domingo, 8 de diciembre de 2013

First strike - Pamela Clare

Título original: First strike
I-Team
Autora: Pamela Clare
Género: erótica romántica
Edición digital
Fecha publicación: Octubre 2013





Antes de la publicación de First strike, Pamela Clare advirtió que se trataba de una novela corta erótica, un prólogo anterior al prólogo de Striking distance, donde narra cómo se conocieron Laura Nilsson y Javier Corbray.

Creo que Pamela Clare fue muy hábil y con esta novela corta ha logrado que muchas lectoras no postpongan por más tiempo la lectura de Striking distance. ¿Cómo hacerlo cuando nos deja con el corazón en un puño y un regusto amargo en la boca?

Laura Nilsson es una corresponsal de televisión que está cubriendo la actualidad en Oriente medio. Se encuentra en Dubai, terrotorio controvertido, realizando una investigación. Es allí donde conoce a Javier Corbray, un Navy SEAL que se encuentra de permiso tras la última misión con su equipo. Tras un primer encuentro en que Javier rescata a Laura de un grupo de hombres, la química surge entre ambos. Ninguno busca una relación duradera, sólo una noche de pasión.

Ambos acceden, aun sabiendo que en Dubai el sexo fuera del matrimonio es un delito. Así, esa primera noche da paso a un fin de semana ilícito, tras el que los dos son conscientes de que un nexo se ha forjado entre ellos. Pero se separan, cada uno por su parte pensando en buscar al otro a su regreso a Estados Unidos. Sin embargo, entonces Javier ve por televisión como, en directo, una tragedia con Laura como protagonista.

Striking distance comienza dieciocho meses después y es entonces cuando, en realidad, comienza a fraguarse la historia de amor.

Pamela Clare es una de mis escritoras de suspense romántico preferidas. Así que pese a todas las advertencias que acompañaban a esta novela corta, rauda y veloz, me lancé a leerla. Tengo sentimientos encontrados. Lo cierto es sentí reticencia a leerla porque ni soy fan del género erótico ni me atraía una novela de esta autora que prometía transcurrir íntegramente en un dormitorio.
Si bien ahora, una vez he comenzado a leer Striking distance, el recuerdo de First strike me aporta bastante y te muestra la profunda metamorfosis de Laura, en su momento no me transmitió demasiado. Me explico.
First strike no narra sino un fin de semana de sexo entre Laura y Javier, con elevada carga erótica, más explícita aún si cabe. Pero apenas se esbozan sus sentimientos y justo cuando comienzan a despuntar la historia llega a su fin.

Evidentemente era la intención de la autora, pero en mi opinión, si la lees y enseguida comienzas Striking distance, merece la pena, sino no demasiado. A no ser que, obviando el final, quieres perderte en un relato erótico.

Pese a todo leer a Pamela Clare siempre es una delicia. Y aunque la novela erótica no es mi lectura preferida, a día de hoy, leyendo Striking distance, creo que es bonito leer cómo se conocieron Laura y Javier y cómo nació su historia.