Acoso mortal - Pamela Clare

sábado, 19 de abril de 2014


Título original: Striking distance
6º I-Team
Autora: Pamela Clare
Género: Suspense romántico
Editorial: Phoebe
Fecha de publicación: Marzo 2014





Han transcurrido dieciocho meses desde el día que Javier Corbray presenciara en directo el secuestro de la periodista Laura Nilsson y, posteriormente, los líderes de Al-Qaeda confirmaran que había sido ejecutada. Ese día algo murió dentro de Javier, quien juró venganza contra Al-Nassar, el líder talibán que había torturado y asesinado a la única mujer que había sido capaz de dejar una huella indeleble en su vida.
De modo que, tiempo después, es el propio Javier quien dirige la unidad de SEALs en una misión extremadamente personal, que desmantela la guarida del líder terrorista y lo detiene.  

Entre las mujeres talibanes que se agolpan en el lugar donde estaban confinadas, una huye, desorientada, en dirección al helicóptero al que está a punto de subir Javier. Con dificultad para hacerse entender en inglés, la mujer jura ser americana y cuando se desmorona ante él, Javier descubre, consternado, que bajo el burka se esconde una piel pálida, unos ojos azules y un largo cabello rubio. Aunque está demacrada y delgada en extremo, no le resulta difícil reconocerla como la mujer que ha llenado sus recuerdos durante los dos últimos años, desde aquel loco fin de semana. Es Laura Nilsson, la que fuera apodada “la muñeca de Bagdad”.

De regreso a Estados Unidos, comienza la recuperación y sanación de Laura tras el infierno vivido en manos de Al-Nassar. Abandona su trabajo en televisión y se traslada a Denver, donde comienza a trabajar en el Independent y, así, se incorpora al I-Team.

Casi dos años después del día en que fuera rescatada por un escuadrón de SEALs, Laura no ha olvidado al hombre que la rescató y salvó su vida. No sabe su nombre, ni siquiera conoce su rostro, pues las pinturas de camuflaje lo cubrían, pero desearía poder agradecerle en persona que la liberara.

Laura ya no es la periodista aguerrida que denunciaba el trato sufrido por las mujeres en Afghanistán, “la muñeca de Bagdad”, pero tampoco ha permitido que Al-Nassar la destruyera y, poco a poco, tras meses de terapia y el amor incondicional de su madre y abuela, ha sobrevivido. En el I-Team ha encontrado amigos y un lugar al que pertenecer.
El recuerdo de Javier Corbray, el hombre con el que pasó aquel inolvidable fin de semana previo a su secuestro y cautiverio, y el del SEAL que la liberó -sin saber que son la misma persona- le ha dado aliento en muchos momentos llevándole a preguntarse qué ha sido de su vida.

Por su parte Javier se ha mantenido apartado de Laura en este tiempo. La tentación de buscarla es muy grande, pero por un lado debe guardar en secreto la misión que dirigió y no desvelar su identidad, por otra, tiene fantasmas propios que lo acosan, como la emboscada en la que su equipo fue masacrado y que casi le cuesta la vida.

Cuando se reencuentra con Nate West, amigo y antiguo compañero en los SEALs, no imagina que eso le llevaría a reencontrarse con Laura, pues Megan y Nate la han invitado a su rancho. Ni Laura ni Javier han podido olvidarse, pero cada por sus propios motivos se mantiene alejado del otro.

Sin embargo cuando llega el juicio contra Al-Nassar y Laura declara en su contra, la pesadilla vuelve a comenzar, pues el terrorista levanta un llamamiento a la yihad en contra de la periodista. Las amenazas no caen en saco roto para Javier, y cuando una bomba estalla en las oficinas del periódico y Laura comienza a ser asediada, está decidido a no mantenerse apartado de ella y a protegerla de Al-Qaeda y de todo aquél que amenace su vida.

Desde que leí la primera novela contemporánea de Pamela Clare, en el 2005, me cautivó de ella tanto la magnífica narrativa de su trabajo como la trepidante, emocionante y romántica química que destilan sus historias. Es difícil que una autora, con una misma saga, sea capaz no sólo de lograr mantener tu interés, sino de acrecentar las expectativas y, siempre, siempre, lograr alcanzarlas.
Sólo por eso me fascinan las novelas de Pamela Clare. Pero hay mucho más.

