An invitation to sin - Suzanne Enoch

jueves, 26 de junio de 2014

Título original: An invitation to sin
2º The Griffin Family
Autora: Suzanne Enoch
Género: Romántica histórica






Siete hijas en edad casadera... y Lord Zachary Griffin es justo el hombre que va a ayudarlas.

Después de todo, ¿qué podría ser más tentador que enseñar a las bonitas hermanas Witfield la manera de llevar a un hombre hasta la sumisión... y al matrimonio? Y conducir a la exquisita Caroline Witfield, la hermana más temperamental y menos frívola, a la tentación podría ser salvajemente delicioso.

Zachary no sabe que las anhelantes miradas de Caroline tiene menos que ver con su atractivo y más con la admisión... en un prestigioso conservatorio de arte. Si ella pudiera plasmar esos pómulos altos, esa aristocrática frente y esos anchos hombros en el lienzo, sus sueños se harían realidad. Pero pronto Caroline empezará a tener sueños muy diferentes... unos que implican al encantador bribón y un comportamiento inapropiado difícilmente adecuado para una dama dedicada al arte... a menos que se dedique al arte del amor.

Siendo el tercer hermano, o como dice él, el repuesto de repuesto, Lord Zachary Griffin no tiene muy claro que hacer con su vida.
Sebastian, el mayor, es el heredero y duque de Melbourne; Shay Charlomagne, el segundo, exporta y comercia con sus barcos; Leonor, la única hermana, bien... Leonor acaba de fugarse para casarse con el marqués de Deverill, pero y él... ¿qué quiere él?
Decididamente quiere comprar una comisión en el ejército, pero Melbourne se niega rotundamente y le ordena que aprenda a tomar responsabilidades, incluso osa burlarse de él y le sugiere que se compre un perro. Pero, en realidad, llega más lejos que todo eso, pues le encarga a Zachary que acompañe a la tía Tremaine a Bath a tomar las aguas, ya que muy oportunamente sufre uno de sus ataques de gota.

A regañadientes, Zachary accede aunque Melbourne no le engaña. Conoce a la perfección a su autoritario hermano mayor y sabe que pretende quitarlo del medio hasta que se le ocurra otra idea. Sin embargo está dispuesto a dejar pasar un tiempo prudencial, pero si a su regreso el obstinado duque no da su brazo a torcer, se alistará con Wellington y se unirá a la guerra en la península.

Pero los planes de Zachary sufren algún que otro cambio, pues de camino a Bath la tía Tremaine decide desviarse de la ruta planeada para visitar a Sally Whitfield en Whitlshire, una amiga de la escuela.
Cuando Zachary descubre que el matrimonio Witfield tiene nada menos que siete hijas en edad casadera teme que su tía esté tendiéndole una encerrona. Enseguida se percata que solo seis de las siete muchachas están a la caza de marido. Todas menos Caroline, la mayor, quien lo observa y vigila de tal manera que le hace sentirse un insecto. Pero todo tiene una explicación: Caroline quiere ser admitida en un conservatorio de arte y ser pintora profesional. Ha sido rechazada decenas de veces por su condición de mujer. Pero una escuela en Viena parece interesada en su trabajo y para ser admitida debe enviarles un retrato de un noble y una carta firmada de puño y letra del mismo, en la que exprese su conformidad y satisfacción con el trabajo realizado.

Caroline, cansada de pintar a los excéntricos nobles locales, Lord y Lady Eades, que le han ofrecido un puesto como institutriz de sus horribles hijos, está decidida a pintar a Lord Zachary Griffin. Con su apostura y gallardía es el noble ideal. Su retrato será la llave para estudiar arte y hacer realidad sus sueños.
Zachary que, inicialmente, cree que Caroline está coqueteando con él, accede, pero cuando se percata de su error y de que la joven Witfield no desea casarse con nadie, ¡ni siquiera con él!, acepta posar para ella.

Y poco a poco comienza a forjar un plan. Puesto que está obligado a pasar unas semanas en el campo, con esa ruidosa familia y esas seis escandalosas jóvenes dispuestas a echarle el lazo, por un lado planea dar lecciones a las muchachas para que aprender a atraer la atención de un hombre (de otro que no sea él) y por otro lado desea seducir a la única reticente a casarse: Caroline.
Pero acabará encontrando mucho más de lo que imaginaba a su llegada.

