Blue by you - Rachel Gibson

lunes, 23 de septiembre de 2013

Título original: Blue by you
Autora: Rachel Gibson
novella (novela corta)
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Avon books (ebook)
Fecha publicación: Septiembre 2013





Blue by you es una novela corta que, si bien no ha logrado cautivarme tanto como otras historias de Rachel Gibson lo han logrado, principalmente a causa del reducido número de páginas que la componen, con lo que no propicia que pueda profundizarse demasiado, sí ha conseguido abstraerme y, por un breve periodo de tiempo, trasladarme a la enigmática y supersticiosa Nueva Orleans, donde se reencuentran los protagonistas de este libro.

Blue Butler y Kasper Pennington son descendientes de dos familias de plantadores entre los que, durante años, ha existido una enconada enemistad. Las respectivas abuelas de Blue y Kasper se profesaban un odio mutuo, a causa de rivalidades y envidias. Pese a vivir muy cerca el uno de la otra sus caminos nunca se han cruzado.
Blue se educó en una escuela de señoritas. Recién acababa de graduarse cuando asistió a una barbacoa en casa de su mejor amiga, donde conoció al apuesto Marine Kasper Pennington, hijo y nieto de los odiados Pennington.

La atracción nació al instante, fiera y repentina, entre ambos jóvenes. Pero mientras Kasper no estaba dispuesto a dejar que absurdas rivalidades familiares lo separaran de la joven que había atraído su atención, Blue temía desafiar a su abuela. Pese a todo, finalmente ambos jóvenes se encontraron en secreto, y Blue entregó a Kasper no sólo su virginidad, sino su confiado corazón. Pero al día siguiente Kasper se marchó y no volvieron a verse hasta que, más de veinte años después, se reencuentran.

Tras su divorcio, Blue ha regresado a Dahlilah Hall, la que un día fuera una próspera plantación sureña, convertida ahora en un exitoso negocio turístico. Por su parte, tras años como Marine, Kasper también ha regresado a Nueva Orleans, decidido a remodelar Esterbrook, la que un día fuera la elegante mansión sureña de los Pennington, donde vive con su único familiar vivo: su abuela.

La novela da comienzo con una curiosa y divertida escena; en el cementerio de la familia Toussaint, la anciana Sudie Pennington pide perdón a la difunta Julia Toussaint, la abuela de Blue. 
Poco después, Blue y Kasper se ven de nuevo... y aquella breve y ardiente historia renace.

Tengo cierta debilidad por las novelas de reencuentros; y eso es lo que es Blue by you: la historia del reencuentro de Blue y Kasper. Además, nuevamente, Rachel Gibson nos envuelve con las costumbres y cultura sureñas, en este caso en Nueva Orleans, y en el día a día de una pequeña comunidad.

Sin embargo, y pese a que en ocasiones casi me he sentido como si estuviera leyendo una novela que recrea, en una época más moderna, el entorno inolvidable de Lo que el viento se llevó, el reducido número de páginas ha sido óbice para que no lograra cautivarme como otras de las historias de esta autora.
La historia es bonita, tiene chispa, destila sensualidad y, bajo la superficie, sentimientos más profundos y duraderos de lo que parece a primera vista.

Tanto el lugar donde se desarrolla -en una moderna plantación sureña convertida en punto de peregrinaje de turistas- como sus protagonistas -un curtido Marine que ha abandonado el cuerpo militar para abrir una empresa constructora, y la mujer sureña a la que un día rompió el corazón- me han atrapado página tras página. ¡Lástima que el que no fueran demasiada páginas ha impedido que la novela me provocara ese cosquilleo que las grandes historias de Rachel Gibson me provoca!

No obstante, no me ha parecido una mala novela; al contrario. Blue by you es una bonita y romántica historia de segundas oportunidades; es el reencuentro de un hombre y una mujer de cuarenta años que vuelven a verse tras más de veinte años separados, después de haber construido sus vidas con otras personas, después de un caluroso verano en que compartieron algo que el paso de los años ninguno ha logrado olvidar.

La novela no cuenta con demasiados personajes, algo que tampoco lo permite su extensión. Por un lado tenemos a Blue y a Kasper y, por otro, en un segundo plano a Sudie Pennington. El resto de personajes que se mencionan no tienen presencia ni representan ningún papel en la novela.

Pero, en cualquier caso, pese a las deficiencias que menciono, reconozco que la historia de Blue y Kasper me ha encantado porque la encuentro romántica y sensual. Sí, es cierto que un número mayor de páginas hubiera propiciado una historia más intensa, más profunda y cargada de sentimiento; y, sin duda, una ambientación más minuciosa, pese a que lo cierto es que está bastante definida y, en pocas páginas, nos describe Dahlilah Hall.

