Las viñas de Napa valley - Nora Roberts

miércoles, 5 de agosto de 2015

Título original: The Villa
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Plaza & Janés/Debolsillo
Fecha publicación: 2001



Durante tres generaciones la familia Giambelli ha trabajado los viñedos de Napa valley para elaborar uno de los vinos más selectos y prestigiosos a nivel internacional. Después de veinte años de matrimonio, Eli MacMillan y Teresa Giambelli, apodada “La Signora”, han decidido fusionar sus bodegas, lo que conlleva una nueva aventura empresarial con muchos cambios. La decisión levanta suspicacias, pues las posiciones dentro de la empresa familiar, así como el estilo de vida de sus miembros, quedan irrevocablemente alterados.

Uno de los principales cambios afecta a Sophia Giambelli, nieta y principal heredera de Teresa, hasta ahora responsable de las Relaciones Públicas y publicidad de las bodegas Giambelli. A partir de entonces deberá abandonar San Francisco y trasladarse a California para aprender a trabajar con la tierra y las vides.  Mientras Ty, nieto y heredero de Eli MacMillan, viticultor de los viñedos MacMillan, deberá empezar a vestir traje y participar en las campañas de marketing de los vinos. En el plazo de un año, el trabajo de ambos será evaluado y su posición dentro de Giambelli-MacMillan decidida. 

Ni un ni otro están emocionados con la idea de desempeñar otro cargo: Sophia no ha pisado los viñedos en mucho tiempo  y ahora deberá mancharse las manos; a Ty la idea de vestir traje y socializar le provoca urticaria. Además, eso implica que ambos deberán aprender a trabajar en estrecha colaboración y superar sus diferencias. 

Las decisiones de la matriarca de los Giambelli y su marido despiertan recelos también en el resto de la familia que ve peligrar el status que hasta entonces han ostentado, unos tratando de cubrir las prácticas deshonestas llevadas a cabo en la empresa, otros tratando de conservar su lugar dentro de su familia política.

Se inicia así una encarnizada lucha por conservar el poder en el seno de la familia Giambelli.  Cuando comienzan a suceder accidentes y tragedias que llegan incluso hasta el asesinato, las mujeres Giambelli se cercioran que, sin lugar a dudas, alguien está tratando de destruirlas. Pero quién y por qué es un interrogante.

Las viñas de Napa valley es una fascinante historia de amor, intrigas corporativas y rencillas familiares que me ha mantenido en vilo de principio a fin. Puede que no sea la mejor novela de Nora Roberts ni la resuelta con más maestría, pero muestra la prodigiosa habilidad de esta autora para atrapar al lector página tras página.

Por un lado, nos envuelve en la tensa trama familiar y empresarial que rodean a las mujeres Giambelli, desgranando los entresijos de las complejas relaciones de sus miembros; por otra parte cuenta dos preciosas historias de amor.

El núcleo de la familia Giambelli es su matriarca Teresa, alias La Signora, una mujer fuerte y ambiciosa que ha trabajado por los viñedos y bodega como el más implacable de los hombres. La empresa Giambelli ha sido siempre su prioridad y a sus sesenta y siete años aún sigue plantando batalla y poco dispuesta a rendirse. Eli MacMillan es la calma que contrarresta a Teresa, la voz de la razón que, al final, escucha.

Con la puesta en marcha de la fusión empresarial las luces y las sombras de los Giambelli despuntan. 
La trama familiar está hilvanada con maestría. Es fácil que la lectura te absorba, mientras vas descubriendo los engranajes de las bodegas Giambelli-MacMillan que desvelan secretos y miserias desconocidas.

Por otra parte, pese a que la parte de intriga y suspense resulta fascinante,  confieso que la parte romántica es cautivadora. 

La historia de Ty y Sophia es intensa, romántica, divertida, una lucha de voluntades y un choque de personalidades tan diferentes que, a veces, te hace dudar como pueden encajar. Mientras Ty es un hombre de campo, tranquilo, pausado y reflexivo, que parece estar perdido entre las viñas, alejado de la mundana realidad, Sophia es sofisticada, cosmopolita, fría en apariencia pero en el fondo es un volcán que fácilmente entra en erupción. Sin embargo, bajo esa fachada esconde un lado muy vulnerable. 

La otra gran historia de amor es la de David Cutter y Claudia, la madre de Sophia. Es una historia preciosa, dulce y romántica. Es una historia de nuevas oportunidades. Cuando se conocen Claudia está afrontando un divorcio, tras un matrimonio de treinta años, y está enfrentándose a muchos cambios en su vida como su estado civil y posición dentro de Giambelli-MacMillan. 
Por su cabeza no pasa la idea de volver a  enamorarse, mucho menos casarse. Al principio el interés de David la descoloca, sobre todo porque es más joven que ella. 