An invitation to sin es la segunda de las novelas que componen el cuarteto de la familia Griffin. Es, en mi opinión, una historia amena, divertida y con este toque irreverente y un poco irónico que emplea Suzanne Enoch en sus novelas ambientadas en La Regencia.
Lo cierto es que la lectura me ha resultado sumamente agradable y divertida, pues se producen situaciones tan alocadas que no he podido enviar sonreír en más de una ocasión.

A primera vista no se trata de una historia realmente original, pues envuelve a un joven noble que no desea ser cazado como marido y a una joven que a diferencia de las muchachas de su posición y edad, que desean casarse con el noble más codiciado, aspira a ser independiente y ser pintora.
Sin embargo, el planteamiento de la autora y ese sentido del humor intrínseco a los personajes y trama que crea, da lugar -al menos desde mi punto de vista- a una novela refrescante, original y, sobre todo, que divierte.

No he podido desprenderme en ningún momento de la sensación de que la autora pretendía ironizar con la architípica historia de la joven debutante que busca marido. Pues las aventuras y desventuras protagonizadas por las seis hermanas Withfiel, un poco cabezas huecas, resultan hasta ridículas en ocasiones y hacen que te rías con las situaciones que propician.
Por otro lado, tanto el personaje de Lord Zachary, un joven que lo cierto es que se pasa la vida dando tumbos, cambiando de aspiraciones, proyectos y profesión -de ahí que Melbourne y Charlomagne recelen de él- y por otro Caroline que parece horrorizada ante la posibilidad de casarse, hacen que la historia sea todo menos tópica y previsible.

Confieso que la familia Griffin me ha resultado muy atractiva: con el duque viudo, padre de una pizpireta niña de seis años, el vanidoso Shay Charlomagne y el irresponsable Zachary. A Nell, la única hermana, no se la menciona mucho, salvo que se ha casado tras fugarse con el mejor amigo de su autoritario hermano mayor y cuya historia es anterior a ésta (Sin and sensibility).

Así pues, admito que he pasado un rato muy divertido, gracias a la irreverentes familias Griffin y Whitfield, sin olvidar a la tía Tremaine ni al travieso perro, Harold, que Zachary se compra para demostrar a Melbourne que es capaz de ser responsable.

En definitiva, y como es habitual en las novelas de Suzanne Enoch, diría que estamos ante una historia ingeniosa y refrescante que te reporta una lectura entretenidísima. Al menos a mí. Puede que no se trate de la mejor de esta autora ni de la gran novela de La Regencia, pero me lo he pasado sumamente bien leyendo una temática que aunque me encanta también termina por saturare. Y admito también que me ha picado la curiosidad por conocer las historias del resto de hermanos Griffin. Con lo que no seré yo quien se quede sin satisfacerla.

Para mí es una buena historia, sin duda.



La restauradora - Amanda Stevens

Título original: The restorer
1º La reina del cementerio
Autora: Amanda Stevens
Género: Romántica paranormal
Editorial: Roca editorial
Fecha de publicación: Febrero 2014




A los nueve años Amelia Gray descubrió que poseía el don -o maldición- heredado de su padre, gracias al que podía ver fantasmas. Enseguida comprendió que eso conllevaba cumplir unas reglas que nunca, bajo ningún concepto, debería romper a lo largo de su vida. El rostro crispado de su padre le advirtió que era que vital para su seguridad que: ante la presencia de un fantasma buscara cobijo en un lugar sagrado como los antiguos cementerios, no prestara atención a los fantasmas a su alrededor y no relacionara con personas a las que los fantasmas acechan.

Amelia es restauradora de cementerios de valor histórico y artístico. Apodada la reina del cementerio a causa de un episodio acontecido años atrás,  ha seguido a rajatabla las normas que su padre le impuso el día que descubrió su don. Sin embargo, el día que el cadáver, víctima de un asesinato, aparece en el cementerio de Oak Grave que está restaurando, su vida cambia. El detective que investiga el caso, John Devlin, acude a ella para solicitarle su ayuda y descifrar algunas pistas. Enseguida Amelia se siente atraída por el detective, del que descubre, consternada, que es un acechado.

