lunes, 27 de julio de 2015

Sola ante el peligro - Nora Roberts

Como habréis podido comprobar, este verano estoy leyendo novelas de Nora Roberts; ésas que tenía pendientes y que nunca parecía encontrar el momento. Lo cierto es que ahora no sé porqué no las he leído antes, pues son lecturas apasionantes, perfectas, sin duda, para evadirte en ellas en este caluroso verano.

Título original: High noon
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea/Suspense romántico
Editorial: Plaza & Janés/Debolsillo



Antigua agente del FBI, Phoebe McNamara es teniente del departamento de Policía de Savannah, además de la negociadora jefe. Es ella la que arriesga su vida, empleando hábiles técnicas de persuasión, para convencer a un suicida de que no se lance al vacío; es ella la que en un secuestro con rehenes mantiene las negociaciones con el secuestrador para lograr que estos sean liberados ilesos. Pese a ser un trabajo absorbente, estresante, sabe que es buena en lo que hace. 

Supo a muy tierna edad que un día sería negociadora, cuando ella misma, su hermano menor y madre fueron retenidos a punto de pistola por la ex-pareja de su madre.  Su trabajo llena todo su tiempo, fuera de él su vida se reduce a un círculo muy íntimo: su madre que sufre agorafobia, Carly, su adorable hija de siete años, su hermano y cuñada, y un tía honoraria que vive con ellos en la preciosa y majestuosa mansión, que se ha convertido en una especie de prisión, en la calle Jones.

El día de San Patricio Phoebe acude a la llamada de un intento de suicidio. Con su intervención evita que uno de los camareros de un pub deportivo se suicide. Duncan Swift, el antiguo jefe y casero del hombre, queda embelesado e intrigado por Phoebe, por esa combinación explosiva de aplomo y persuasión con que aborda a Joe, su ex-empleado, así como su belleza y sensibilidad. Por ello no escatima esfuerzos para acercarse a ella y derribar los muros que ha levantado para apartarse de todos.

Phoebe no tiene intención de iniciar una relación con nadie, ni siquiera con el atractivo y encantador Duncan. Su vida ya es suficientemente complicada tal como es. Duncan no está de acuerdo y está decidido, con persistencia y encanto, a hacerse un hueco en ella. 

Después de un altercado con un compañero policía, resultado del cual Phoebe es brutalmente asaltada e ingresada en el hospital, Duncan acude a su lado, decidido a no alejarse de ella bajo ningún concepto. Una vez el agente agresor es expulsado del cuerpo, Phoebe cree que su vida volverá a la normalidad y tendrá la oportunidad de intentar iniciar una relación con Duncan. Sin embargo, alguien tiene otros planes... 

En la puerta de la mansión comienzan a aparecer animales muertos. Al principio lo toma por la travesura de algún adolescente problemático del barrio, pero cuando el grado de violencia sufrido por los animales aumenta, también lo hace su inquietud. 
Duncan jura permanecer a su lado y no abandonarla ante el peligro.

Sola ante el peligro es una inquietante novela de suspense romántico que me ha mantenido en vilo de principio a fin. La trama gira alrededor del trabajo de Phoebe McNamara. 
A lo largo de la novela son varios los casos en los que debe intervenir, casos que la autora no pasa por encima, como meras escenas anecdóticas, sino que nos convertimos en testigos de las frenéticas negociaciones de la protagonista y de la incertidumbre del desenlace. Eso hace que el gran peso de la historia recaiga en ellas, sin embargo, al mismo tiempo, se desarrolla la relación entre Duncan y Phoebe.

A diferencia de otras novelas de suspense romántico, en las que sus protagonistas se unen a raíz de un asesinato, misterio o investigación -normalmente ambos están implicados- donde la adrenalina fluye y la relación toma una velocidad vertiginosa, en Sola ante el peligro, Duncan permanece ajeno -o no implicado directamente- en el trabajo de Phoebe. 
Sin embargo, y a también a diferencia de otras novelas del género, eso no evita que la relación que está naciendo entre ellos se desarrolle con más o menos normalidad: cenas, citas, comidas familiares... como una pareja normal y corriente que mantiene citas y se va enamorando. 
Poco a poco, gracias a estas citas, Duncan va minando las defensas de Phoebe, le abre las puertas de su vida, su círculo más íntimo, y le confía su pasado, cómo fue su infancia y le lleva a conocer a la que él considera su familia. Al mismo tiempo se adentra en la familia de Phoebe, convirtiéndose en una persona querida por todos en la mansión de la calle Jones.