¿De las mejores novelas de Rachel Gibson? Ciertamente no, pero para una lectora incondicional como yo, es un pequeño oasis mientras aguardamos por su próxima novela extensa.

Seducir a Lady X - Julia London

jueves, 12 de septiembre de 2013

Título original: The seduction of Lady X
3º Los secretos de Hadley Green
Autora: Julia London
Género: Romántica histórica
Editorial: Esencia
Fecha de publicación: Septiembre 2013




A diferencia de las anteriores novelas que componen la serie Los Secretos de Hadley Green, Seducir a Lady X cambia de escenario a la villa de Everdon, donde residen Lord y Lady Carey.
Olivia ha soportado seis años de matrimonio con Edward Carey, un hombre alcohólico y violento que la trata de un modo vejatorio y que se casó con ella para tener un heredero.

Harrison Tolly, el administrador de las propiedades de la familia Carey, es el único aliado que Olivia ha encontrado. A él le une una amistad muy especial, teniendo en cuenta que ella es una dama y él un humilde administrador, e hijo ilegítimo. Y teniendo en cuenta que está enamorado en secreto de ella desde el primer día que la vio.

Cuando Harrison descubre que Alexa Hastings, la hermana menor de Olivia, está embarazada, se ofrece a casarse con ella para protegerla del escarnio social y salvar el honor de la familia. Sabe que la mujer de quien está enamorado es inalcanzable para él y, resignado, desea proteger al niño inocente para evitar que sufra su mismo destino.

La llegada de una misiva de Lady Eberlin, la antigua heredera de la fortuna Ashwood, desvelándole que él, el hijo ilegítimo del difunto Lord Ashwood, es el heredero del título de Conde, propiedades y fortuna atadas al mismo, lo deja en estado de estupor. Nunca conoció a su padre, si acaso lo vio de lejos cuando visitaba a su madre.

En un principio Harrison rechaza la herencia, no desea nada del padre que nunca lo reconoció ni tuvo un atisbo de cariño ni bondad hacia él. Por otra parte, no quiere abandonar Everdon, ni alejarse de Olivia, su misteriosa Lady X, tal como la han apodado quienes son conocedores de que el administrador de los Carey está enamorado una desconocida dama de la que nadie sabe su identidad.

A diferencia de las dos anteriores novelas, Seducir a Lady X no gira alrededor del misterio que rodea a las joyas. De hecho, durante una gran parte de la novela ni siquiera se mencionan y, no es hasta el final, cuando Lady Eberlin trata de descubrir el misterio que las rodea, como descubrimos qué sucedió con las joyas que causaron la muerte del padre de Lord Eberlin.

Debo empezar diciendo que si bien esperaba con ansia esta novela y, finalmente, he disfrutado leyéndola -creo que es una bonita historia- no ha llegado a cautivarme como lo hicieran las dos anteriores.

Seducir a Lady X cuenta la historia de una amor imposible, el de Olivia, casada con el despótico marqués de Carey, y el leal y apuesto administrador Harrison Tolly. Pero Harrison termina por ser el heredero de Ashwood. Sin embargo, aunque pudiera parecer la solución a sus dilemas, no es así. Al fin y al cabo ni el título ni el dinero que lo acompaña puede comprar un futuro junto a la mujer que ama, una mujer casada. Eso, sin obviar, que él mismo se ha comprometido con la joven y caprichosa Alexa.

Julia London nos envuelve en una historia que oscila entre un amor sustentado en miradas, sonrisas, gestos y los pequeños detalles que nutren el corazón de una mujer, atrapada en un matrimonio infernal, y el de un hombre, paciente y demasiado honrado, para olvidar sus principios y las normas sociales y luchar por su Lady X.

La novela me ha parecido bonita, romántica. En ocasiones, tal vez, demasiado teñida de desesperanza, como si la autora no deseara dejarnos creer que existía un final feliz para Olivia y Harrison. ¿Cómo superar los escollos que los separan: un marido violento y cruel y una hermana embarazada cuyo destino es el escarnio social?

Pese a ese aura triste que envuelve en gran parte a la novela, no puedo sino reconocer que me parece una conmovedora historia.
El matrimonio de Olivia y el marqués de Carey ha sido un infierno para ella. La autora nos ahorra muchos detalles escabrosos y describe, casi de puntillas, algunas escenas realmente desagradables. Tal vez para evitar ahogarnos en una historia deprimente y sin futuro. Tal vez porque, al fin y al cabo, tampoco era necesario.

Olivia representa a la jovencita a quien educaron para hacer un buen matrimonio con un hombre de título, dinero y buena posición. Cuando se casó con Edward Carey no lo hizo enamorada, sino porque era para lo que había sido educada. El que Edward fuera joven y bastante apuesto no hizo sino adornar un enlace que parecía perfecto. Pero poco a poco fue descubriendo con qué clase de hombre se había casado y sus sueños de formar una familia fueron diluyéndose en una bruma de angustia y soledad. Sólo su amistad, su complicidad con Harrison arroja un rayo de luz a su existencia.