A la caída de la noche, en el instante en que la puerta entre el mundo de los vivos y los muerte se une, los fantasmas de una mujer y una niña siguen como su sombra a Devlin.
Amelia no tarda en comprender que son el fantasma de su mujer e hija muertas. Lo más inquietante es que Shani, la niña, parece empecinada en contactar con ella, apareciendo incluso en el patio de su casa, en suelo sagrado. Por todo ello, la restauradora sabe que debe apartarse de Devlin y que no puede reconocer la presencia de la pequeña, ya que contraviene las normas y su seguridad. Las consecuencias que romperlas podría tener son impensables. Pero la barrera en el deber y el deseo es muy endeble, y la atracción que siente por el detective difícil de ignorar...

No encuentro otro adjetivo que sublime para describir el inicio de la serie La reina del cementerio. Creo que cuenta con grandes bazas para cautivar al lector, tanto por la formidable portada que realza el envoltorio, como por contar con un argumento portentoso, que te seduce pero a la vez que logra despertar temor, así como unos protagonistas atractivos y misteriosos.

Narrada desde el punto de vista de Amelia, nos adentra en la mente, primero infantil e inocente, más tarde adulta y vibrante de su protagonista, así como en la lectura que hace de cuanto acontece a su alrededor desde la perspectiva que tiene de su don y de su familia, especialmente sus padres. Poco a poco, a través de sus ojos, percibimos el mundo que la rodea y cómo es vivir junto a los fantasmas que se acercan a ella.

La restauradora aúna una singular trama de misterio paranormal, envolviéndola en leyendas y mitos sobre fantasmas, y una incipiente historia romántica entre Amelia Grey y el detective Devlin. No obstante, a mi parecer no estamos ante una novela romántica, sino que aun conteniendo una historia de amor, se enlaza con el misterio que envuelve a Amelia y al caso que investiga la policía.
Otro de los atractivos de la novela es, a mi juicio, los escenarios en los que transcurre la acción; así como la descripción, lúgubre en ocasiones, tristemente hermosa y artística, del cementerio y Charleston y la vida en el sur de Estados Unidos. La mezcla de lugares, razas, tradiciones, creencias, personajes y personalidades es fascinante, hipnótica para los sentidos.

Amelia es una joven solitaria. El poseer el don que posee le ha llevado a la convicción de que la manera más fácil de no romper las reglas que su padre le expuso es no sólo llevar una vida lo más sencilla posible, sino no entablar relación con muchas personas. Así no se arriesgará a socializar con acechados. Sin embargo, capítulo tras capítulo, se describen atisbos de su carácter fuerte y de sus firmes convicciones, de su lealtad y la pasión desbordante por su profesión.
La autora ha logrado describir de una manera casi hermosa y cautivadora la vida en un cementerio. No sólo porque Amelia es restauradora, sino porque su padre ha sido durante años vigilante del cementerio y, los camposantos, se convirtieron en escenario de juegos infantiles para la protagonista y en cierto modo su hogar.

John Devlin es un detective de Charleston, acechado por los fantasmas de su mujer e hija muertas. En apariencia fría e inaccesible, parece inamovible en muchos aspectos y distante con Amelia. Al menos es la visión que tenemos de entrada. No obstante, según avanza la historia y requiere de la colaboración de la joven restauradora para descifrar los símbolos en las lápidas y epitafios -que parecen contener pistas sobre los asesinatos que investiga- descubrimos que no es tan indiferente como aparenta. Y que bajo esa coraza remota se esconde un hombre acosado por los remordimientos.

La historia de misterio que, realmente, es el eje del libro y que, obviamente no describiré, entrelaza los asesinatos con elementos paranormales. A menudo no puedes ignorar el escalofrío que te recorre la espalda mientras notas casi como si los fantasmas estuvieran sobre ti. Pero estamos ante una novela de misterio y asesinatos cometidos por lo que los indicios apuntan por un asesino en serie.
Además de Amelia y Devlin, La restauradora cuenta con un plantel de personajes secundarios variado y atrayente: desde otros miembros del cuerpo de investigación, profesionales y colaboradores como la doctora Camille Ashby, Ethan y Ruper Shaw, hasta la familia de la propia Amelia, envuelta a vez, en un secretos y misterios que auguran sorprendentes descubrimientos. Sin obviar, por otra parte, a Shani y Mariama, la hija y esposa de John Devlin.

Narrada de una manera deliciosa, misteriosa y seductora te va envolviendo en una aura irreal pero a la vez cercana, donde la línea entre la vida y la muerte se diluye, donde los fantasmas caminan entre los vivos a la caída del sol, y donde las luces y las sombras se dan la mano.