La saga del equipo de investigación I-Team es, sencillamente, fascinante. Y su autora una narradora magistral, capaz de mantenerte con el alma en vilo, conmoverte, hacer que te angusties y rías al mismo tiempo.
Es innegable que detrás de todas sus novelas actuales se vislumbra el pasado como periodista de Pamela Clare, pero sus palabras destilan emociones, amor, sensualidad y una dosis de intriga que sólo una buena escritora sabe transmitir.

¿Qué puedo contar de Acoso mortal sin caer en la tentación de desvelar demasiado? Ante todo que, en mi humilde opinión, es una maravillosa novela. Dura y desgarradora que, si bien te tiene con el corazón encogido durante todas sus páginas, se redime con un final precioso. Atípico, tal vez, pero muy bonito.
Acoso mortal transcurre a continuación de la novela corta First strike que, si bien me gustó, pese a mi reticencia a leerla por tratarse de una novela erótica, con lo que no esperaba que la trama me envolviera como lo hizo, la novela que la sigue me ha fascinado.
Debo reconocer que durante gran parte de la novela he estado conteniendo el aliento.
Cada vez más las historias de Pamela Clare logran tocarme la fibra, tanto por las investigaciones periodísticas, denuncias sociales y hechos reales que describe, como por los protagonistas de la historia.

Como Laura.
Como Javier.

Ellos son dos guerreros heridos que, cubiertos de cicatrices, no se amilanan, no se rinden. Diferentes, renaciendo de sus propios cenizas, sueños rotos, almas devastadas, protagonizan una de las historias más románticas y bonitas de la saga. De esas que te llegan al alma porque destilan sensualidad sí, pero también dulzura, coraje y valentía, sacrifico y mucho amor.

Acoso mortal no nos priva de la presencia del ilustre equipo de periodistas de anteriores novelas, ni otros personajes que han ido formando parte de sus vidas. Como lo son Nate y Megan, protagonistas de Bajo la piel, quienes propician el reencuentro de Laura y Javier y cuyas experiencias son un bálsamo para ellos, pues aún tienen los sentimientos en carne vida.

No puedo acabar estas líneas sin decir que el final, pese a que no es el típico final feliz, el esperado en una novela romántica, me ha encantado. A su manera, dadas las circunstancias y la realidad que envuelve a Laura y Javier es, probablemente, el más adecuado. Sí, te deja con una sensación un poco triste, pero, con el corazón en la mano, es realista. Y aun tratándose de una novela romántica, no hace desaparecer de un plumazo, como por arte de magia, los obstáculos que amenazan a los protagonistas.
Acoso mortal es una novela dura, cruda, pese a que no se recrea en el cautiverio de Laura, pero cuenta una historia de amor en mayúsculas.


11 comentarios:

  1. Me parece una novela muy interesante en todos los aspectos, espero leerla pronto!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Raquel! Antes de nada, muchas gracias por visitar mi blog. Me alegro mucho de leerte.
    En mi humilde opinión las novelas de Pamela Clare son preciosas, con un punto divertido, tierno pero también sensual. Anímateeee.
    Por cierto, ahora mismo estoy leyendo Peligrosamente tuya...

    ResponderEliminar
  3. Tengo unas ganas tremendas de ponerme con esta serie (si puedo seguir el orden, mejor) y ahora tras tus reseñas, más aún....
    Parece, como bien dices, una lectura fascinante, trepidante y emocionante....me la llevo bien anotada.
    Besos !

    ResponderEliminar
  4. ¡Es una saga increíble Vanedis! Las novelas se pueden leer de manera independiente porque no hay tramas a medias, así que si te llama más la atención una en concreto, no te lo pienses... ¡Es una de mis sagas preferidas en actual! Espero que te guste.
    Un beso muy gordo!!

