Desenfreno - Deirdre Martin

miércoles, 17 de junio de 2015

Título original: Total rush
#3 New York Blades
Autora: Deirdre Martin
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Talismán 
Fecha publicación: Octubre 2007








A ojos de su numerosa familia, Gemma Dante es una joven un tanto excéntrica. No comprenden que siendo de una familia tradicional y católica tenga creencias paganas; mucho menos que practique la wicca y les avergüenza que Gemma vaya diciendo que es una bruja, especialmente a su madre. 
Pero Gemma tiene asumido que es la oveja negra de una tradicional familia italiana y se enorgullece de ser cómo es y del éxito que su boutique New Age, situada en una de las mejores zonas de New York, ha alcanzado. Sin embargo su vida sentimental no es tan exitosa. 

Un día, impulsada por su mejor amiga, Frankie, accede a realizar un hechizo que atraiga al hombre de sus sueños. Pese a que no es de la opinión que debe utilizar los hechizos en beneficio propio, accede. Durante el ritual vislumbra el rostro de un hombre, del que distingue unos intensos ojos azules. 

Dos hombres de ojos azules irrumpen en su vida: un cliente, un tanto frikie, que aparece en su boutique solicitando tomar clases de la lectura del tarot y un bombero que acude a su casa tras haber recibido aviso de amenaza de incendio. Fuego o humo que procede de la quema de incienso. El bombero y sus compañeros le dan una buena regañina por quemar incienso y confundir a su vecina -una anciana cotilla e insufrible- con la posibilidad de un incendio. 

Poco después Gemma descubre que el bombero, Sean Kennealy, es en realidad su vecino que aprovechando su trabajo ha tratado de darle un escarmiento por quemar incienso. Pese al encontronazo inicial, Gemma y Sean se sienten atraídos mutuamente. Pero son polos opuestos, tan diferentes como el día y la noche, tan poco afines que parece imposible que ni todo el fuego que desprenden puedan unirlos. 

Desenfreno es la tercera novela de la saga de los New York Blades, protagonizada por la prima de Anthony y Michael Dante. Es esta tercera entrega el tema del hockey queda un poco relegado a segundo plano, pues pese a que el deporte le es cercano a Gemma, su vida y su manera de ser lleva la historia por otros senderos.
Pese a que no es una de las novelas más populares de la saga, es una de las que más me han gustado. La empecé con mucha reticencia, tengo que reconocerlo. Lo cierto es que, tal como se describía a Gemma, esperaba una historia disparatada, envuelta en hechizos y supercherías, pero, en su lugar, he descubierto una historia divertida, sensual y cargada de emotividad.

Si hay algo que me ha atrapado sobremanera es que Gemma y Sean, sus protagonistas, sean tan poco afines. Estoy acostumbrada a encontrar historias donde hay un flechazo que los acerca irremediablemente, y son las circunstancias, villanos y malos entendidos quienes los separan. La mayoría de las veces los protagonistas son almas gemelas. ¿Pero qué sucede cuando esos protagonistas que se conocen y se sienten atraídos, más allá de la química, tienen tan poco en común? ¿Hay esperanza para esa historia de amor?

Ése es  el argumento de Desenfreno.
Gemma y Sean se conocen, chocan pero enseguida pasan una noche juntos, una noche explosiva que desean repetir. Pero cuando Sean descubre que su bonita vecina pelirroja hace más que quemar incienso y ser vegetariana, su primer instinto es alejarse. 
Es a partir de ahí cuando conocemos ese lado más vulnerable de Gemma, el de una joven que ha sido rechazada -en varias ocasiones, incluida su familia- a causa de ser como es.

Pero para quienes no habéis leído la novela, os cuento un poco más de Gemma.
Gemma no es que sea una bruja en sentido literal de la palabra, no esperéis aquelarres ni una novela paranormal ni con tintes mágicos. Gemma practica la wicca, pero no pertenece a un círculo de brujas o aquelarre, comparte sus creencias y sigue rituales como quemar incienso, encender velas o conocer el don curativo o sanador de hierbas. Pero no se aleja de la corriente new age.
Sin embargo, poco a poco vamos conociendo de dónde provienen esas creencias y aunque nos choque su manera de ser o sus creencias, a medida avanza la novela, sólo ves a la Gemma hija, nieta, amiga, prima o amante. Una joven como cualquier otra que, vale, es vegetariana y quema incienso, no por modas o corrientes, sino como el que oye música clásica o practica yoga. Creencias, formas de vida.

Sean, de origen irlandés, es bombero por vocación. Abandonó su trabajo en Wall Street, donde recibía un sueldo mucho más abultado, por dedicarse a lo que realmente la apasionaba: salvar vidas. Hijo de bombero, para él su trabajo es casi una religión que, en ocasiones, no comparte con Gemma.
Sean puede parecer el hombre perfecto, tal como lo visionó Gemma, pero es humano y aquello que no comprende o comparte le hace replegarse. Como le pasa con Gemma. 

Sin embargo, y por eso me parece tan bonita la novela, pese a que parece que no tienen nada en común más que la atracción sexual, a su modo, no sin que falten malos entendidos y contratiempos, Gemma y Sean tratan de luchar por darse una oportunidad. ¿Lo lograrán? ¿Vencerán los sentimientos o la opinión de la gente o las propias dudas?

Como digo, la novela me parece preciosa. Además cuenta con todo un plantel de personajes secundarios inolvidables como la familia Dante, italiana  y tradicional, que choca con Gemma constantemente, especialmente su madre; mención especial a Nona (la abuela) que siente un cariño especial por Gemma y a la que está muy unida; sus primos Anthony y Michael, cuyas puyas pero lealtad son constante; Theresa; su mejor amiga Frankie, un personaje peculiar que te hace reír; los compañeros bomberos de Sean que en ocasiones entorpecen la relación con Gemma... y el excéntrico cliente de Gemma que tiene un papel importante en la novela.

Desenfreno es una novela que a primera vista parece ardiente, excéntrica, pero que a medida que vas leyendo se convierte en una preciosa historia de amor y de segundas oportunidades. Para mí es una de las más bonitas que componen la saga de los New York Blades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!