Reitero que La restauradora, más que una historia de amor, es una novela de misterios que gira alrededor de una serie de asesinatos relacionados con el cementerio de Oak Grave, donde trabaja Amelia. Pero, entrelazada a esta historia, nace una atracción que, aventuro, en próximos libros, desarrollará la historia de amor de Amelia Grey y John Devlin: una restauradora de cementerios que ve fantasmas y un apuesto y atormentado detective que es acechado.
Al fin y al cabo son material perfecto para una historia de amor maravillosa: la de un amor prohibido que contraviene las reglas que rigen la vida y seguridad de nuestra protagonista.
Por último, no puede terminar estas líneas sin dejar de mencionar la admirable y misteriosa manera en que Amanda Stevens finaliza cada capítulo. Sutil, intrigante. Casi como hace con la novela y te deja con la miel en los labios.


Desarmado por un baile - Joanna Bourne

domingo, 22 de junio de 2014

Título original: The Spymaster's Lady
2º Spymasters series
Autora: Joanna Bourne
Género: Romántica histórica
Editorial: Valery
Fecha de publicación: 2009






Año 1802. Tratado de paz de Amiens entre Francia e Inglaterra.
Annique Villiers, una espía francesa, es apresada y retenida en una prisión francesa. Cuando comienza la novela está a punto de ser torturada y asesinada para extraerle el paradero de los documentos del plan de Albion: los planes secretos de Napoleón para invadir Inglaterra.

En la misma celda se encuentra Robert Grey, el jefe de los espías ingleses, y su compañero, el joven Adrian, que ha sido herido en el cumplimiento de una misión, mientras tratan de extraerla la información a la joven. Ante la mención del plan Albion -que también los ingleses también tratan de conseguir- y percatándose que la joven puede conducirlo a él, Grey le propone un pacto para huir juntos. Lo que no le confiesa es que, como ella, es un espía pero en el bando contrario.

Annique y Grey huyen juntos de la prisión y emprenden una huida a través de la campiña francesa. Pero la alianza que han forjado es frágil, fácil de romper y poco tardan hacerlo. Annique huye de Grey quien no duda en perseguirla, como el avezado espía que es, hasta dar ella para lograr cumplir con su misión.
Sin embargo, no sólo deben lidiar el uno contra el ingenio del otro, sino con el villano Leblanc y las autoridades francesas que les pisan los talones. Mientras, ante la incertidumbre de dónde se hallan los documentos del plan Albion, el destino de Francia e Inglaterra pende de un hilo.

Es en este entramado de espionaje, traiciones y pactos donde nace la historia de amor de un hombre y una mujer que son espías en bandos contrario. Parecen destinados a odiarse y recelar del otro, pero, tal vez, también a enamorarse.

Cuando se publicó esta novela, Desarmado por un baile, allá por el 2009, tengo que confesar que no me llamó demasiado la atención. Principalmente, y aunque suene frívolo, por el título, y, también, porque creo no fue una novela muy popular. Sin embargo, años más tarde me animé a leerla ante algunas recomendaciones muy encarecidas. Así que ante la dificultad de encontrarla en español y, también, confieso que desalentada por comentarios respecto a la traducción, me animé a leerla en inglés y lo cierto es que la historia me ha parecido maravillosa.

Después de muchos años leyendo novela romántica y la innumerable cantidad de novelas, de todo tipo, que se publican, tal vez las novelas de espías han quedado relegadas a la etiqueta de trilladas o poco novedosas. A mí hay algunas autoras como Mary Jo Putney y su saga de Los Ángeles Caídos, donde algunos libros tratan son este tema, que me fascinan. Más recientemente ha llamado mi atención Katherine Ashe y su saga del club Falcon. Pero desde ahora, tengo que añadir, en un lugar destacado, y con letras en mayúsculas la saga de Joanna Bourne.

Porque se trata, en mi humilde opinión, de una narradora habilidosa que te hipnotiza con su narrativa y te seduce con una trama pulcramente hilada de espías, maravillosamente ambientada y con una apasionante historia de amor.

