lunes, 14 de septiembre de 2015

Beautiful gifts - Catherine Anderson

Beautiful gifts (The true love wedding dress)
Keegan-Paxton #2
Catherine Anderson
Romántica histórica Oeste (sin traducir)
Onyx Books
Noviembre 2005


The true love wedding dress es una antología que reúne cuatro novelas cortas, escritas cada una de ellas por una autora diferente: Barbara Metzger, Connie Brockway, Casey Clayborne y Catherine Anderson.

La novela da comienza con un prólogo, escrito por Catherine Anderson, que nos sitúa en Escocia. 

Es el año 1790. A la luz del fuego, Aileanna MacEwan, una muchacha escocesa, cose el vestido de novia de su señora, una joven mimada y consentida que va a desposarse con un noble británico de nombre Halford Bainbridge. La humilde costurera está secretamente enamorada de él. Así como sabe que Bertrude, su señora, no hará feliz al apuesto joven. Impulsada por la mágica conexión que siente con el vestido, lanza un hechizo sobre éste según el que sólo una mujer que se case por amor podrá lucirlo.

Aileanna MacEwan desciende de una estirpe de brujas. 
El hechizo no tarda en obrar su magia y, poco después, el mismísimo Halford Bainbridge aparece en las cocinas y... evidentemente no os contaré qué acontece.
Basta decir que una vez logrado el cometido del vestido, mágico, desaparece. 
Pero a lo largo del tiempo irá volviendo a aparecer y desaparecer...

Cada una de las historias de estas autoras parten de ese vestido mágico y de la joven a cuyas manos llega. 

Beautiful gifts es la cuarta y última novela de la antología, también de la autora Catherine Anderson. En esa ocasión el vestido mágico aparece en el Oeste, en Colorado, concretamente en el pequeño pueblo de Sin Nombre donde se desarrollan las historias de la familia Keegan-Paxton. 
Beautiful gifts es la segunda en orden de lectura, es una novela corta, situada tras Keegan's Lady y cuenta la historia de Patrick O'Shannessy y Faith Randolph.

Faith Randolph nació en el seno de una familia de la alta sociedad de Brooklyn.  Se casó con apenas quince años. Y, tras enviudar, su padre, un hombre frío y manipulador, arregla un nuevo matrimonio de conveniencia. Esta vez lo hace con un anciano prácticamente en su lecho de muerte.
Su primer matrimonio también fue una unión sin amor, una fusión entre dos adineradas familias, al que Faith accedió. Pero, en esta ocasión, cuando descubre que su prometido planea enviar a Charity, su hija, a un internado, huye.

Dejando atrás su fortuna y vida privilegiada, Faith huye con Charity con destino incierto. Su última parada es en Sin Nombre, un pequeño pueblo de Colorado, cuando al bajar de la diligencia descubre que le han robado todo el dinero. 

Durante días, Faith se ve obligada a buscar comida en la basura para alimentar a su hija y a dormir, a hurtadillas, en establos. Famélica y angustiada, Faith busca trabajo en el pueblo. Cuando está a punto de ofrecerse como moza de la taberna se cruza con un vendedor ambulante que le regala dulces para Charity y un bonito vestido de novia, que no ha podido vender, a Faith. Con renuencia, la joven lo acepta.

Poco después Faith descubre un anuncio en el almacén de Sin Nombre, según el que se busca ama de llaves para el rancho O'Shannessy. Pese a que el vendedor le informa que se trata de un anuncio muy antiguo y que probablemente alguien ya ha sido contratado, Faith decide acercarse a indagar.

Para su sorpresa, Patrick O'Shannessy, el dueño del rancho resulta tan joven que ella. 
Pese a que aún no ha contratado a nadie Patrick cree que Faith no es la persona más adecuada para el puesto: es demasiado joven  y delicada, no está habituada a la dura vida de un rancho ni a trabajar con animales. Pero cuando Faith cae desmayada a sus pies, se compadece de ella y  de su hija y la contrata. Poco tarda en descubrir que es incapaz de hacer los quehaceres necesarios en un rancho. Pero Patrick, conmovido por madre e hija, se ofrece a enseñarle y a darle una nueva oportunidad. 

