The next best thing - Kristan Higgins

viernes, 30 de agosto de 2013

Título original: The next best thing
Autora: Kristan Higgins
Género: Romántica contemporánea
Editorial: HQN Harlequín
Fecha publicación: Febrero 2010






Lucy Lang enviudó con apenas veinticuatro años. No sólo perdió al hombre con quien esperaba pasar el resto de su vida, sino que abandonó sus sueños de convertirse en repostera. En lugar de eso, comenzó a trabajar en Bunny, la panadería de las tres hermanas húngaras, regentada por su madre y sus tres tías, a los que se les conoce como Las Viudas "negras". Todas ellas perdieron a sus maridos siendo muy jóvenes. Se dice que una maldición cae sobre las mujeres Black...

Casi seis años después, Lucy aún no ha superado la muerte de Jimmy, pero tras el nacimiento de su sobrina se percata que, más que nada en la vida, desea formar una familia. De modo que decide que ha llegado el momento de volver a salir con hombres, elegir uno con el que casarse y tener hijos.
Lucy no aspira a demasiado. Sólo desea encontrar un hombre agradable, decente, alguien que corte el césped, haga barbacoas y sea un padre cariñoso. Pero, sobre todo, desea que sea un hombre que no despierte en ella pasiones intensas, que no le deje el corazón encogido ni muera joven.

El primer paso, no obstante, será informar a Ethan, su cuñado, mayor apoyo y amigo con beneficios que deben dejar de acostarse juntos.
Ethan es divertido, leal, su mejor amigo desde que se conocieron en la escuela de cocina. Gracias a él conoció a Jimmy. Pero una relación entre ellos sería impensable, no sólo porque es su cuñado, sino porque... ¿y si a Ethan, imprudente y temerario como es, le sucede algo? ¿Y si la maldición de las viudas negras causa la muerte a otro Mirabelli?

A Ethan no le coge demasiado por sorpresa que Lucy quiera tener hijos, pero sí le pilla totalmente desprevenido que ponga fin a su relación. Después de todo, si piensa en casarse y formar una familia, ¿quién mejor que él? Nadie la conoce como él; nadie puede ofrecerle lo mismo que él. Si ella quisiera, se casaría con ella, aún sabiendo que siempre sería la segunda opción.

Tengo que confesar, con el corazón en la mano, que no esperaba que esta novela me emocionara, cautivara y conmoviera como lo ha hecho. No esperaba, en absoluto, que me gustara tanto como lo ha hecho. Tal vez porque la premisa de la que parte: una joven viuda que no quiere volver a enamorarse, pero sí desea un hijo, no invite a soñar con una novela romántica que pueda emocionar. Menos aún al protagonista se le describe como la segunda opción.
Sin embargo ha logrado atraparme de principio a fin, contando una historia preciosa que te deja con el corazón desbocado.

La novela comienza cuando Lucy decide buscar marido. Pero antes de encontrar al hombre con el que formará una familia, Lucy decide que tiene que romper con Ethan. Pero a medida que empieza a tener citas, ninguno de los hombres que conoce o le presentan le atrae lo suficiente. Y, sin percatarse, a todos los compara no sólo con Jimmy, su difunto marido, sino con Ethan. Pero si algo tiene claro Lucy es que entre ella y Ethan sólo puede haber amistad. Sigue siendo su mejor amigo y no quiere perderlo, pero Ethan es demasiado noble y demasiado bueno para que ella ponga su vida en peligro.

Puede que la novela parezca una historia que invita al llanto, pero si bien es cierto que es una novela con una profunda carga emocional que te deja con los sentimientos a flor de piel, también es una novela divertidísima, con la que me he encontrado riendo en voz alta en varias ocasiones.
Puede que el tema de la maldición de las Viudas negras te deje poniendo los ojos en blanco, pero lo cierto es que está contando y desarrollado de tal manera que eres incapaz de seguir leyendo.

Pese a todo The next best thing tiene momentos y escenas para las risas.