A través de estas escenas, aparte de las referentes al trabajo de Phoebe, Nora Roberts nos hace conocer a estos personajes. Como los secundarios, son personajes magistralmente descritos. 
Duncan, como la mayoría de los protagonistas de las novelas de Roberts, es un joven encantador, con un fino sentido del humor, apuesto y honorable que hace uso del flirteo para engatusar una a una a todas las mujeres que viven en la mansión. Propicia así escenas entrañables, divertidas e incluso tiernas.

Phoebe es una mujer, tal vez, engañosamente a primera vista, de apariencia frágil. Es una pelirroja de ojos verdes seductora, pero fría como el acero en su trabajo. Hasta que aparece Duncan, su vida está dividida en dos compartimentos: su trabajo y su familia. Tras el matrimonio fracasado con el padre de Carly no ha salido con apenas hombres y así quiere que sea. Hasta que Duncan aparece y no acepta un no por respuesta.

Los personajes secundarios están tan bien descritos y delineados como la pareja protagonista. Roberts les ha dotado de unos rasgos y una personalidad única para cada uno que destacan en la historia, en lugar de ser parte del decorado, figurativamente hablando. 

Carly es una niña de siete años que por su vivacidad, alegría y coquetería me ha hecho sonreír constantemente. Locuaz y parlanchina propicia escenas muy divertidas. Me ha sorprendido especialmente Essie, la madre de Phoebe. Pues pese a tratarse de una mujer agorafóbica, Roberts no la ha descrito como una persona con problemas mentales o inestable, al contrario. A pesar de su problema, es una mujer muy dulce, una madre y abuela abnegada. Ava, antigua empleada de una prima, vive con ellas y aunque su papel es menos relevante, es otro de los pilares en la vida de Phoebe.
Así como lo es Dave, su superior y el hombre gracias al que descubrió su vocación policial, el hombre que la salvó a ella en su infancia. Otros personajes a destacar son Carter, el hermano de Phoebe, y su mujer Josie, o Phin, Loo y mamá Bee, la familia de Duncan. 

Todos ellos forman parte del universo que rodea a Duncan y Phoebe, e indirectamente, se ven envueltos en los peligros que acechan a Phoebe. 
El argumento de suspense es escalofriante. En ocasiones te sume en la angustia y, en todo momento, te mantiene en la incertidumbre. Especialmente porque a diferencia de otras novelas de Roberts el culpable es complicado de dilucidar. Razón por la que la he disfrutado aún más.

Como digo antes, uno de los puntos fuertes de la novela es la parte romántica, por el ritmo en que se desarrolla, porque es independiente a la intriga en sí y porque es una historia dulce y romántica.
Como punto menos fuerte destacaría que el final pese a que es de infarto, he notado a faltar una escena donde se recapitule como acaba cada personaje. Esto se debe a que el peso de la novela recae sobre la trama de suspense. Pese a ello, Sola ante el peligro es una novela emocionante, con intriga, suspense y una preciosa historia de amor que seguro voy a leer más de una vez. 

2 comentarios:

  1. Lo leí hace años de la biblioteca y me gustó mucho.
    Hay una versión telefilme, pero no le llega ni a la altura del tobillo; la pasan de tanto en tanto en las tardes de fin de semana en A3.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Buenas tardes Marhya!! He estado desconectada desde el lunes, perdona. No he visto la película, pero buscando la portada del libro vi la carátula por internet. La verdad es he visto alguna película basada en libros de Nora Roberts y no me acabó de gustar. Así que, por lo que dices, ni me acerco.
      ¡Gracias por pasarte por aquí! Veo que tenemos en común el gusto por las novelas de Nora, entre otras. Un beso enorme!!

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!