La de Annique Villiers y Robert Grey creo que es una historia original, más compleja de lo que a primera vista parece. Los personajes, tanto los protagonistas como algunos secundarios, muestran o dejan entrever facetas de sus caracteres con muchos matices que van conduciendo la trama por senderos inesperados. Los secretos que van desvelándose, habilidosamente, así como las subtramas, magistralmente hilvanadas que acontecen, son algunos de los puntos fuertes que se suman a una pareja protagonista cautivadora.

Annique Villiers y Robert Grey.

Hija de espías y criada por un espía, con apenas diecinueve años, Annique Villiers, a la que apodan Joven Zorro, es una escurridiza espía que se enfrentado a todo tipo de peligros. No sólo ha robado e interceptado mensajes a los más influyentes jefes de estado, sino que gracias a su prodigiosa memoria y don para adoptar múltiples identidades, puede pasar desde una experimentada cortesana a una dama británica o un muchacho gitano.

Robert Grey es el jefe de los espías británicos. Frío y pragmático, no se rige nunca por el corazón, sino por el raciocinio. Se encuentra en Francia con la misión de capturar a Joven Zorro y llevarlo a Inglaterra para que revele el plan Albion que acabaría con el tratado de paz entre ambos países. Mientras está prisionero en la prisión francesa, oye como el villano Leblanc planea torturar y asesinar a una joven francesa para que confiese el paradero del plan de Albion. Grey aguardaba su propia muerte en esa sucia celda, junto al joven Adrian, pero como el espía curtido que es, actúa rápida y letalmente. Poco podía imaginar que el Joven Zorro fuese esa exuberante jovencita que no está dispuesta a entregar los documentos ni aunque le cueste la vida.

El curso que siguen los acontecimientos supondría desvelar o insinuar secretos vitales para la novela, por lo que no puedo entrar en detalles. Pero sí puedo decir que Annique carga sobre sus hombros con el destino de las vidas de muchas personas, una carga demasiado pesada para ella.
Annique me parece un personaje fascinante, una espía tan habilidosa como el más curtido de los hombres, pese a su juventud, alejada de la típica jovencita inocente que, tal vez, cabría esperar en una novela de estas características. A medida que avanza la trama, los acontecimientos se suceden y secretos ocultos durante largo tiempo ven la luz. Vislumbramos otras facetas de Annique, de su pasado, su crianza e incluso de sus padres. Se trata, pues, de un personaje y de una historia más profunda y compleja de lo que a priori parece. Cada una faceta que se desvela nos muestra un lado más vulnerable y discordante con el de la avezada espía.

En cuanto al protagonista masculino, poco a poco, bajo la apuesta apariencia de Robert Grey y de ese carácter racional y manipulador que muestra en alguna ocasión, se desvela el prototipo de héroe romántico. Al principio se nos muestra como un espía frío, que no se conmueve ante nada ni nadie. No en vano ha logrado convertirse en el jefe de los espías ingleses. Es capaz de revertir una situación adversa en su beneficio y utilizar las armas a su alcance para lograr sus propósitos. Annique le desconcierta pero a la vez le atrae, desde que en la prisión francesa la vio bailar sensualmente tratando de seducir y embaucar a sus captores. No se engaña, ni siquiera cuando descubre el secreto que la joven ha logrado ocultar durante meses y que en manos de sus enemigos la pondría en peligro. Pero bajo esa apariencia un tanto gélida se esconde un hombre con muchos matices. Leer esa transformación es indescriptible.

La historia de amor de Annique y Robert es preciosa, apasionante y misteriosa. Destila inteligencia, ingenio y seducción en cada encuentro y desencuentro. Características que, tal vez, la traducción del título en español, en mi humildísima opinión, no deje entrever.
Además la novela cuanta con un plantel de secundarios muy interesante. Empezando por el jovencísimo Adrian, envuelto en un halo misterioso que me ha dejado con ganas de conocer su historia, así como la de William y Maggie Doyle.

Así, en mi opinión Desarmado por un baile es una apasionante, conmovedora y cautivadora historia de amor, donde nada es lo que parece, donde los protagonistas te sorprenden a cada paso y donde el trasfondo histórico está pulcramente esbozado, de manera que te sientes en esa campiña francesa primero y en Inglatera después, rodeada de una red de espías y traiciones que te hace desconfiar hasta de tu propia sombra.
Me parece una pena que esta novela haya quedado un poco olvidada con los años, pues bajo una portada, tal vez no lo suficiente atractiva, y un título que a mí, personalmente, no me gusta nada, se esconde una maravillosa y original historia de amor y espías.