Por un lado a causa de las Viudas Negras que, como un aquelarre, van todas a una y constantemente quieren imponer sus ideas. No sólo desaprueban que Lucy quiera volver a casarse, después de todo ninguna de ellos lo ha hecho, sino que permanecen fieles a la memoria de sus difuntos maridos, sino que desean introducir cambios en la panadería. Lucy desea expandir el negocio, añadir una cafetería y vender repostería. Las viudas negras se niegan.
Daisy, la madre de Lucy y Corinne, administra y dirige la panadería; Iris hace los brioches y rosquillas; Rose hornea pasteles y galletas -armas letales que aterrorizan a Lucy- mientras Lucy hace el pan.

Por otro lado, Corinne, la hermana menor de Lucy, que vive temiendo que la maldición de las Viudas negras caiga sobre Chris, su saludable y joven marido, al que atosiga sin descanso, controlando su alimentación, nivel de colesterol, y moderando su ejercicio físico.
También tenemos a los Mirabellis, que siguen llorando la muerte de Jimmy, al que tienen erigido un pequeño altar en el restaurante familiar y son un poco excéntricos.

Y tenemos a Ethan... el protagonista masculino de esta novela. Ethan parece ser siempre la segunda opción para sus padres, pero Lucy ni siquiera lo quiere como segunda opción. ¿O si? Si le diera una oportunidad...

Lo cierto es que Ethan es un personaje que te va conquistando poco a poco. Siempre se nos describe como el cuñado y amigo leal, silencioso y de confianza, como un padre ejemplar y yerno en funciones cariño y atento no sólo con Daisy, sino con Rose e Iris.
Al principio tal vez parezca despreocupado, pero poco a poco nos percatamos que no es más que una fachada. Esconde un corazón enorme y tal vez no sea la segunda opción, sino la mejor opción.

La historia de Ethan y Lucy me parece preciosa, de las más bonitas y conmovedoras que ha escrito Kristan Higgins. Es de esas que te van conquistando poco a poco, que van floreciendo sin que te percates, que envuelta en un halo triste que no incita a creer en finales felices pero a la vez esperanzador y divertido, te muestra una historia de amor en mayúsculas. Una historia donde nada es lo que parece ni Ethan ni Jimmy, que al haber fallecido siempre es considerado como alguien perfecto y sin mácula; ni siquiera Lucy. Es una historia de amor de esas que te conmueven, te dejan con el corazón encogido y los ojos llenos de lágrimas.

Para mí, insisto, es una de las más románticas que ha escrito esta autora. Me he llegado una gran sorpresa, lo admito. No esperaba que la historia pudiera conmoverme ni hacerme reír como lo ha hecho. No sólo por las estrafalarias Viudas negras, por la neurótica Corinne, Marie y Gianni Mirabelli, el pequeño Nicky, la leal Parker o la beligerante Doral-Anne, por el gordinflón gato Mickey, los peculiares primos Stevie y Anne, la misteriosa Grinelda la adivina, el capitán Bob o Jorge.

No es sólo por eso, sino porque es una historia cercana, humana, con personajes un tanto especiales que, con sus rarezas pero su buen corazón, te van conquistando.

Y sobre todo porque la historia de Lucy y Ethan es preciosa, de esas que sé que conservaré en un lugar especial.

4 comentarios:

  1. Madre mía, cuanta reseña !!! De las dos últimas, esta me llama mucho más la atención que la otra, me parece muy interesante toda la trama y con una pastelería por medio...Ummm ! Suena muy dulce !! Besos !!

    ResponderEliminar
  2. Se me acaban las vacaciones y estoy aprovechando al máximo para subir críticas al blog. A ver si a partir de septiembre subo cositas nuevas y diferentes...
    Aunque sé que la contemporánea no es tu género preferido, échale un ojo a esta autora. ¡¡Es genial!!

    Un beso, Vanedis

    ResponderEliminar
  3. alguin podria decirme donde encontrar este libro??? lo he buscado como loca pero en librerias no esta ... un saludo

    ResponderEliminar
  4. En Amazon lo puedes encontrar. Las novelas en inglés suelo comprarlas desde ahí.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!