¡Campeona! - Susan Elizabeth Phillips

viernes, 29 de agosto de 2014

Título original: Hot shot
Novela independiente
Autora: Susan Elizabeth Phillips
Género: Narrativa femenina/Romántica
Editorial: B de books/Ediciones B
Fecha de publicación: 2014



Durante toda su vida Susannah ha sido la hija perfecta. Ha desempeñado el rol de anfitriona en las cenas, reuniones y fiestas ofrecidas por su padre. Incluso se compromete con el hombre de su elección,  Cal Theroux. 
Siente un profunda gratitud por Joel Faulconer, ya que cuando contaba con seis añitos la llevó a vivir a su elegante mansión en California alejándola de su estricta y chiflada abuela y dándole el cariño que no había conocido en su corta vida, ni siquiera a manos de su madre. Susannah vio en él a un caballero dorado al que le debía todo. 

Por ello se ha desvivido por ser la hija que él desea y llevar la vida que él espera. Sin embargo, en su interior, detrás de esa imagen fría y comedida que muestra, se esconde una mujer apasionada, que aún no ha encontrado su lugar en el mundo y que grita por liberarse del yugo de una vida aséptica. 

Cuando conoce a Sam Gamble da el primer paso hacia su libertad y hacia una nueva Susannah. Y en un impulso y único acto de rebeldía -el más escandaloso de su vida- huye a lomos de una Harley el día de su boda con Cal. A partir de entonces su existencia da un giro de ciento ochenta grados, lejos de su padre y hermana, lejos del entorno confortable y conocido en el que se ha movido durante años.

Sam es un carismático visionario que confía en ofrecer al mundo un concepto revolucionario: el ordenador personal, capaz de llegar a todos los hogares de América. Un concepto impensable en los años setenta que es cuando transcurre ¡Campeona!

Separada de su familia, que no le perdona el escándalo, y de todo cuando hasta entonces le era conocido, Susannah entra a formar parte de un equipo que, sin patrocinadores ni inversores, trabaja en un garaje: Sam Gamble, Yank Yankowski, un friki informático que emprende la tarea de diseñar el ordenador, y Mitch Blaine, un genio de los negocios que también se ve arrastrado ante la idea que Sam le vende. 

Así, Susannah se convierte en la única mujer en un mundo de hombres donde ni la educación que ha recibido ni el protocolo más estricto le ofrecen herramientas para sobrevivir. Pero, junto a estos tres hombres, emprende el mayor reto de su vida y a un desafío que cambiará no sólo su vida, sino la de Sam, Yank y Mitch, además de poner a prueba a sí misma y su capacidad para amar.

¡Campeona! pertenece a las novelas con las que inició su carrera literaria Susan Elizabeth Phillips. Libro que catalogaría más bien bajo la etiqueta de Narrativa femenina que romántica contemporánea, ya que a diferencia de la mayoría de sus publicaciones, por un lado no cuenta propiamente una historia de amor -al menos no una típica y convencional- y por otro no posee ese rasgo tan característico de esta autora, el humor tan irreverente que tiñe sus libros.
No obstante, en mi humilde opinión, se trata de una buenísima novela que me ha calado mucho más de lo que esperaba.

¡Campeona! no cuenta otra cosa que la historia de Susannah Faulconer. Comienza con algunas pinceladas, desde que tenía seis años hasta los veinticinco cuando huye de su boda. 
A partir de ese momento Phillips nos narra la evolución de Susannah y como la señorita de sociedad se convierte en una joven y agresiva empresaria, a la vez que comienza su historia junto a Sam Gamble. 