Walking on air - Catherine Anderson

sábado, 21 de junio de 2014

Título: Walking on air
1º Familia Valance
Novela no traducida
Autora: Catherine Anderson
Género: Romántica histórica
Editorial: Signet
Fecha de publicación: Febrero 2014




Gabriel Valance es un pistolero solitario y sin raíces que se detiene en Random, Colorado, casi al azar. Sus planes son permanecer allí durante un mes, después a lomos de su caballo partirá en dirección o otro destino. Pero una noche es sorprendido en la calle por otro pistolero que le dispara. Pese a que no desea acabar con la vida del joven arrogante, en quien se ve a sí mismo en el pasado -alguien ávido por ganar dinero y prestigio- sus instintos actúan por sí solos y aprieta el gatillo. Acaba así con la vida del joven, pero también él es alcanzado en el tiroteo.

En su último aliento, mientras observa a una belleza de cabellos dorados a través de una ventana, lamenta la vida vacía y a la deriva que ha llevado. Pero comprende, impotente, que ya no le queda tiempo... Hijo de una prostituta y un hombre de gran fortuna que no lo reconoció como tal hasta su muerte, ha llevado una vida peligrosa, dedicada al juego, a la bebida y a las prostitutas. Obligado a valerse por sí mismo desde muy joven, se labró una temida fama como pistolero retando a duelo a otros forajidos y, a su vez, siendo retado. Cuando heredó la fortuna de su difunto padre no abandonó la vida que llevaba. Pero cuando sus pasos lo llevan hasta Random no imagina que ésa será su última parada... o una segunda oportunidad. 

Pues, tras su muerte, se encuentra ante los arcángeles Miguel y Gabriel que le ofrecen una oportunidad de redención: para salvar su alma, a cambio deberá pasar un mes en la tierra y ayudar a salvar el alma de otra persona.
Son tres las opciones que le ofrecen: un anciano solitario que se ha convertido en un ermitaño irascible tras la muerte de toda su familia, un perro abandonado al borde de la inanición y la joven de cabellos dorados que observó a través de la ventana antes de ser abatido.

Fiel a su naturaleza mujeriega, atraído por la belleza de la mujer y, desconfiando que realmente se encuentre ante los dos arcángeles, elige salvar a la viuda Nancy Hoffman. Según le explican los ángeles, la joven no cree en el amor. Desconfía de los hombres y del matrimonio. Para criar a su hermana pequeña, a la que ha hecho pasar por su hija, regenta una sombrerería en Random. La misión de Gabriel es lograr que Nancy acceda a casarse con él y aprenda a confiar en los hombres y a creer en el amor, aun tras su marcha.
Cuando Gabriel comprende las implicaciones del trato al que ha llegado con los ángeles, se da cuenta de su error.  ¿Cómo va a lograr que Nancy se enamore de él cuando ni él mismo sabe amar? Y si lo consigue, ¿qué sucederá con ella una vez termine su tiempo en la tierra y deba volver a dejarla sola?

Durante ocho años Nancy ha vivido en Random, donde primero regentó la sombrerería del pueblo y, más tarde, se convirtió en su propietaria. Ha criado a su hermana Laney como si de su hija se tratara, desde que huyó de su padre que, ante la negativa de Nan a aceptar como marido al vejesterio que le había escogido por marido, hizo ojos ciegos al intento de violación del mismo. Tratando de defenderse Nan lo hirió de muerte y, desde entonces, ha vivido escondida en Random.
La llegada al pueblo del pistolero Gabriel Valance acaba con la apacible y recluida vida que ha llevado cuando el hombre que, inexplicablemente, conoce su terrible secreto y la obliga a casarse con él a cambio de guardar silencio.

Comienza así la convivencia entre una desconfiada Nan, un desconcertado Gabriel que no entiende muy bien que se espera de él y una dulce Laney que no puede evitar encariñarse con el recién llegado y añorar una familia.

Walking on air es una de las últimas novelas publicadas por Catherine Anderson, ambientada en la época navideña. 
Catherine Anderson es una de mis escritoras preferidas, junto con Judith Mcnaught, y, confieso, tengo cierta debilidad por sus novelas. A diferencia de tantas otras, ese halo agridulce no es tan marcado. Por el contrario, estamos ante una historia con un trasfondo un poco fantasioso, mágico y, sobre todo, muy tierno.
La presencia de los arcángeles Miguel y Gabriel, así como la oportunidad que se le ofrece a Gabriel Valance de volver a la tierra durante un mes para salvar su alma, hace que no estemos ante una novela histórica clásica. No obstante, dejando de lado estos hechos, Walking on air es un bonita y conmovedora novela romántica histórica de segundas oportunidades y redención.