David ha sido contratado como director ejecutivo de operaciones, es la persona que evaluará el trabajo realizado por los diferentes miembros de la familia Giambelli-MacMillan. Se ha trasladado a California con sus dos hijos adolescentes con el deseo de empezar una nueva vida. La primera persona a la que conoce es Claudia y la atracción por ella nace enseguida.

Si tuviese que enumerar tres razones por las que Las viñas de Napa valley es una excelente novela mencionaría las siguientes: 

En primer lugar porque Nora Roberts logra, magistralmente, a través de los diálogos que podamos ver el interior de sus personajes, sus personalidades, la dinámica de las relaciones que mantienen, sus miedos y anhelos, tanto de los principales como los secundarios. 
En segundo lugar porque las dos historias de amor -sin contar la de Eli y Teresa que aun en segundo término me ha hecho sonreír, emocionarme y dejado con mariposillas en el estómago en algunas escenas- son preciosas. Visceral y apasionada la de Ty y Sophia, dulce y conmovedora la de David y Claudia. 
Y en tercer lugar porque la ambientación es impresionante. Desde San Francisco a California, desde Villa Giambelli a los viñedos, te sientes transportada al corazón de intrigas y misterios que rodean a los Giambelli-MacMillan con maestría. 
Y pese a que la parte de misterio, excepto algún detalle, no sorprende demasiado, ya que se dan indicios a lo largo de la novela, me parece una fantástica novela de intriga.

Pero, sin duda, más allá de la trama romántica que es preciosa, de la de suspense que te mantiene en vilo, me quedo con la manera en que teje y entrelaza a los diferentes personajes: Claudia, David, Sophia, Ty, Maddy y Theo -los hijos de David- Teresa, Eli... Todos ellos configuran una constelación de personajes inolvidable. Novelas e historias así me recuerdan porque es tan gratificante perderse entre las páginas de un libro.

11 comentarios:

  1. Mariam, una vez más me tengo que rendir ante tu magistral forma de escribir una reseña.
    A mi me encanta esta novela por todo eso que has sabido explicar pero para lo que yo no hubiera encontrado palabras.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay muchisísimas gracias Isa! Pero creo que te expresas de maravilla en tus reseñas. Qué ilusión hace compartir gustos en tantas y tantas novelas. Un beso enormeeeee.

      Eliminar
  2. Hace tiempo la leí porque me la prestó mi hermana y me gustó muchísimo. No la he releído al no tenerla en casa pero creo que es de esos libros que puedes volver a leer cada tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días Marhya! Hace poco vi que está en ebook en amazon y estuve tentada en comprarla. La edición que tengo en papel es de segunda mano, la encontré en una "expedición libril" en la feria del libro antiguo. Creo como tú, que es una de esas novelas que quieres conservar siempre. Un beso muy grande

      Eliminar
  3. Admito que con esta autora he sido muy injusta, ya que leí hace mucho tiempo dos libros suyos y no me gustaron nada, y hasta ahora, no he vuelto a darle una oportunidad.
    Cuando decida levantarle el veto, este puede ser un buena opción, ya que, por lo que veo, tenemos un 2 x 1 (dos historias de amor) y hay suspense, cosa que agradezco mucho en mis lecturas.
    Por cierto que en rasgos generales, me he acordado de la serie Falcon Crest, jajaja !
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja La primera vez que leí la sinopsis de la novela pensé algo parecido, Maribel. Yo te recomiendo que si piensas en darle otra oportunidad a las novelas de Nora Roberts elijas algunas de las independientes, sobre todo de las antiguas, o de las últimas La testigo que es preciosa.
      Un beso y feliz verano!

      Eliminar
    2. Tendré en cuenta tu recomendación.
      Feliz verano para ti también !
      Besos !

      Eliminar
    3. ¡Ojalá te guste si la lees! Feliz verano!!!

      Eliminar
  4. Me encanta esta autora, la verdad que por ahora todo lo que he leído de ella me ha gustado, así que este libro acabará cayendo. Eso sí, dentro de un tiempo que tengo muchísimos pendientes ahora mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que te guste! Y si escribes tu opinión en tu blog, me pasaré rauda a leerla. Un beso

      Eliminar
  5. Tengo que confesar que nunca he sido la mayor fan de Nora Roberts. Me encantan algunas novelas, otras no tanto, pero hay algunas tan buenas que las leería una y otra vez. Pero creo que es una autora que pese a que a veces resulte repetitiva, ha escrito historias preciosas. Y ésta me lo parece. Desde luego este verano estoy "noraadicta".
    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!