domingo, 20 de octubre de 2013

Just the sexiest man alive - Julie James

Título original: Just the sexiest man alive
Autora: Julie James
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Berkley
Fecha publicación: Octubre 2008





Taylor Donovan es una joven abogada de Chicago que se traslada, temporalmente, a Los Ángeles para trabajar en un caso. A pesar de que el juicio al que se enfrenta, un caso sobre acoso sexual, le mantiene muy ocupada, recibe presiones del bufete en el que trabaja para que encuentre tiempo para asesorar en temas legales al actor mimado de Hollywood Jason Andrews, quien en su próxima película va a interpretar a un abogado y busca asesoramiento profesional.

A Taylor no le hace la menor gracia el encargo, pero finalmente no le queda otra opción que acceder. Tras varias encuentros que no llegan a producirse, pues la gran estrella hollywoodiense no se presenta, Taylor conoce a Jason Andrews, al que apodan “el hombre más sexy del mundo”.

Cuando Jason se digna a acudir a la reunión con Taylor, para su sorpresa, se siente inmediatamente intrigado por la abogada ante él, quien, por increíble que parezca, no cae rendida ante sus encantos como el resto de mujeres sobre la faz de la tierra.
Jason comienza a desplegar sus armas de seducción, pero Taylor resiste el embate una vez, y otra... y otra.

Puede que Just the sexiest man alive no ofrezca un tema ni una historia jamás contada, pero des de mi punto de vista sí tiene algo que la hace diferente y, sobre todo, muy ingeniosa. Pero ingeniosa de verdad.

Una de las bazas con las que juega Julie James es que la historia está ambientada en un bufete de abogados, siendo la propia autora abogada y habiendo ejercido esta profesión durante años, conoce muy bien los entresijos de la abogacía. Creo que eso queda muy patente no sólo por las cuestiones legales, sino por la descripción de juicios y la rutina en un bufete de abogados. Pero no sólo de leyes viven estos personajes, como queda patente cuando entra en escena Jason Andrews, la gran estrella del celuloide y, según algunas revistas, el hombre más sexy del mundo. Y así se entrelazan abogacía y las estrellas de Hollywood.

¿El resultado? Una novela fantástica.

La trama es divertida, sencilla hasta el punto de ser muy simple (¡puede ser!), pero hacía mucho pero mucho tiempo que no cogía un libro y no era capaz de soltarlo, de estar despierta hasta las tantas de la madrugada para arañar unas páginas más aunque el precio sean unas ojeras enormes al día siguiente.
Está muy bien escrita, desarrollada y hilvanada con brillantes diálogos y apasionantes discusiones. Porque sí, y ése es otro de los puntos para mí fuertes de esta novela, la pareja protagonista no se soporta. Lo que, indudablemente, da lugar a discusiones, pullas y en definitiva los tiras y afloja que -al menos yo- espero encontrar en una novela romántica y me hacen disfrutar enormemente.

¿Tensión sexual? Sí, la hay a raudales pero a diferencia de tantas y tantas novelas, eso no se traduce en escenas de sexo. Tal vez para muchas lectoras ése es el punto débil de esta novela: las escenas de sexo no abundan en este libro. Detalladas ni siquiera las hay. ¿Pero sabéis qué? Que no me importa en absoluto porque cuando estoy tan absorta en una historia tan buena, hilarante y ágil de leer no noto en falta esas escenas. Sí, se supone que son el punto álgido de la historia pero en este caso, para mí, el punto álgido que esperaba era la próxima diatriba verbal entre Taylor, la abogada de lengua afilada, y Jason, el guapísimo actor con piquito de oro. Y, ¡cómo no!, el momento en que esa tensión latente estallara. Ya se dice que la línea entre el amor y el odio es muy delgada y Julie James juega de maravilla con ello.

Por otro lado y una de las cuestiones más importantes que tiene la novela es que entre la pareja protagonista existe una química que traspasa el papel. Pero esa química se exterioriza en las pullas que se lanzan, en los diálogos que son realmente buenos (magistrales los describiría yo) y en miradas y gestos que al fin, inevitablemente, los delatan. Es decir en eso detalles que no pasan desapercibidos para lectoras con los sentidos en alerta.

Además la novela cuenta con otros personajes, quizá no muchos, pero al menos los suficientes, para acompañar a Taylor y Jason en sus reiteradas discusiones y encontronazos: Kate y Val, las amigas de Taylor, Jeremy, el leal amigo de Jason, el resto de abogados del bufete, el agente, incluso un ex-novio que no es que sea relevante pero tiene su papel... Todos ellos ocupan el lugar que corresponde en la que es una comedia romántica chispeante y muy muy divertida.

En definitiva en Just the sexiest man alive he descubierto una historia sencilla, sin pretensiones, que demuestra que sencillez no es sinónimo de aburrimiento, que con unos protagonistas de personalidades fuertes, carisma y una buena dosis de humor son capaces de contar una historia de amor que te haga sonreír y disfrutar como pocas. Además, y tengo que repetir que para mí es una de las bazas más geniales de este libro, los diálogos son muy buenos, agudos e insidiosos, directos a la yugular.

No sé qué más añadir. Desde luego ésta no será la quintaesencia de la novela romántica pero a mí me ha hecho pasar un muy buen rato, me ha mantenido pegada literalmente al libro y he terminado la lectura con una enorme sonrisa.
Magistral debut de Julie James en el género romántico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!