Harrison representa al hijo ilegítimo de un conde que nunca se ocupó ni económica ni emocionalmente de él. El ser señalado como bastardo le cerró las puertas de una sociedad que no lo acogió en su seno. Con esfuerzo y sacrificio logró convertirse en administrador y gracias a ello ha tenido una vida honrada y vivir sin penurias. Sólo le falta el amor, un amor que no parece destinado a concedérsele... ¿o sí?

Como digo, creo que pese a que a menudo impera la desesperanza, Seducir a Lady X es una bonita novela. Desde mi punto de vista la imposibilidad de solucionar los problemas que separan a Olivia y Harrison es, sobre todo, a causa de seguir las convenciones sociales y evitar el escándalo, con lo que no he podido desprenderme de la sensación de que sacrifican su felicidad por el qué dirán: por Alexa, egoísta y caprichosa, por no ser censurados por una sociedad para la que no son nada.

Pero, evidentemente, si no existieran estos contratiempos, estos dilemas éticos, no existiría ningún obstáculo durante la mitad de la novela. Y sin problemas no hay intriga, y sin barreras a superar, el final feliz sabe menos dulce.

Pese a todo y a que como digo antes no es la novela que más me ha gustado hasta la fecha de Los Secretos de Hadley Green, creo que cuenta una romántica historia. Me ha gustado cómo fluye la relación entre Olivia y Harrison, pero en contrapartida, debo admitir que la historia de Alexa me ha parecido un tanto apresurada.

Somebody to love - Kristan Higgins

domingo, 8 de septiembre de 2013

Título original: Somebody to love
Serie Gideon's Cove
Kristan Higgins
Género: Romántica contemporánea
Editorial: HQN Harlequin
Fecha publicación: Abril 2012






Somebody to love nos transporta de nuevo a Gideon's Cove, en la costa de Maine, el enclave donde acontece la novela Tirando del anzuelo. En esta ocasión lo hace de la mano de Parker Welles, a quien conocimos en The next best thing, como la madre de Nicky, el hijo de Ethan, y la leal amiga de Lucy.

Cuando su padre es detenido y encarcelado por uso ilícito de información financiera, Parker descubre que la mansión donde vive ha sido embargada, así como su fideicomiso y el de Nicky. La única propiedad que James Cahill, el abogado de su padre, logra salvar es una pequeña casa en Gideon's Cove -que la joven desconocía poseía- que heredó a través de su abuela materna. Así que aprovechando que Nicky pasa las vacaciones con Ethan y Lucy, Parker decide mudarse a Caine para reformar la casa, venderla y obtener así dinero para adquirir una nueva.

Al llegar descubre que la casa está en pésimas condiciones y, por primera vez en su vida, Parker tiene que aprender a ganarse la vida. Su trabajo como escritora de libros infantiles, pese al gran éxito cosechado, no le ha reportado ningún ingreso, pues lo ha donado íntegramente a organizaciones por la defensa de los derechos infantiles. Aun no ha encontrado la inspiración para una nueva novela, así que, mientras tanto, se centra en reformar la casa y encontrar el modo de mantenerse ella y a su hijo.

Para su sorpresa cuenta con la ayuda James Cahill, uno de los abogados personales de su padre, al que nunca ha tratado demasiado bien, al considerarlo un subordinado servil y al que en todo momento trata de ridiculizar.
Pero James resulta ser de más ayuda de la que esperaba.

Durante su infancia James pasó algunas vacaciones en Gideon's Cove, donde vive su tío. Tras el ingreso en prisión de Welles, James se ha quedado sin trabajo y mientras encuentra uno nuevo y sopesa opciones, se traslada a la costa de Maine y ofrece su ayuda a Parker. Parker cree que James cobra por restaurar la casa, pero lo cierto es que no es así, lo hace por deseo propio. James proviene de una familia humilde de trabajadores. Antes de ser abogado trabajó en la construcción, así que se siente cómodo en ese medio.

En el pasado, Parker y James mantuvieron un breve romance que terminó casi antes de comenzar. James sigue enamorado de ella, pese a que lo oculta y procura que ella no lo note, mientras Parker lo trata con frialdad y distancia. En él ve la imagen de su padre y, además, el hecho de que sea cinco años menor que ella tampoco facilita las cosas. Cada uno trata al otro con reservas y desconfianza, a causa del pasado e ideas tal vez un tanto equivocadas.

