Seducir a Lady X - Julia London

jueves, 12 de septiembre de 2013

Título original: The seduction of Lady X
3º Los secretos de Hadley Green
Autora: Julia London
Género: Romántica histórica
Editorial: Esencia
Fecha de publicación: Septiembre 2013




A diferencia de las anteriores novelas que componen la serie Los Secretos de Hadley Green, Seducir a Lady X cambia de escenario a la villa de Everdon, donde residen Lord y Lady Carey.
Olivia ha soportado seis años de matrimonio con Edward Carey, un hombre alcohólico y violento que la trata de un modo vejatorio y que se casó con ella para tener un heredero.

Harrison Tolly, el administrador de las propiedades de la familia Carey, es el único aliado que Olivia ha encontrado. A él le une una amistad muy especial, teniendo en cuenta que ella es una dama y él un humilde administrador, e hijo ilegítimo. Y teniendo en cuenta que está enamorado en secreto de ella desde el primer día que la vio.

Cuando Harrison descubre que Alexa Hastings, la hermana menor de Olivia, está embarazada, se ofrece a casarse con ella para protegerla del escarnio social y salvar el honor de la familia. Sabe que la mujer de quien está enamorado es inalcanzable para él y, resignado, desea proteger al niño inocente para evitar que sufra su mismo destino.

La llegada de una misiva de Lady Eberlin, la antigua heredera de la fortuna Ashwood, desvelándole que él, el hijo ilegítimo del difunto Lord Ashwood, es el heredero del título de Conde, propiedades y fortuna atadas al mismo, lo deja en estado de estupor. Nunca conoció a su padre, si acaso lo vio de lejos cuando visitaba a su madre.

En un principio Harrison rechaza la herencia, no desea nada del padre que nunca lo reconoció ni tuvo un atisbo de cariño ni bondad hacia él. Por otra parte, no quiere abandonar Everdon, ni alejarse de Olivia, su misteriosa Lady X, tal como la han apodado quienes son conocedores de que el administrador de los Carey está enamorado una desconocida dama de la que nadie sabe su identidad.

A diferencia de las dos anteriores novelas, Seducir a Lady X no gira alrededor del misterio que rodea a las joyas. De hecho, durante una gran parte de la novela ni siquiera se mencionan y, no es hasta el final, cuando Lady Eberlin trata de descubrir el misterio que las rodea, como descubrimos qué sucedió con las joyas que causaron la muerte del padre de Lord Eberlin.

Debo empezar diciendo que si bien esperaba con ansia esta novela y, finalmente, he disfrutado leyéndola -creo que es una bonita historia- no ha llegado a cautivarme como lo hicieran las dos anteriores.

Seducir a Lady X cuenta la historia de una amor imposible, el de Olivia, casada con el despótico marqués de Carey, y el leal y apuesto administrador Harrison Tolly. Pero Harrison termina por ser el heredero de Ashwood. Sin embargo, aunque pudiera parecer la solución a sus dilemas, no es así. Al fin y al cabo ni el título ni el dinero que lo acompaña puede comprar un futuro junto a la mujer que ama, una mujer casada. Eso, sin obviar, que él mismo se ha comprometido con la joven y caprichosa Alexa.

Julia London nos envuelve en una historia que oscila entre un amor sustentado en miradas, sonrisas, gestos y los pequeños detalles que nutren el corazón de una mujer, atrapada en un matrimonio infernal, y el de un hombre, paciente y demasiado honrado, para olvidar sus principios y las normas sociales y luchar por su Lady X.

La novela me ha parecido bonita, romántica. En ocasiones, tal vez, demasiado teñida de desesperanza, como si la autora no deseara dejarnos creer que existía un final feliz para Olivia y Harrison. ¿Cómo superar los escollos que los separan: un marido violento y cruel y una hermana embarazada cuyo destino es el escarnio social?

Pese a ese aura triste que envuelve en gran parte a la novela, no puedo sino reconocer que me parece una conmovedora historia.
El matrimonio de Olivia y el marqués de Carey ha sido un infierno para ella. La autora nos ahorra muchos detalles escabrosos y describe, casi de puntillas, algunas escenas realmente desagradables. Tal vez para evitar ahogarnos en una historia deprimente y sin futuro. Tal vez porque, al fin y al cabo, tampoco era necesario.

Olivia representa a la jovencita a quien educaron para hacer un buen matrimonio con un hombre de título, dinero y buena posición. Cuando se casó con Edward Carey no lo hizo enamorada, sino porque era para lo que había sido educada. El que Edward fuera joven y bastante apuesto no hizo sino adornar un enlace que parecía perfecto. Pero poco a poco fue descubriendo con qué clase de hombre se había casado y sus sueños de formar una familia fueron diluyéndose en una bruma de angustia y soledad. Sólo su amistad, su complicidad con Harrison arroja un rayo de luz a su existencia.

Harrison representa al hijo ilegítimo de un conde que nunca se ocupó ni económica ni emocionalmente de él. El ser señalado como bastardo le cerró las puertas de una sociedad que no lo acogió en su seno. Con esfuerzo y sacrificio logró convertirse en administrador y gracias a ello ha tenido una vida honrada y vivir sin penurias. Sólo le falta el amor, un amor que no parece destinado a concedérsele... ¿o sí?

Como digo, creo que pese a que a menudo impera la desesperanza, Seducir a Lady X es una bonita novela. Desde mi punto de vista la imposibilidad de solucionar los problemas que separan a Olivia y Harrison es, sobre todo, a causa de seguir las convenciones sociales y evitar el escándalo, con lo que no he podido desprenderme de la sensación de que sacrifican su felicidad por el qué dirán: por Alexa, egoísta y caprichosa, por no ser censurados por una sociedad para la que no son nada.

Pero, evidentemente, si no existieran estos contratiempos, estos dilemas éticos, no existiría ningún obstáculo durante la mitad de la novela. Y sin problemas no hay intriga, y sin barreras a superar, el final feliz sabe menos dulce.

Pese a todo y a que como digo antes no es la novela que más me ha gustado hasta la fecha de Los Secretos de Hadley Green, creo que cuenta una romántica historia. Me ha gustado cómo fluye la relación entre Olivia y Harrison, pero en contrapartida, debo admitir que la historia de Alexa me ha parecido un tanto apresurada.

4 comentarios:

  1. Me atrae la historia aunque, ¿sabes que si la puedo leer de forma independiente o es recomendable seguir la serie? Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Bibliosil! De las tres que han publicado creo que es la que menos relación guarda con las otras dos. Como comento en la crítica, el tema que las une casi desaparece, así que creo que puedes leerla perfectamente sin haber leído las otras. Es casi como una novela independiente.
    ¡A ver si te gusta!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Supongo que es inevitable que, entre los libros de una serie, alguno nos guste siempre menos que otros, supongo que esta en concreto, le ha tocado ese honor a este libro. No obstante, gracias por la reseña...Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por leerla y comentarla, Vanedis!
      A mí no es el que más me ha gustado, lo reconozco, pero no me ha parecido mala... a ver qué tal está la próxima. Esta saga, de momento, me gusta.
      un abrazo

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!