Pese a ser una novela corta, incluida dentro de la antología The true love wedding dress, con las peculiares que conlleva, la historia de Patrick O'Shannessy y Faith Randolph me ha parecido dulce y conmovedora.  

Patrick y Faith pertenecen a mundos tan diferentes como el día y la noche, pero ambos tienen en común las heridas de una infancia difícil. 

Faith es una señorita de ciudad, criada entre algodones y educada en el convencimiento de que debía respetar los deseos -y órdenes- de un padre frío, cruel e indiferente. Su primer matrimonio fue acordado entre su padre y el padre de su difunto esposo y se celebró cuando apenas tenía quince años. Tras el desengaño sufrido, nuevamente accedió a no contravenir los deseos de su padre cuando acordó un segundo matrimonio, hasta que supo que la apartarían de su hija Charity. 
A partir de entonces comienza su lucha por sobrevivir y huir de la influencia de su padre, lo que lleva a madre e hija a Sin Nombre y al rancho de Patrick O'Shannessy.

El Patrick O'Shannessy, cariñoso y maduro, que conocemos dista abismalmente del joven propenso a desahogar sus penas en alcohol y en estallidos violentos de Keegan's Lady. Lo cierto es que me ha sorprendido mucho el cambio sufrido, si bien han pasado dos años desde que los hechos acontecidos en la anterior novela.

Patrick se muestra en todo momento paciente y bondadoso con Faith y con Charity, con lo que la niña, poco acostumbrada a la bondad o la mera atención de un hombre, enseguida se encariña con él. Juntos protagonizan escenas no sólo dulces, sino también divertidas.

Pese a tratarse de una novela corta la trama está hilvanada con sencillez y coherencia, describiendo como día a día la vida en el rancho propicia que los sentimientos  nazcan entre Patrick y Faith. La ineptitud de Faith como ama de llaves a su llegada da pie a escenas muy divertidas pero también conmovedoras con la pequeña Charity.

Además personajes de la anterior novela como Caitlin, la hermana de Patrick, Ace o Joseph tienen un pequeño papel en la historia. 
Pese a estar incluida en la antología The true love wedding dress, con lo que la trama parte del vestido que le regalan a Faith, la historia no desentona y enlaza de una manera tierna y encantadora. 

Si bien es cierto que, al estar incluida en este libro, y a la vez ser parte de una saga, las lectoras que no hayan leído la primera novela puedan detectar referencias y personajes acontecidos anteriormente que les desborden un poco. No obstante, es bonito saber cómo ha cambiado la vida de Caitlin y Ace en el tiempo transcurrido y cómo ella ha dejado de ser la joven asustadiza como conocimos, así como Patrick ha dejado de ser el joven conflictivo y problemático que fue.

La historia de Patrick, Faith y Charity me ha parecido preciosa, sencilla y de esas que sin muchos alardes llega directa al corazón. 

Por último, no puedo acabar estas líneas sin hacer una pequeña referencia al prólogo de The true love wedding dress que, de la mano de Catherine Anderson, describe como, una vez más el vestido de novia desaparece, pero, eso sí, sigue obrando su magia como es su cometido.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Soy nueva seguidora. He visto que me sigues, así que me quedo por aquí; además, me gusta mucho la novela romántica, así que seguro que encuentro alguna que otra novela para leer :3

    El libro que reseñas no lo conocía, pero veo que es una segunda parte y que es romántica histórica =/ De todas formas parece que no está traducida, así que la dejo pasar porque no sé leer en inglés xD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Esther! Gracias por seguir mi blog. Espero que te guste. He empezado a seguir el tuyo, así que te iré leyendo, pero si quieres recomendarme alguna novela, lo te agradezco un montón.
      De esta autora hay novelas traducidas, preciosas por cierto. En el blog voy alternando novelas en español y en inglés. O eso intento. A veces paso por una racha monotema... jeje
      Un beso. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Que bien suena, tiene todo para gustarme, me encanta Catherine Anderson y además las novelas románticas del oeste me gustan muchísimo. Lo malo es que mi inglés no da para leer novelas, ¡Argh!!!! A ver si hay suerte y lo publican en España.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marhya! Es una novela cortita... por si te animas a probar. Un besazo

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!