domingo, 24 de mayo de 2015

La chica de los ojos color café - Lisa Kleypas

Título original: Brown-eyed girl
Autora: Lisa Kleypas
4º Serie Travis
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Vergara/Ediciones B
Publicada: Mayo 2015



Tras leer las tres novelas previas de los hermanos Travis, esperaba ansiosa por leer la historia de Joe Travis. Si bien la espera ha sido larga, con todo el dolor de mi corazón, tengo que decir que no siento que haya merecido la pena. Porque sencillamente La chica de los ojos color café no es la novela por la que he esperado durante años.
Aunque Joe es tan apuesto y encantador como sus hermanos, incluso que el canalla y rebelde Hardy, he acabado la lectura con la sensación de que el libro no le hacía justicia y sin acabar de reconocer la pluma magistral de Lisa Kleypas.

Pero quisiera explicarme, para ello comienzo resumiendo la trama de la novela.

Avery Crosslin es una ambiciosa organizadora de bodas. Comenzó su carrera como diseñadora de moda, pero tras un desengaño sentimental abandonó Nueva York y se trasladó a Houston donde, junto a su hermana Sofía, tienen una empresa de organización de bodas. 
Durante la elegante boda de dos de las familias más distinguidas de la sociedad texana conoce al menor de los hermanos Travis, uno de los invitados a dicho enlace. Pese a su inicial reticencia y a que se jura no sucumbir a los encantos del apuesto y encantador fotógrafo, acaba pasando la noche con él. 
Avery se dice que se trata de una aventura pasajera, una locura de una noche de verano; Joe no es de la misma opinión.

Siendo un Travis, Joe es un hombre con las ideas muy claras, acostumbrado a lidiar con obstáculos y luchar por lo que quiere. Y Avery es lo que quiere. Está decidido a conseguirla, sin escatimar esfuerzos y emplear todas sus armas de seducción. Cree que bajo esa gélida imagen de mujer de negocios, organizada y distante con los hombres, oculta su verdadera naturaleza: tan ardiente como su cabellera pelirroja. Está dispuesto a todo por conocer lo que Avery esconde en su corazón y demostrarle que él bien puede no ser el hombre que estaba buscando ni esperando, pero que, en realidad, es el que quiere.

Para empezar, aclaro que ésta es la sinopsis que se parece más a la novela y no la que había leído en la novela, pues no termina de ajustarse. Pero además de esto que, puede tratarse de un simple error, también compruebo que los avances que a lo largo de estos años Lisa Kleypas ha ido regalando a sus lectoras no terminan de encajar con lo que, al final, he leído.
Infiero que de ahí las diferencias de sinopsis y novela.

En cualquier caso, no es siquiera que la novela que me había imaginado -confieso que tenía una idea nítida de cómo sería- sea tan diferente a la esperada, sino que la historia de Avery y Joe no me ha emocionado, no me ha dejado con los sentimientos a flor de piel como hicieran las anteriores. 
No es la historia que esperaba me contaran sobre Joe Travis.

A pesar de mi desilusión creo que La chica de los ojos color café contaba con buenos elementos para hacer de ella una bonita novela.

Una protagonista fuerte que ha renacido de sus cenizas: Avery se nos presenta como una organizadora de bodas, maniática con su agenda y con férreas directrices. Es una curvilínea pelirroja que ha renunciado a los hombres y a casarse desde que fue abandonada en el altar. Pero además esconde una infancia difícil. 
Al final Avery es una mujer más vulnerable de lo que parece, pero no he podido vislumbrar esa vulnerabilidad ni, como con las anteriores protagonistas, conocer más detalladamente su pasado. Tal como pasó con Liberty, Haven e incluso Ella.

Un protagonista apuesto, seductor y noble: Aunque el Joe que conocimos en libros anteriores era más joven, tras el accidente sufrido con Jack, se presagiaba que íbamos a conocer a un hombre nuevo. Un hombre que casi ha perdido la vida y que ha madurado.
Pero en ningún momento en este nuevo Joe que conocemos vemos vestigios de aquel joven. Hoy Joe es sensato, maduro y leal y sí, hay algunas reminiscencias y confesiones a Avery, pero con todo, a veces ha quedado, incluso, desdibujado por Avery y su trabajo como organizadora.

