es muy extensa, pero tampoco te deja la sensación de ser una historia contada de manera apresurada o innecesaria. Al contrario, es esa novela que deseas leer simplemente porque te cuenta la romántica y conmovedora historia de un ex-marine y una joven ex-reclusa con cicatrices difíciles de curar.
Puede que tampoco parezca a priori una historia muy novedosa, sin embargo, en honor a la verdad, no recuerdo ninguna parecida sobre un ex-marine. Sí, de protagonistas con algún tipo de desfiguración. En cualquier caso, creo que la magia de este novela se encuentra en unir a Megan y Nathaniel.

A Megan ya la conocimos en la novela de Marc y Sophie, supimos de su infancia, su adolescencia y como su adicción a las drogas la llevó a la cárcel. Con un bagaje así, me resultaba bastante inconcebible que diera como resultado una novela tan bonita, sin ese halo sórdido o angustioso que, tal vez, cabría esperar.
Es cierto que la aparición de Donny, el hombre que la introdujo en las drogas, supone una amenaza para ella, pues amenaza no sólo su vida sino también la de Emily. Y el que empiece a sentirse atraída, por primera vez, en un hombre le asusta. Pero Nathaniel, precisamente por su pasado, por el alcance de sus heridas y por el sufrimiento propio que ha padecido, se convierte en su mayor apoyo y en alguien, junto al que poder comenzar de nuevo.

Bajo la piel me ha parecido una novela muy romántica que habla de segundas oportunidades. Segundas oportunidades en el sentido no de retomar una relación de pareja, sino de comenzar una nueva vida. Tanto Megan como Nathaniel cargan con unas terribles cicatrices. Las de Megan están ocultas; algunas de las de Nat también, pero también están las físicas. Juntos pueden encontrar una oportunidad que no esperaban, y que la presencia de Donny amenaza. Como es habitual en esta serie, existe esa vertiente de acción y thriller. No sólo por el pasado y el entrenamiento militar de Nat, sino por todo cuanto rodea al Equipo de investigación, el trabajo de Marc y el Julian.

Además la novela cuenta con un plantel de personajes secundarios de lujo: los ya mencionados Marc y Julian, McBride, Sophie... Tengo que destacar a Jack West, el padre de Nat que me ha parecido un personaje entrañable, cuya presencia siempre actúa como un bálsamo en muchas ocasiones y a la pequeña Emily que con su dulzura y espontaneidad introduce la nota tierna en Bajo la piel. Más tierna aún si cabe. Gran parte de la novela transcurre en el Rancho Cimarron, el rancho de Jack y Nathaniel West, un entorno precioso que da lugar a escenas inolvidables.

Con Bajo la piel he disfrutado de una lectura deliciosa, pues narra una historia romántica que ha logrado tocarme la fibra. No sólo por la relación de Nat y Megan, sino por cómo se conocen, se acercan, cómo cambian las cosas... Al tratarse de una novela corta todo gira en torno a ellos, hay pocas escenas de acción. Las justas que requiere la historia.
En mi opinión la de Megan y Nat es una historia de esas que sin una trama muy enrevesada, única y exclusivamente por sus personajes, logra meterse bajo tu piel.

4 comentarios:

  1. si tuvieras el libro me lo enviarias aqui esta mi email kymmi1994@live.com

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Holaaa!!

    Siento no poder ayudarte. Verás esto es sólo es una crítica u opinión. No es un blog de descargas ni tengo novelas para enviar ni enlaces.

    Pero si te apetece pasar a comentar cualquier novela, ¡estás invitada! Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
  3. amo los libros de Pamela Clare. he leido desde al limite hasta sin salida.. stoi esperando este! jejeje

    ResponderEliminar
  4. Que conste que soy incondicional de Pamela Clare, que me encantan todas sus novelas ¿eh? Pero Bajo la piel es preciosa. No te la pierdas. Es de esas que te dejan en una nube. La única pega que le pongo es que no es una novela corta y, claro, desearías que fuera más extensa. Pero avisada una, ¡¡muy muy bonita!!
    Ya me contarás cuando leas, ¿vale?
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!