Somebody to love - Kristan Higgins

domingo, 8 de septiembre de 2013

Título original: Somebody to love
Serie Gideon's Cove
Kristan Higgins
Género: Romántica contemporánea
Editorial: HQN Harlequin
Fecha publicación: Abril 2012






Somebody to love nos transporta de nuevo a Gideon's Cove, en la costa de Maine, el enclave donde acontece la novela Tirando del anzuelo. En esta ocasión lo hace de la mano de Parker Welles, a quien conocimos en The next best thing, como la madre de Nicky, el hijo de Ethan, y la leal amiga de Lucy.

Cuando su padre es detenido y encarcelado por uso ilícito de información financiera, Parker descubre que la mansión donde vive ha sido embargada, así como su fideicomiso y el de Nicky. La única propiedad que James Cahill, el abogado de su padre, logra salvar es una pequeña casa en Gideon's Cove -que la joven desconocía poseía- que heredó a través de su abuela materna. Así que aprovechando que Nicky pasa las vacaciones con Ethan y Lucy, Parker decide mudarse a Caine para reformar la casa, venderla y obtener así dinero para adquirir una nueva.

Al llegar descubre que la casa está en pésimas condiciones y, por primera vez en su vida, Parker tiene que aprender a ganarse la vida. Su trabajo como escritora de libros infantiles, pese al gran éxito cosechado, no le ha reportado ningún ingreso, pues lo ha donado íntegramente a organizaciones por la defensa de los derechos infantiles. Aun no ha encontrado la inspiración para una nueva novela, así que, mientras tanto, se centra en reformar la casa y encontrar el modo de mantenerse ella y a su hijo.

Para su sorpresa cuenta con la ayuda James Cahill, uno de los abogados personales de su padre, al que nunca ha tratado demasiado bien, al considerarlo un subordinado servil y al que en todo momento trata de ridiculizar.
Pero James resulta ser de más ayuda de la que esperaba.

Durante su infancia James pasó algunas vacaciones en Gideon's Cove, donde vive su tío. Tras el ingreso en prisión de Welles, James se ha quedado sin trabajo y mientras encuentra uno nuevo y sopesa opciones, se traslada a la costa de Maine y ofrece su ayuda a Parker. Parker cree que James cobra por restaurar la casa, pero lo cierto es que no es así, lo hace por deseo propio. James proviene de una familia humilde de trabajadores. Antes de ser abogado trabajó en la construcción, así que se siente cómodo en ese medio.

En el pasado, Parker y James mantuvieron un breve romance que terminó casi antes de comenzar. James sigue enamorado de ella, pese a que lo oculta y procura que ella no lo note, mientras Parker lo trata con frialdad y distancia. En él ve la imagen de su padre y, además, el hecho de que sea cinco años menor que ella tampoco facilita las cosas. Cada uno trata al otro con reservas y desconfianza, a causa del pasado e ideas tal vez un tanto equivocadas.

En esta novela Kristan Higgins nos lleva de regreso a aquel pintoresco y acogedor pueblo en la costa de Maine, Gideon's Cove, donde conocimos la preciosa historia de Maggie y Malone. Así que nos reencontramos con los personajes de dicha novela, que se convierten en amigos y conocidos de Parker y James.
La novela transcurre durante el verano que Parker y James pasan en Gideon's Cove, remodelando la casa y tratando de desentretejer sus sentimientos, el verano en que Maggie y Malone se comprometen y deciden casarse.

No puedo sino decir, otra vez, que estamos ante una novela preciosa. Confieso que la de Lucy y Ethan por un lado, y la de Maggie y Malone, por otro me han calado un poco más. De hecho son dos de mis novelas preferidas de Kristan Higgins. Pero la de Parker, la niña rica que debe aprender a ganarse la vida que escribe por mera diversión, y la del leal y protector James me ha enamorado.
Especialmente a causa de James, que bajo esa apariencia un poco estirada esconde a un auténtico príncipe azul. Sin embargo Parker nos sorprende porque muestra otra cara diferente a la que conocimos en The next best thing.

Me ha sorprendido el cambio experimentado por Parker. Siempre tan madura y coherente mediando, en ocasiones, entre Ethan y Lucy, instando a su amiga a dejarse llevar por sus sentimientos sin prestar atención al miedo, en su propia historia, a veces, ha pecado de hacer justamente eso. Por otra parte ahí radica la magia y la intriga de su novela. ¿Superará su temor, sus prejuicios por la diferencia de edad con James y el dolor por el rechazo de su padre?

Confieso que a mí el personaje que me ha cautivado es James. Bondadoso, leal, trabajador, un buen hermano y siempre sin procurar destacar ni llamar la atención. Es de esos personajes que casi parecen fundirse entre las sombras, pero que, una vez reparas en ellos, te enamoran. Un poco lo que le sucede a Parker.

Desde mi punto de vista Somebody to love es una preciosa novela de crecimiento personal, de volver a empezar, de aprender de errores pasados, pero también, en el caso de James, de redención y, por supuesto, es una romántica y conmovedora historia que te llega al corazón. Es una historia donde Parker descubre que James no es el hombre servil ni una versión más joven de su ambicioso padre, ni Parker es siempre la “princesa” que James ha observado de lejos durante años.

En sus páginas encontramos también lugar para la sonrisa con las peripecias con la perrita de Parker, la prima Lavinia o cómo Parker comienza a trabajar en la floristería. Quiero dedicar unas palabras al pasado de James, a la difícil relación que mantiene con su familia y en especial al vínculo tan bonito que tiene con su hermana Mary Elizabeth.

¡Y cómo no! Ha sido maravilloso volver a encontrar a Maggie y Malone, preparando su boda, cuyos caminos se cruzan con los de Parker y James en las calles y la cafetería, o al pequeño Nicky. Saber qué es de la vida de Chantal y Jonas, de Christie... y de los diferentes personajes que viven en Gideon's Cove.
Y conocer a nuevos personajes como la prima Lavinia o Althea, la madre de Parker.

¿Qué más puedo añadir? Que esta autora tiene una habilidad especial para lograr que novelas y personajes sencillos y peculiares se ganen tu corazón y que te emociones con la bonita historia de amor que cuenta.


2 comentarios:

  1. Gracias por esta nueva reseña, no había oído nada antes de esta autora y entiendo que este libro forma parte de una serie. Parece una historia muy dulce y delicada, me alegro de que la hayas disfrutado. Tema aparte, ¿has cambiado la configuración del blog ? Lo digo porque desde mi ordenador no se acaban de leer todos los caracteres del margen derecho....Besotes !

    ResponderEliminar
  2. No sé si se la considera serie o no, pero sí tiene relación con otras dos novelas. Kristan Higgins está relacionando entre sí diferentes novelas y personajes, algo que a mí me encanta. En este caso, quiero decir.
    No he cambiado la configuración del blog. Ayer me pasaba lo mismo que a ti pero no tuve tiempo en todo el día de mirar el blog. Ahora ya lo veo bien, tal vez fuera algo de la plantilla o blogger. Tocar no he tocado nada.
    ¡Tengo que pasarme por tu blog! Debes estar ya de vacaciones... qué envidia.
    Un beso, Vanedis

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!