viernes, 19 de junio de 2015

Same rink, next year - Deirdre Martin

Título: Same rink, next year
# 4.5 New York Blades
Antología Hot ticket (Julia London, Annette Blair & Geri Buckley)
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Berkley
Fecha publicación: Septiembre 2009






Tierney O'Connor trabaja como conserje  en el hotel Barchester de Chicago. En el mes de enero,   al mismo tiempo que las tormentas de nieve, llega a la ciudad el equipo de hockey de los Buffalo Herd de Nueva York, donde milita David Hewson, para jugar en el partido contra el equipo local. 

Durante los últimos tres años, Tierney y David pasan juntos la noche posterior al partido. Es un acuerdo perfecto, sin complicaciones para ambos, tal como acordaron después de la primera noche. Sin embargo, ese año, la tormenta de nieve que azota Chicago provoca no sólo el cierre del aeropuerto, sino que varios huéspedes del hotel, entre ellos los jugadores de hockey, se vean obligados a permanecer en él durante todo el fin de semana.

Y esa única noche da paso a varias más, todo un fin de semana, cuyas consecuencias son impredecibles. ¿Qué sucedería si el encierro les obligase a intimar fuera del dormitorio y conocerse mejor? ¿Desaparecería ese misterio que les rodea? ¿Qué sucedería si la estrella del hockey descubriese que la cosmopolita conserje de Chicago nació en Nebraska? ¿Y si ella descubriese el origen humilde el jugador de hockey?

Same rink, next year es una novela corta, incluida en la antología Hot ticket, publicada junto a Julia London, Annette Blair y Geri Buckley. Está protagonizada por Tierney O'Connor y David Hewson. Como curiosidad, y también pequeño spoiler, comentar que Hewson posteriormente -pese a que no sucede en esta novela- fichará por los New York Blades. Lo comento porque está incluida en la saga del equipo de hockey y, tras leer la novela corta, no entendía el porqué. Pero al leer las siguientes novelas lo comprendí.

Lo cierto es que la idea que tenía de la novela, tras leer la sinopsis, puede que te hagas una idea equivocada de qué encontrarás, pues la historia de Tierney y David es una historia más romántica de lo que parece a primera vista, una historia de amor dulce donde las haya.

La de ellos es una historia sin ataduras, una noche placentera al año, hasta la próxima visita de los Buffalo Herd a Chicago. Pero un fin de semana, atrapados por la nieve en el hotel, puede cambiarlo todo. A medida que pasan los días Tierney y David van conociéndose mejor y, casi sin proponérselo, descubriendo cosas que no se atrevían a vocalizar. Después de todo, ésa es una de las condiciones de su acuerdo: sin preguntas. Pero en el fondo ambos se mueren por preguntar.

Me ha parecido muy bonita la historia que cuenta esta novela. Cuenta una relación que comienza con sexo pero, pese a que en teoría es todo lo que buscan, parece que el fin de semana puede hacerla cambiar.  Es cierto que pese a que la novela es corta relata algún que otro encuentro sexual, pero no es el carácter predominante. Al contrario, cuenta como, realmente comienzan a conocerse y a querer saber más del otro. Pero, al mismo tiempo, el temor a que esa historia cambie les asusta y actúa como parapeto tras el que esconderse.

Toda la trama se condensa en tres días en un hotel, donde Tierney tiene que mostrarse profesional  ante David y tratarlo con la cortesía como hacia cualquier cliente, donde el jugador tiene que fingir antes sus compañeros sobre sus ausencias y cuando su camino y el de la conserje se cruzan. 

Dada la pequeña extensión de la historia no puede desarrollar mucho más mi opinión sin desvelar escenas cruciales de la misma. Same rink, next year es una breve historia romántica sin una trama muy elaborada, pero que dado el punto de partida de la misma y el grupo de personajes secundarios que aparecen, sin duda, ampliando los escenarios donde desarrollarla, con estos personajes protagonistas, el bagaje de cada uno, sus sueños y miedos y el pasado que comparten, creo que Deirdre Martin podría, sin ningún problema, haber dedicado una novela romántica más extensa y elaborada.
Es una bonita y sencilla historia, un pequeño bocadito que disfrutar entre el resto de novelas, que degustas con rapidez y avidez porque, al menos en mi caso, me ha sabido a poco y dejado con ganas de seguir leyendo la saga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!