En esta novela Kristan Higgins nos lleva de regreso a aquel pintoresco y acogedor pueblo en la costa de Maine, Gideon's Cove, donde conocimos la preciosa historia de Maggie y Malone. Así que nos reencontramos con los personajes de dicha novela, que se convierten en amigos y conocidos de Parker y James.
La novela transcurre durante el verano que Parker y James pasan en Gideon's Cove, remodelando la casa y tratando de desentretejer sus sentimientos, el verano en que Maggie y Malone se comprometen y deciden casarse.

No puedo sino decir, otra vez, que estamos ante una novela preciosa. Confieso que la de Lucy y Ethan por un lado, y la de Maggie y Malone, por otro me han calado un poco más. De hecho son dos de mis novelas preferidas de Kristan Higgins. Pero la de Parker, la niña rica que debe aprender a ganarse la vida que escribe por mera diversión, y la del leal y protector James me ha enamorado.
Especialmente a causa de James, que bajo esa apariencia un poco estirada esconde a un auténtico príncipe azul. Sin embargo Parker nos sorprende porque muestra otra cara diferente a la que conocimos en The next best thing.

Me ha sorprendido el cambio experimentado por Parker. Siempre tan madura y coherente mediando, en ocasiones, entre Ethan y Lucy, instando a su amiga a dejarse llevar por sus sentimientos sin prestar atención al miedo, en su propia historia, a veces, ha pecado de hacer justamente eso. Por otra parte ahí radica la magia y la intriga de su novela. ¿Superará su temor, sus prejuicios por la diferencia de edad con James y el dolor por el rechazo de su padre?

Confieso que a mí el personaje que me ha cautivado es James. Bondadoso, leal, trabajador, un buen hermano y siempre sin procurar destacar ni llamar la atención. Es de esos personajes que casi parecen fundirse entre las sombras, pero que, una vez reparas en ellos, te enamoran. Un poco lo que le sucede a Parker.

Desde mi punto de vista Somebody to love es una preciosa novela de crecimiento personal, de volver a empezar, de aprender de errores pasados, pero también, en el caso de James, de redención y, por supuesto, es una romántica y conmovedora historia que te llega al corazón. Es una historia donde Parker descubre que James no es el hombre servil ni una versión más joven de su ambicioso padre, ni Parker es siempre la “princesa” que James ha observado de lejos durante años.

En sus páginas encontramos también lugar para la sonrisa con las peripecias con la perrita de Parker, la prima Lavinia o cómo Parker comienza a trabajar en la floristería. Quiero dedicar unas palabras al pasado de James, a la difícil relación que mantiene con su familia y en especial al vínculo tan bonito que tiene con su hermana Mary Elizabeth.

¡Y cómo no! Ha sido maravilloso volver a encontrar a Maggie y Malone, preparando su boda, cuyos caminos se cruzan con los de Parker y James en las calles y la cafetería, o al pequeño Nicky. Saber qué es de la vida de Chantal y Jonas, de Christie... y de los diferentes personajes que viven en Gideon's Cove.
Y conocer a nuevos personajes como la prima Lavinia o Althea, la madre de Parker.

¿Qué más puedo añadir? Que esta autora tiene una habilidad especial para lograr que novelas y personajes sencillos y peculiares se ganen tu corazón y que te emociones con la bonita historia de amor que cuenta.


Y llegó septiembre...

domingo, 1 de septiembre de 2013




Pasamos la página de agosto en el calendario para dar paso a la de septiembre.
El verano no se acaba aún, pero llega la época de regresar a esa rutina abandonada en verano, de retomar proyectos y, también, de poner en marcha nuevos.

Confieso que aunque apuro mis últimos días de vacaciones, lo hago con muchas ideas, sueños y planes en mente.
Algunos afectan a este blog, mi rincón personal para hablar de libros, pero un lugar que deseo convertir en mi cuaderno para escribir y escribir. ¿Sobre qué? Pues creo que un poco de todo.

Entre mis propósitos está escribir esas ocho críticas que me quedan para alcanzar la cifra, perfecta y redonda, de 500. Algo que me he propuesto conseguir este mes.
Además, tras un mes de mucho lectura y relectura, retomo con mucho entusiasmo la escritura de una novela durante mucho tiempo aparcada, pero lo hago con la cabeza llena de ideas y el corazón rebosante de emociones, que me esforzaré y espero lograr plasmar en mis palabras. 
Estoy impaciente...
Y, además, estoy impaciente por leer las nuevas novelas de algunas de mis autoras favoritas,  pero también otras que aún estoy por descubrir...

Así que básicamente tengo dos propósitos relacionados con la novela romántica y los libros en general, estoy ávida por leer y escribir mucho.

Porque a pesar de que las vacaciones se acaben para muchos, nos queda ese mundo mágico y al acceso de todos que nos ofrece solaz y soñar despiertas: los libros.


¡Feliz septiembre! Y felices lecturas...

* imagen de la web www.bancodeimagenesgratis.com