Nan ha huido de un pasado muy doloroso. Sin el cariño ni la protección de un padre, altivo, déspota y cruel, y huyendo de un intento de violación y de ser acusada de asesinato, ha tenido una vida solitaria. Pese a que se ha integrado en la comunidad de Random, no ha dejado que nadie conozca su secreto ni su pasado. Nadie sabe que ni es viuda ni Laney es su hija. Hasta que un desconocido, moreno y peligroso, aparece en su sombrerería y no sólo le confiesa que sabe su secreto, sino que la obliga a casarse con él.

Gabriel Valance es un típico pistolero frío y letal que una Navidad, observando a una bella mujer de cabellos dorados a través de una ventana, se pregunta si podría haber tenido otra vida. Una junto a una mujer bonita y hacendosa como esa. Pero entonces se encuentra ante el cañón de una pistola y una bala, la esencia de su vida, y el pensamiento o deseo se diluye. En su lugar se encuentra ante una situación incomprensible. ¿Está realmente muerto? ¿Esos dos hombrecillos ante él son realmente San Gabriel y San Miguel? ¿Es un sueño o una alucinación?

Laney es el tercer vértice de este triángulo. Es una jovencita que ha sido criada por su hermana y que conoce el secreto de Nan. Gracias a ella ha disfrutado de una vida protegida, le ha dado una buena educación, un hogar y siempre le ha inculcado que persiga sus sueños. Pero, en el fondo, Laney desea ver a Nan feliz. Y cuando se casa con Gabriel comienza a encariñarse con él y, a desear, con toda su alma, que juntos formen una familia de verdad.

Poco a poco, a medida que comienza la convivencia entre ellos, otros personajes van formando parte de la familia de Gabriel, Nan y Laney. Pues ante la nueva oportunidad que se le ofrece, Gabriel se percata que puede, tal vez, cambiar la vida de otras personas, aun yendo en contra de las normas que le han impuesto los arcángales. Entre ellos el jovencito huérfano, que le recuerda a sí mismo, y al que Gabriel conoce en un callejón junto a un burdel, el perro abandonado y al viejo ermitaño de Random.

Bajo la apariencia de una novela del oeste, Walking on air esconde un bonito un cuento de navidad. Es una historia dulce, conmovedora, cargada de buenos deseos y amor.
Puede que no sea la mejor novela de Catherine Anderson, y que no posea esos elementos tan arraigados en sus historias que te dejan con las emociones a flor de piel; pues no es tan dura, pero es preciosa y te deja con mariposillas en el estómago. Como todas las maravillosas novelas de esta magnífica escritora, la cerré con un poco de tristeza por terminarla.


When we touch - Brenda Novak

lunes, 9 de junio de 2014

Título: When we touch
Novella Wiskey Creek (novela corta)
Autora: Brenda Novak
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Mira Harlequín
Ebook
Fecha publicación: 1 Agosto 2012


Olivia Arnold se gana la vida organizando bodas. Ha trabajado arduamente para tener su propia empresa, en Sacramento. Cuando regresa a su hogar, en Whiskey Creek, lo hace con el encargo más difícil de su vida: organizar la boda de su hermana Noelle y Kyle Houseman, su hasta hace poco novio, el hombre con el que estuvo saliendo durante todo un año y con el que un día creyó se casaría. 
Pero cuando comenzó su negocio de organización de bodas en Sacramento, Olivia y Kyle se distanciaron, y, poco después, su hermana Noelle quedó embarazada. La noticia dejó devastada a Olivia, pero ha accedido a organizar la boda por petición de sus padres que tratan que las hermanas se reconcilien. Pero, en su fuero interno, lo que Olivia realmente desea es seguir con su vida, lo más alejada posible del futuro matrimonio y Wiskey Creek.

Tanto Olivia como los amigos de Kyle saben que el joven está cometiendo un error al casarse con la celosa hermana de Olivia, pero Kyle, por el bien del bebé, ha ofrecido matrimonio a Noelle. Incluso Brandon, su hermanastro, con el que nunca ha estado muy unido, es de la opinión que está a punto de cometer el mayor error de su vida. 

