lunes, 10 de junio de 2013

La duquesa del amor - Sally Mackenzie

Título original: The duchess of love
1º La duquesa del amor
Autora: Sally Mackenzie
Género: Romántica histórica
Editorial: Libros de seda
Fecha publicación: Junio 2013




Venus Collingswood es la hija menor del vicario de Little Huffington. Mientras sus padres y hermana son meticulosos estudiosos de la cultura clásica, Venus prefiere dedicarse a hacer de casamentera. No sin poco éxito. Ha logrado que muchachas simplonas y sin atractivo hayan encontrado a sus almas gemelas. Ahora, su atención está enfocada en su hermana Afrodita que a sus veintitrés años se acerca sin remedio a convertirse en una solterona.

Afrodita es la muchacha más bella que Venus conoce, a sus ojos podría rivalizar con cualquier dama de Londres. Así que cuando se entera de que el duque de Greycliffe ha adelantado su llegada a Little Huffington, acompañado de su primo Lord Valentine, Venus tiene entre ceja y ceja que los dos caballeros -ambos solteros- conozcan a Afrodita. Logrado esto será cuestión de tiempo que uno de ellos caiga rendido ante la deslumbrante belleza de su hermana.

Desgraciadamente ni a sus padres ni a la misma Afrodita les importa ni un ápice la llegada de tan ilustres visitantes. La señora Collingswood, lejos de arrastrar a sus hijas antes las narices de los nobles, como tantas otras madres, está más interesada en la lectura de los clásicos. Al igual que Afrodita, que es un ratón de biblioteca que no despega la nariz de un libro.

Venus se siente frustrada, así que decide dar un paseo con su perro Archie. Sus pasos la conducen hasta el estanque en la propiedad de Greycliffe. Pero puesto que aún no se ha instalado y puesto que al anterior dueño no le molestaba que tomara un baño, decide tomarse uno. Y para evitar mojar se vestido lo hace como Dios la trajo al mundo.

Andrew Valentine, el duque de Greyscliffe, llega a su propiedad en Little Huffington una semana antes de lo previsto, lo que causa un gran revuelo. Primero entre el personal, su ama de llaves le confunde con su primo y él no la saca de su error, deseoso de gozar de unos días de libertad, lejos del yugo de su título. Algo que casi le causa una apoplejía a su primo. En segundo lugar, cuando sale a pasear por el bosque y se tropieza con una muchacha, que cuál ninfa, nada desnuda en su estanque y que también lo confunde con su primo.

La duquesa del amor es una novela corta donde conocemos a una jovencísima Venus Collingswood y a un igualmente joven duque de Greyscliffe: los duques del amor. Será así como se les conozca en el futuro y, concretamente Venus, con el paso de los años no cejará en su empeño de pergeñar el modo de que sus hijos encuentren el amor. Pero eso corresponde a novelas posteriores.
Así que, en otras palabras, La duquesa del amor es la precuela de la saga y no se trata de una novela extensa.
Lo cierto es que la lectura es apenas de bocadito, pero, eso sí, es una historia alocada, irreverente y que, en ocasiones, roza el absurdo. Pero me ha parecido entretenida.

La extensión de la novela no da pie a una trama extensa ni con demasiados giros argumentales. Por el contrario, se concentra en un periodo de tiempo muy breve, unos días, en los que Venus y el duque de Greyscliffe se conocen. Venus trata de que el duque, al que toma por su primo Valentine, la ayude a que Afrodita y Greyscliffe se conozcan y el amor surja.
Pero la charada de Greyscliffe, poco a poco, va tomando dimensiones catastróficas cuando comienza a sentir algo por Venus y ella por él. Más aún cuando entran en escena Afrodita, su primo Valentine y otras damas londinenses, deseosas de cazarlos, de las que han escapado a ese pequeño pueblo.

Lo cierto es que las situaciones que se describen nada tienen que envidiar a una comedia de enredos: encuentros, desencuentros, casualidades y algún que otro embuste propician un malentendido detrás de otro y, por consiguiente, que Venus y Drew deban superar algunos escollos antes de desnudar sus sentimientos.

En mi opinión, La duquesa del amor es una novela divertida, desenfadada que describe escenas un poco absurdas. Pero es parte del carácter de la historia. Es, en otras palabras, su seña.
Pero, reitero, se trata de una novela corta de muy pocos capítulos que no tiene otro cometido que conozcamos a los duques del amor en su juventud y cómo se conocieron.

No es una historia que te emocione ni quieras atesorar como un tesoro, desde luego. A mí me ha divertido. Creo que es nada más que la carta de presentación de la peculiar duquesa del amor. Si la consideras como una historia corta, que es lo que es, creo que es una buena novela. Divertida, rozando el ridículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!