Una trama prometedora: Una mujer que no quiere comprometerse ni cambiar su forma de vida, una mujer que no cree en el matrimonio pero organiza bodas y un hombre que cae rendido ante ella en cuanto la ve; una batalla de voluntades que prometía una bonita historia de amor y de crecimiento personal.

Por otra parte la novela cuenta con suficientes personajes secundarios para hacer de ésta una lectura romántica, divertida, conmovedora; como Sofía la hermana y socia de Avery que mantiene una complicada relación con un compañero de trabajo o los mismos hermanos Travis que tienen algunas escenas y tramas secundarias que si bien hacen más especial la novela, al final me han marcado más que Avery y Joe.

He notado mucho en falta la emotividad y profundidad que escondían las historias de libros pasados. ¡Qué bonita la historia de Liberty, qué valiente la de Haven o qué conmovedora la de Ella! Pero esa magia no la he encontrado en La chica de los ojos color café. 
No es siquiera que la atmósfera posea un cariz diferente, sino es que casi como si la novela perteneciera a otra autora, sin ese sello tan irrepetible y especial que caracteriza a Lisa Kleypas.

Pese a todo no puedo considerarla una mala novela, sino menos profunda, con menos sentimientos y más apresurada que las anteriores. Aunque soy una lectora fiel de Lisa Kleypas, y  aunque ya en su día me sucedió con La cueva de cristal, tengo que reconocer que me he llevado una gran decepción con La chica de los ojos color café.

2 comentarios:

  1. Hola Mariam!! Pues no podría estar más de acuerdo con tu crítica. Terminé de leerlo el viernes por la noche y me quedé con una sensación bastante rara. Me pareció todo muy previsible, eché en falta ese carácter tan típico de los Travis y la prota femenina… enfín… me ha defraudado, no he podido sentir mucha emoción con estos personajes…. No me esperaba este final para esta serie… Nada que ver con el “Diablo tiene los ojos azules” donde Cates me pareció increíble, donde había un tema y un personaje complicado con un desarrollo muy bueno a lo anteriormente escrito en el libro de Liberty. Respecto a Liberty, era una mujer fuerte, luchadora y en resumen un libro muy bueno con un hombre que supo comprender en todo momento su disyuntiva y estuvo a la altura de esta mujer y sobre todo, que nos dejaba con gana de más…, y que tuvo una gran continuación con Cates y Haven, para mí el mejor de la saga. Respecto al tercero, con Ella, aún no siendo el que más me había gustado de esos tres, me dejó muy buen sabor de boca, dulce y emotivo, y un desarrollo de acontecimientos bastante coherente. Y él un tío increíble... Enfín que esta serie era muy buena, pero ahora… casi preferiría haber esperado más, si el final hubiera sido impactante, a la altura de los anteriores y no una mera historia que se veía venir. No se ha profundizado nada en el interior de cada personaje a pesar de que podía haberlo hecho…
    Vaya… un mal final para una gran serie… De verdad estas cosas no las ha visto la autora y demás personas que forman parte del equipo??? No es que sea un mal libro, simplemente uno más de los muchos que hay por ahí……
    Y por lo que he visto de otras críticas... creo que ha sido algo generalizado.... Que pena....
    Un besazo como siempre Mariam!! Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Marta!! Me ha dado pena que la novela no haya resultado lo que esperaba. De hecho la sinopsis inicial prometía más o puede a mi me llamara más la atención. Tengo que reconocer que lo empecé con esa idea en mente y, claro, no es la que he encontrado.
      A ver si con la próxima novela Lisa Kleypas se resarce. Publica una histórica en otoño, de momento creo que en inglés. En Amazon ya está en preventa. Pinta muy bien...
      Un besazo Marta, me encanta leerte!!

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!