lunes, 29 de junio de 2015

Una dama en juego - Carla Montero

Título: Una dama en juego
Autora: Carla Montero 
Género: Histórica, Aventuras
Editorial: Círculo de Lectoras (Premio 2009)
Plaza & Janés
Fecha publicación: 2009/2010




1911. Europa es un polvorín a punto de estallar. Los diplomáticos tratan de retrasar el inicio de la guerra y los servicios secretos intensifican su actividad para recabar información enemiga. En este clima de tensión la inteligencia británica descubre la existencia de una peligrosa secta, los Kalikamaístas, una organización que cuenta con dinero y poder suficiente para amenazar la paz mundial. Todos los agentes que intentan infiltrarse en ella mueren antes de descubrir la identidad de sus dirigentes, pero sus informes son preocupantes. La secta persigue regenerar la humanidad a través de una purga y están a punto de desarrollar un arma como el mundo jamás ha visto.

1913. Isabel de Alsasúa, una chica que pertenece a una familia arruinada de la aristocracia española viaja con su tía al castillo de Brunstriech, que se prepara para celebrar la Navidad con lo mejor de la sociedad centroeuropea. Isabel no tardará en despertar el deseo de los dos hijos de su tía, Lars y Karel, quienes llevan años de rivalidad y suelen salirse con la suya. Isabel coquetea como si aquel mundo no tuviera secretos para ella. Al mismo tiempo, no obstante, en las catacumbas del castillo tienen lugar oscuros y peligrosos ritos. Cuando aparezca la primera víctima, Isabel se verá arrastrada por azar al tablero de la política europea, que parece haberse trasladado a Brunstriech. Pero ¿es sólo azar o alguien tenía previsto que la joven participase en el juego?

Sinopsis extraída del libro 

Una dama en juego fue la novela ganadora del premio Círculo de Lectoras de Novela 2009; también la primera novela publicada de Carla Montero Manglano. La he leído recientemente y, pese a que este blog está dedicado a la novela romántica, hoy quiero dedicarle la entrada y crítica correspondiente.
No es una novela romántica. Si bien, como en numerosas otras novelas pertenecientes a otros género literarios, en sus páginas, entrelazada a la trama principal, en este caso de intrigas políticas y espionaje, se deriva la historia sentimental de Isabel de Alsasúa, la protagonista femenina.

Mi primera impresión al comenzar la lectura me la dejó la maravillosa prosa de su autora. Sé que para muchas lectoras es sacrílego destacar la narrativa de una escritora; pues, sí, es cierto, es menester de un libro que esté bien escrito. Pero hay muchas maneras de contar una historia e infinidad de estilos literarios. No siempre una novela muy bien explicada o escrita me atrapa, pues si lo que cuenta no despierta mi interés poco importa, pero también en el polo opuesto, si abusa de una prosa coloquial. Pero una autora que logra hipnotizarme con sus palabras me tiene ganada y si el ritmo decae, consigue que siga pegada un poco más y no cierre el libro de buenas a primeras aunque por sí sola no sea garante de éxito.

Me gusta la originalidad con que cuenta la historia, con una narrativa epistolar. Pero no se trata de una sucesión de cartas, sino que, tras dos prólogos iniciales, donde nos sitúa en el marco en que acontece la novela -donde las grandes potencias políticas toman posiciones frente a la inevitable guerra a punto de estallar, y se describe la existencia de una secta, tan peligrosa como el conflicto bélico- la acción pasa a 1913, cuando Isabel de Alsasúa y el príncipe Karel dirigen sendas misivas a Lars, el Gran Duque de Brunstriech. Las de Isabel son cartas de amor; las de Karel parecen una confesión.

La novela está narrada desde el punto de vista de Isabel y Karel, y es a través de sus ojos que conocemos al resto de personajes y los hechos que acontecen en las Navidades de 1913 en el ducado de Brunstriech, en el corazón austrohúngaro, e introducen al tercer vértice del triángulo sentimental: Lars.

Pero si bien parte de la historia -una parte muy importante- se sustenta en las relaciones personales y sentimentales de estos tres personajes, Una dama en juego es una novela de intrigas políticas y espionaje. 
El servicio secreto británico que ha perdido a varias agentes, anda tras la pista de los dirigentes de una secta, los Kalikamaístas. Durante las Navidades de 1913, coincidiendo con la llegada de Isabel, además de celebrar las festividades acontecen hechos inquietantes que, al azar, la joven descubre: en las catacumbas del castillo de Brunstriech, a través de ocultos e intrincados pasadizos secretos, se llega a unas estancias subterréas donde es testigo de reuniones clandestinas celebradas por lo que parece ser una organización secreta, cuyos dirigentes van encapuchados.

Descubrir la identidad de dichos hombres, así como la naturaleza de sus planes, es el objetivo del servicio secreto británico que cuenta con dos agentes entre los invitados al castillo, cuyas identidades no desvelaré.

Isabel queda atrapada en esta enmarañada red de espionaje y su vida en peligro. Pero Isabel de Alsasúa no es una heroína convencional. Bajo la apariencia frágil y coqueta que muestra se esconde un personaje de contrastes, una mujer atípica para su época y para la sociedad en que vive. Y es una mujer que también tiene sus propios secretos.
El triángulo amoroso con Lars y Karel, está un poco en segundo plano, a remolque de las intrigas que marcan el devenir de la historia pero, según avanzan la novela, más íntimimante relacionados.

Pese a que en ocasiones el ritmo decae, sobre todo hacia el desenlace, paradójicamente cuando menos lo esperaba y están a punto resolverse los grandes interrogantes de la novela, la lectura me ha atrapado. Siendo como es la primera novela de la autora he quedado muy gratamente sorprendida y, sin duda, leeré otras de sus obras.

Una dama en juego narra como Isabel de Alsasúa se convierte en uno de los peones de la partida de ajedrez -hablando con eufemismos- que se desarrolla en la centroeuropa previa al estallido de la primera guerra mundial. Es un novela de intrigas, espionajes, seducción y, diluida en ella, una historia de amor donde hay elaboradas descripciones de los helados parajes que rodean el castillo de Brunstriech, los bailes, donde abunda información sobre la situación política de  Europa y las raíces de los personajes.

Es una novela intensa y atractiva, interesante si disfrutas de una buena novela de espionaje con elaboradas narraciones que no sólo enmarcan la historia que cuenta sino que desgranan mucha información; mas si esperáis encontrar una historia de amor pura no es así, no la encontrareis. Porque Una dama en juego no es una novela romántica, reitero.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Esta novel la leí hace tiempo y guardo buenos recuerdos de ella. Me pareció como a ti, una novela intrigante con un ritmo, que aunque no continuo, si te tenía en vilo. La tengo en mi estantería colocada delante (eso es muy buena señal jeje) y si tuviera mas tiempo seria una de las que releería en esos momentos en los que no se qué leer.
    A ver si me paso mas a menudo por aquí
    Muchos besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cris! Muchisísimas gracias por dejar tu opinión. Me ha encantado leerte. Con lo que me gusta cotillear de libros... Estás invitada a pasar cuando quieras. Hace días que no me paso por tu blog. Me he leído una novela que vi que habías reseñado, así que me voy a pasar a opinar...
      De Carla Montero me han recomendado La tabla esmeralda. Dicen que está muy bien. Ya me la he apuntado en la lista de próximas lecturas!
      Un beso muy grande y mil gracias por pasar por aquí

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!