Para sorpresa de Olivia, en Brandon, al que durante años se ha considerado la oveja negra de la familia, encuentra un firme hombro para consolarse. Casi sin percatarse, Olivia ve renacer aquella fascinación que en su adolescencia sentía por Brandon, apuesto, rebelde e inalcanzable. Hasta que se produjo un acercamiento del que Olivia acabó con el corazón roto.  Más tarde sus caminos dejaron de cruzarse. Luego Kyle y ella se convirtieron en pareja y Brandon quedó relegado a ese rincón secreto ocupado por las fantasías adolescentes irrealizables. 
Hasta ahora. Pues comienza a verlo con otros ojos y una intensa corriente, tanto física como emocional, brota entre ellos. 

Tal vez Brandon tenga razón cuando le dice que Kyle  no era el hombre adecuado para ella... pero ¿es posible que sea el aventurero Brandon, el chico malo de Wiskey Creek, ese hombre?

A priori When we touch no cuenta con un argumento que pueda prestarse a esperar una novela que sorprenda. Menos aún cuando se trata de una novela corta. No obstante, a pesar de ello, Brenda Novak nos deleita con una bonita y emotiva -también un poco previsible, es cierto- historia de amor.
En mi parecer, Brenda Novak es una narradora portentosa. Tras una apariencia sencilla, en ocasiones previsible, esconde historias que logran emocionarte y dejarte con las emociones a flor de piel. Incluso con un número tan reducido de páginas.

Tal vez el propósito de esta novela no sea otro que el de presentarnos Wiskey Creek, tierra del oro, en el corazón de una región minera, donde viven un grupo de amigos que se conocen de la adolescencia y que, con el paso de los años, han tratado de mantenerse en contacto. Para ello se reúnen todos los viernes por la mañana en una cafetería. Y aunque no siempre todos pueden asistir, pues sus vidas y profesiones  han llevado a algunos de ellos a abandonar Wiskey Creek, tienen esa cita y ese lugar de encuentro.

En realidad es Kyle Houseman quien pertenece a ese grupo de amigos. Olivia es algo así como un miembro subrogado. Pero, pese a la ruptura entre la pareja, el resto de amigos la tienen en gran estima y aconsejan a Kyle que no se case con Noelle.
Pero, y aunque el reencuentro de Kyle y Olivia es el punto de partida de When we touch, entra en escena otro personaje: Brandon Lucero, el hermanastro de Kyle y el chico rebelde Wiskey Creek.

Bajo, tal vez, la típica y tópica premisa de esta historia se esconde una bonita y conmovedora lectura, que cuenta con un buen argumento y unos personajes que, poco a poco, te conquistan. 
Tengo que confesar que, al principio, el comportamiento de Olivia me resultaba incomprensible. No sólo el hecho de que asista a la boda de su hermana -que sí, es su hermana, pero se casa con su ex-novio- sino que, además, organice la boda. Creo que, por ello, Olivia y Noelle encarnan a dos hermanas que son polos opuestos. Tal vez estereotipados un poco al extremo. No obstante y, pese a que no disculpa a Noelle, cree que Kyle es el mayor responsable. Y en lugar de leer una protagonista que le lame las heridas, trata de aparentar normalidad y muestra una actitud más madura.

Con la entrada en escena de Brandon la historia toma un rumbo muy interesante. Olivia deja de ser la pobre ex-novia despechada para protagonizar una aventura con Brandon -al principio ficticia, más tarde real- que escandaliza a todos. Pero bajo esa fachada rebelde y peligrosa, se esconde un personaje con más corazón del que parece y con sus propios secretos.

En mi humilde opinión Brenda Novak es una narradora maravillosa, que crea personajes humanos y cercanos cuyas historias te conmueven y van ganando poquito a poco. When we touch es apenas un esbozo, una presentación, de la serie de Whiskey Creek. Pese a que, probablemente, la historia debería saberme a poco, lo cierto es que me ha mantenido pegada al libro y sus protagonistas han logrado llegarme el corazón. Así que, más que saberme a poco, me ha dejado con la miel en los labios, ávida por leer más de este grupo de amigos y, entre sus historias, vislumbrar un poco más de la vida de Olivia y Brandon.