Pasión a ciegas - Suzanne Brockmann

sábado, 11 de mayo de 2013

Título original: Night Watch
11º Altos, Oscuros y Peligrosos
Autora: Suzanne Brockmann
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Harlequín
Fecha publicación: 2004





Mientras disfruta de unos días de permiso, Wes Skelly, Navy SEAL del 10º escuadrón, se traslada Los Ángeles para hacer un favor a una amiga, preocupada por la seguridad de su hermana, una conocida actriz de Hollywood. Mientras está en la ciudad, ha aceptado acudir a una cita a ciegas preparada por Melody Evans y su marido, el teniente Harlan Jones.

Wes aborrece las citas a ciegas, pero desde que su hermana Colleen se ha casado con su mejor amigo y compañero Bobby, los Navy SEALs casados parecen querer que también él haga lo mismo. Y Jones y su mujer van más lejos y le preparan una cita.
Brittany Evans es la hermana de Melody y, para su sorpresa, siente una afinidad inmediata hacia ella, una atractiva madre soltera que, al igual que él, no iba predispuesta a que Wes le gustara en lo más mínimo.

Wes lleva años enamorado de la mujer de uno de sus compañeros y amigo, y sólo se ha implicado en relaciones pasajeras, sin futuro. Sin embargo en Britt conoce a alguien chispeante, que trae un rayo de luz a su vida y que parece ver que, en su interior, es más sensible que la imagen que proyecta ante el mundo.

Tras la cena y una serie de acontecimientos, Wes acaba aceptando la invitación de Britt de instalarse en el piso que comparte con su hijo Andy. La idea era pasar una noche allí y, luego, instalarse en un hotel. Pero enseguida se percata qué bien encaja entre Andy y Britt, en ese sencillo apartamento.

Sin embargo, mientras trata de proteger a Amanda Tierney, la hermana de la mujer de la que lleva años enamorado, sin proponérselo, acaba poniendo en peligro la vida de Britt y cuando eso sucede, sabe que hará todo cuanto esté en su mano para mantenerla a salvo.

Pasión a ciegas es, hasta la fecha, la última de las novelas de la saga Altos, Oscuros y peligrosos, protagonizada por un grupo de Navy SEALs pertenecientes al escuadrón 10º.
En esta ocasión, Suzanne Brockmann nos cuenta la historia de Wes Skelly, el hermano de Colleen, al que conocimos en Cerca de la tentación, también, como el mejor amigo y compañero de Bobby Taylor.
Pero, en realidad, conocimos muy superficialmente a Wes y, tal vez, la imagen que pudimos formarnos de él fue un tanto sesgada. Porque más allá de esa aparente distancia que tiene hacia todos, en especial a la hora de entablar relaciones, se esconde un hombre con un gran dolor y sentimiento de culpabilidad.

Sin tratarse de la novela que más me ha gustado de la saga, Pasión a ciegas me ha parecido una buena historia, con una buena trama y con protagonistas carismáticos. Tal vez Wes Skelly no fuera uno de los Navy SEALs que más me llamaran la atención en novelas anteriores. Y, sin ir más lejos, hay que reconocer que en Cerca de la tentación su papel es un poco el de obstaculizar la relación entre Bobby y su hermana, ya que no confiaba en el futuro de esa relación. Pero, tras leer su historia, ha resultado ser un personaje que ocultaba más de lo que parecía y, en el fondo, su vulnerabilidad me ha parecido hasta tierna.

Brittany es una mujer valiente, arrojada, con las ideas muy claras. Trabaja como enfermera. Se casó muy joven y acabó divorciándose a causa de las infidelidades de su marido. Ya soltera, adoptó a Andy, un adolescente de doce años que, en la actualidad es un joven jugador de béisbol de diecinueve años, que promete ser una estrella.
Por experiencias pasadas Britt se ha resignado a estar sola, más que resignado, se ha acostumbrado y aunque, en el fondo, le gustaría compartir su vida con alguien e incluso tener otro hijo, es feliz con lo que hace y tiene.
No cree que pueda surgir nada entre ella y Wes, pese que le atrae, menos aún cuando descubre que él está enamorado de otra mujer.
Pero poco a poco se van haciendo amigos, confidentes y terminan entablando una relación a la que no le auguran un futuro pero... ¿y si sí lo tuviera?

Para mí el punto clave de esta novela, o uno de ellos, es el hecho de que Wes lleve años sintiendo algo por la mujer de uno de sus amigos. Él ha achacado a la imposibilidad de estar junto a la mujer que quiere, el no tener a nadie en su vida. Pero Brittany le hace ver algo más y las lectoras también nos percatamos de ello.

Por otro lado, tal vez el obstáculo mayor que se alza entre Wes y Britt, es el propio Wes. Algo en su pasado le ha cerrado a enamorarse, a formar una familia.

La verdad es que, aunque como digo antes, no se trata de la novela que más me ha gustado, confieso que es una historia más profunda de lo que me parecía a primera vista. Esperaba una historia de acción, entre estrellas de cine y con una buena dosis de suspense. Pero, para mi sorpresa, es una historia que se centra más en los sentimientos de Wes y Britt y que, poco a poco, te va envolviendo.
Me ha sorprendido que, en ocasiones, Britt me ha parecido la más fuerte de los dos. Es la que tiene las ideas más claras. Lo cierto es que me ha gustado su carácter, lo directa que es y me ha gustado como, poco a poco, ha ido consiguiendo que el hermético Wes se abriera.

Es una bonita historia que me ha dejado con una sonrisa en los labios, aunque también hay espacio para tristezas y amargura por diferentes hechos que acontecen. Entre los personajes secundarios me ha gustado especialmente Andy, pues es un joven muy maduro, muy cariñoso y sensato.

En definitiva, Pasión a ciegas es una novela amena, trepidante y romántica con la que he encontrado una lectura agradable e interesante. Al final se habla de otro Navy SEAL del escuadrón 10º que interviene en la novela ayudando a Wes, Rio Rosetti, del que parece ser pudiera haber historia... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!