    ResponderEliminar
  5. Yo acabo de empezar esta saga aunque no en orden. He leido la novela de bajo sospecha (creo que se llamaba así) hace un tiempo y me gustó y he recibido hoy mismo a través de amazón sin salida y bajo la piel. Estoy deseosa. Lo he hecho porque tus reseñas me han despertado mucho interés. Los primeros no he podido conseguirlos... A ver si los reeditan de nuevo. Me da mucha rabia no tener una saga entera cuando me gusta!!
    Muchas gracias Mariam me encanta como leer tus reseñas!!
    Un abrazo. marta

    ResponderEliminar
  6. Madre mía.... como estoy en el curro y voy a toda mecha .... quería decir "Sombras de sospecha"!! la leí hace un par de meses, así que puedo decir que soy reciente en la saga. Estoy ansiosa por empezar los otros que he recibido hoy!!
    Besotes. marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchas gracias a ti, Marta!!! Espero, de todo corazón, que Sin salida y Bajo la piel te encanten. Estoy segurísima de que será así porque son preciosas y si te ha gustado Sombras de sospecha más aún.

      No sabía que están descatalogadas las tres primeras. ¡Qué pena! Porque son están muy bien todas. Pamela Clare y esta saga en concreto son otra de mis debilidades, de esas sagas que no soy capaz de dejar y que leo en cuanto se publican. ¡He comprado hasta las novelas cortas!

      Intenta encontrar las primeras de segunda mano. A ver si las encuentro y te aviso.

      Un beso muy gordo, Marta. Un placer leerte!!!

      Eliminar
  7. Ainsss pues sí!!! no me importaría que fueran de segunda mano!! Si te enteras dímelo porfi!!! Por cierto estoy leyendo ya (casi acabando) sin salida y estoy más que enganchada!!!!! El personaje femenino me gusta mucho, es muy fuerte a pesar de aparentar otra cosa!! pero él.. bufffff
    Eres genial!! Es que me guío mucho por tí y tus críticas y de verdad que coincido mucho contigo!!!
    Muchas gracias!! Y un fuerte abrazo!!
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buscaré en el mercat de Sant Antoni cuando vaya. ¡A ver si hay suerte!
      Sin salida es preciosa. No se si te pasa como a mí, pero cada novela me sorprende tanto o más que la anterior. Cuando lees una muy buena piensas que la siguiente no será igual, pero sí. Incluso más. Es una serie tan buena... ¡Cómo me gusta!
      Gracias por dedicar un ratito a leer lo que escribo. Un abrazo, Marta. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  8. Pues al final he sido una ansiosa Mariam y me he leído ya Sin Salida y Bajo la piel.... me he quedado muerta con los dos!! me han encantado!! tanto que me compré Acoso Mortal!! y ya estoy por la mitad!! con las fiestas que hemos tenido en mayo aquí en madrid me he dado unos homenajes de libros que ni te cuento!! Así que el caso es que no te lo vas a creer, he sucumbido al inglés.... he encontrado en amazon Hard evidence y extreme exposure que son de los primeros y me los he pedido ayer. Me van a tardar pero al menos aunque sea en inglés me los leo!! De todas formas si acaso los hubieras comprado ya, no me importa, te los pago sin problemas, porque como ya te he dicho en otras ocasiones.. no controlo al 100% el inglés!!. Y en la casa del libro me van a buscar el de Marc Hunter pero en español jajaja , porque ví en su web que parecía ser que lo podían pedir a la editorial!! Espero que sea verdad!!Ya hace una semana pero de momento no me han avisado...
    Enfín que en los meses de abril y mayo me he gastado un dineral en libros...pero bueno... es una muy buena inversión!!! Ahora solo me falta pillar Heaven can't wait que la verdad de momento no lo he conseguido. Si lo vieras dímelo!!!
    Besazos marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no te preocupes, Marta. No los he encontrado aún.Pero te entiendo. Tengo algunas novelas de la saga tanto en inglés como en español.
      Si las encuentro te aviso, no te preocupes. Lo que pasa es que aún no he podido acercarme al Mercat..
      La de Heaven can't wait es una novela corta, creo que sólo está en ebook. Lo miro y te lo confirmo. Desde Amazon la puedes comprar, yo la conseguí ahí.
      Por cierto, la novela de Marc Hunter es pre-ci-o-sa. Es de mis favoritas. Espero que la consigas pronto. Pero cualquier cosa, hablamos, no te preocupes.
      ¡Me encanta leerte, Marta! Más cuando nos gustan los mismos libros.
      Un abrazo!!!

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!