La historia transcurre en Sillicon Valley, en California, abarca desde finales de los 70 a comienzos de los 80, cuna de los avances informáticos y describe a un grupo de visionarios y frikies informáticos que sueñan y confían en revolucionar el mercado con el diseño de un ordenador personal. 
Phillips nos habla de una época donde grandes empresas como IBM, HP o ATARI están aún en sus comienzos.
Como la de Sam, Yank, Mitch y Susannah que trabajan en un desvencijado garaje. Poco a poco van recogiendo los frutos a su esfuerzo. Es fascinante percatarte de qué reales son hoy, más de treinta años después de que escribiera la novela, esas ideas revolucionarias que describen la novela y qué fidedignamente describe los avances en placas base, chips o videojuegos.

A lo largo de la novela van transcurriendo los años y, mientras eso sucede, somos testigos de cuanto acontece con Susannah, Sam, Yank y Mitch, tanto profesional como sentimentalmente. Y, sobre todo, de una manera sutil, nos percatamos de la madurez de Susannah, de su transformación de una mujer insegura que cumple los deseos de su padre a una independiente y autosuficiente.

El plantel de personajes que conforman esta historia es bastante amplio. Cada uno de ellos aporta un punto de vista que enriquece la trama. No sólo Susannah, sino todos y cada uno de ellos. 
Sam es un rebelde, un visionario que como un predicador emplea su labia para hipnotizar a todo aquel que lo rodea. Yank es un desgarbado inventor que parece pasar desapercibido casi todo el libro, siempre absorto en los diseños gráficos, los códigos y lenguaje de programación que llenan su cabeza, sin percatarse que calza un calcetín de cada color. Mitch es un joven mago de las finanzas que con tesón, esfuerzo y trabajo duro ha logrado amasar una importante fortuna. Cuando su mujer le abandona y le aparta de sus hijos, la quimera de construir el primer ordenador personal le hace levantarse cada mañana y se convierte en el responsable de marketing del equipo.
Joel Faulconer es un empresario poderoso para el que Susannah, pese a no ser su hija biológica, es su mayor orgullo. Pero con el paso de los años se convierte en un hombre autocrático y amargado.
Angela Gamble, la madre de Sam, es una sencilla peluquera, feliz con su vida humilde y cuya visión de la vida siempre aporta serenidad y madurez.
Paige es la hermana menor de Susannah y durante años ha vivido apartada de la familia. Es rebelde e inconformista pero, poco a poco, se descubre otro lado más vulnerable.
Cal Theroux es el prometido de Susannah, un hombre bastante mayor que ella en la que cree tener la manera de ascender en la empresa de Faulconer. 

A medida que pasan las páginas descubrimos nuevas facetas de todos y cada uno de ellos. El resultado es, en mi opinión, una novela refrescante, intensa que te va atrapando poco a poco. Pese a no tratarse de una novela romántica convencional, de hecho la historia de amor no es el eje de la novela, la lectura es deliciosa y en ella encuentras muchos de los rasgos que caracterizan las novelas de esta autora. 
Tanto la historia como los personajes me han ido cautivando, tanto que no he notado en falta una trama romántica más elaborado.

Pese a todo ello, sí que he echado a faltar dos elementos con los que la novela me parecería tan buena como las que escribió posteriormente. Por un lado la maravillosa historia secundaria que caracteriza -o caracterizaría más adelante- a Susan Elizabeth Phillips. Los personajes que, a la fin,  protagonizan en esa segunda historia son tan complejos, sobre todo ella, y tan misteriosos, sobre todo él, que hubiera deseado poder conocerlos un poco más a lo largo del libro. 
Por otra parte, un poco más de protagonismo para Mitch Blaine, un personaje que según avanza la novela queda en el foco de la historia pero que, anteriormente, quedaba un poco segundo plano.

No obstante, ¡Campeona! cuenta una historia preciosa que te cautiva de principio a fin. Sustentada en una maravillosa y cuidadísima documentación propicia que en ningún momento te parezca un galimatías el que se hable de lenguaje de programación, placas base, chips..., ofrece una lectura apasionante. 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Winny. Recomendaría cualquier novela de SEP, sin duda. Un saludo

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!