martes, 20 de agosto de 2013

Imagínate - Susan Elizabeth Phillips

Título original: Risen Glory/Just imagine
Autora: Susan Elizabeth Phillips
Género: Romántica histórica (Guerra de Secesión)
Editorial: B de bolsillo/Ediciones b
Año publicación: Septiembre 2013




Con el fin de la guerra de Secesión comienza la reconstrucción de una nación devastada. Los estados de la Unión y los Confederados, vencedores y vencidos, deben convivir bajo una nueva política. La esclavitud ha sido abolida, muchas plantaciones de los estados de Sur arrasadas por el enemigo. Pocas siguen en pie. Entre ellas Risen Glory, perteneciente a la familia Weston hasta que la guerra diera comienzo.

Tras la muerte de Weston, la casa y las tierras pasaron a su segunda esposa que, tras fallecer, legó a su único hijo, al que abandonó cuando apenas contaba con diez años: el Barón Nathaniel Cain, héroe de guerra yanqui.

Katherine Louise Weston, más conocida como Kit, es la única hija del anterior dueño de la plantación. Risen Glory es el único hogar que ha conocido y se resiste a perderla. De modo que abandona Rutheford, en Carolina del Sur y, vestida como un muchacho, llega a Nueva York en busca del Barón Cain. Lo hace dispuesta a acabar con su vida, de ese modo, cree, recuperará lo que legítimamente le pertenece.
Lo que Kit no sabe es que el Barón Cain no sólo es el nuevo dueño de su amada Risen Glory, sino su tutor legal.

Kit logra entrar a trabajar como mozo de cuadra para Cain. Planea acabar con su vida, pero antes debe reunir el valor para apretar el gatillo. Algo que, una vez lo tiene frente a sí, no le resulta tan fácil como creía.
Sin embargo, antes, el Barón descubre que ha heredado una plantación en ruinas en Carolina del Sur, que ha sido nombrado tutor de una muchacha de dieciocho años y que Kit, su nuevo e insolente mozo de cuadras es, en realidad, Katherine Weston.

Descubierta su identidad y sus intenciones hacia Cain, a Kit no le queda otra alternativa que plegarse a las órdenes y caprichos de su tutor que, a cambio de venderle Risen Glory cuando reciba la herencia de su abuela, lo que sucederá al cumplir los veintitres años, deberá convertirse en una dama y, para ello, la obliga a asistir a una estricta escuela de señoritas en Nueva York.

Transcurridos tres años, Kit abandona la escuela dispuesta a recuperar lo que le pertenece, Risen Glory. Pero ante ella tiene a un adversario implacable, el ex-comandante yanqui. Será entonces cuando dará comienzo la más peligrosa de las batallas...

A lo largo de los años las novelas contemporáneas de Susan Elizabeth Phillips han conquistado a un buen número de lectoras, entre las que me incluyo. No obstante, su primera novela publicada fue una novela histórica, ambientada tras el fin de la guerra de Secesión.
Inicialmente se publicó bajo el título de Risen Glory, más tarde fue reeditaba como Just imagine, pero es la misma que llega a España como Imagínate.

Tengo que admitir que aunque si bien es cierto que Susan Elizabeth Phillips es una de mis escritoras preferidas y eso basta para que lea cualquier novela suya, el que perteneciera a un género diferente, la histórica, me desconcertaba un poco. Pero ¡es Susan Elizabeth Phillips! ¡Cómo no leer su novela! Y cómo no hacerlo cuando acontece tras la guerra de Secesión si es una temática que me apasiona.

Desde mi humilde punto de vista, Imagínate es una novela apasionante, romántica y emotiva que te atrapa desde la primera página. Es más semejante a las novelas históricas de la época de los finales de los 70 y comienzos de los 80 que a las novelas contemporáneas de Susan Elizabeth Phillips, pero tiene ese toque mágico, único e irrepetible con el que la autora impregna todas sus historias.

Kit Weston es una heroína de armas tomar que, sinceramente, me ha recordado a las heroínas de las novelas de antaño: beligerantes, apasionadas y un poco imprudentes. Por otra parte cabe reconocer que el Barón Cain también está rodeado del aura oscura, dura y posesiva de los héroes de las novelas históricas antiguas. Pero bajo toda la animadversión entre norte y sur que cubre Imagínate, se esconden los comienzos de las historias, conmovedoras, divertidas y un tanto irreverentes, de esta autora.

Confieso que la historia me ha cautivado desde el comienzo. El carácter fuerte y apasionado de Kit y, también, el de Cain me ha seducido enseguida, la ambientación de una época que me fascina también ha influido, debo admitirlo, pero en conjunto, Imagínate me ha encantado.

Como novela histórica, tal vez, no difiera en demasía de otras que se han publicado ambientadas en este período histórico; tengo que reconocerlo. Pero es una historia preciosa, de amor y odio, de orgullo, redención y nuevos comienzos. Es una historia envuelta en odios raciales que nace de las cenizas de una guerra que, de algún modo, ha dejado derrotados a ambos bandos.

Si algo caracteriza las novelas de Susan Elizabeth Phillips son las preciosas historias secundarias que contienen. Imagínate no es la excepción. Cuenta una conmovedora y desgarradora historia que, reconozco, me ha dejado con los ojos llenos de lágrimas.

Es la de Sophronia, antigua esclava de los Weston, confidente de Kit que ha velado de ella como una hermana. La de ellas es una historia con muchos matices, más compleja de lo que a primera vista parece. Y es, también, la historia de Magnus Owen que luchó en el bando del norte y acabó trabajando para Cain. Al trasladarse el Barón a Carolina del Sur también lo hace Magnus. A una región donde el color de su piel lo señala para algunos como alguien inferior. Pero Magnus es valiente, leal y... está enamorado de la orgullosa y altanera Sophronia. Sólo decir que es una historia inolvidable.

Me han enamorado las dos historias, me han fascinados todos los personajes. Me ha cautivado la ambientación de la novela, pese a que como digo antes, no es que difiera mucho de la de otras novelas de temática parecida. Pero Susan Elizabeth Phillips le imprime el toque de su pluma. Los personajes tienen esos rasgos que, aun en otro entorno y en otra época, los hacen tan únicos y diferentes como son los de esta autora.

Sí, es cierto que, con toda seguridad, no es tan original como en sus novelas contemporáneas, pero bajo un halo más clásico, embozada en el espíritu de las historias de antaño, ha hecho que cerrara el libro con el corazón encogido y una sonrisa.
¡Preciosa historia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!