jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós 2015...




Adiós 2015... 

En unas horas nos despedimos del 2015 y antes de que llegue a su fin, escribo la última entrada del año. Si bien tenía pensado acabarlo con una última reseña, al final, como suele decirse, he escuchado al corazón. 

En estos últimos meses, por diversas razones, mi dedicación al blog ha sido un poco discontinua,  pero a pesar de la inactividad, a veces durante meses, quiero agradecer de todo corazón a todas aquellas personas que se han unido a él o que pasan a leerlo, aun cuando no siempre dejéis comentarios. ¡Gracias! Porque el saber que hay personas que lo leéis es una razón de peso para seguir dedicando tiempo a este espacio.

Por ello además de agradeceros de corazón la fidelidad, quiero desear a todos y todas los que visitáis mi blog un felicísimo 2016, que todo lo malo que os haya pasado en  el 2015 lo dejéis atrás, atesoréis lo bueno y empecéis el nuevo año, rodeados de vuestros seres queridos, cargados siempre de esperanza, optimismo y una sonrisa. Que los próximos doce meses os ofrezcan 366 oportunidades para hacer realidad vuestros sueños y proyectos. ¡Y que la novela romántica reverdezca y florezca aún más!

Por mi parte voy a empezar el año con mucha ilusión y proyectos, ilusión que espero plasmar también en el blog. De momento os adelanto algunas de las próximas reseñas que subiré, ya en 2016: las de las nuevas novelas de Lisa Kleypas,  Kristan Higgins y Nora Roberts. 
Pero voy a seguir escribiendo de libros de hace unos años de Nora Roberts (me quedan aún tantos...) e intentar completar las bibliografías de mis autoras preferidas (es uno de mis propósitos), además de las dos novelas restantes de la trilogía del Baztán que dejé pendientes.

¡Gracias y feliz año!

Mariam

lunes, 28 de diciembre de 2015

Deseo de Navidad - Nora Roberts

All I want for Christmas
Nora Roberts
Antología Deseos de Navidad (Nora Roberts, Susan Wiggs, Robyn Carr)
Harlequín Ibérica/Top Novel
Diciembre 2011




Zeke y Zach Taylor son unos gemelos de seis años que están a punto de comenzar la escuela primaria. Lo cierto es que están un poco preocupados. Su padre se desvive por ellos, pero trabaja mucho y no siempre puede prestarles la atención que necesitan. Si bien tienen a la tía Mira o la señora Hollis para cuidarles, piensan que sería perfecto tener una mamá, una mujer guapa y cariñosa -y con el pelo amarillo- que les ayude con el álgebra, a deletrear correctamente, que le gusten los perros y las galletas. Así que dado que su padre está tan ocupado, ellos se encargaran de encontrarla. ¿Y qué mejor modo que pedirle a Santa Claus una mamá? Ésas, sin duda, serán las Navidades más especiales de sus vidas.

En un breve periodo de tiempo Nell Davis ha roto con su novio y ha perdido su trabajo como profesora de música en una escuela de Manhattan. En lugar de lamerse las heridas, decide dar un cambio a su vida y presenta su solicitud para trabajar en la escuela elemental de Taylor's Grove, un pueblecito de poco más de trescientos habitantes en Maryland. Cuando es aceptada se muda enseguida, dispuesta a comenzar una nueva vida allí. Enseguida se queda prendada del pueblo, de la amabilidad de sus habitantes, de la escuela y de sus alumnos. 

Los pillos gemelos Taylor, primos de Kim, una de sus alumnas de secundaria, le roban el corazón enseguida. Lo que desconoce es que los niños están encantados con su llegada porque están convencidos de que ella es la mamá que Santa Claus les ha enviado.  Mac, el padre de los niños, también desconoce de qué tanto cuchichean sus hijos, pero no está predispuesto a la idea de volver a enamorarse ni arriesgar su corazón ni el de sus hijos. 
No puede negar la atracción que siente por Nell, la nueva profesora de música, pero Mac es padre soltero y su prioridad son Zeke y Zach. Nell inunda sus vidas de luz y alegría, pero Mac es tan reticente a dejarla entrar en sus vidas que ¿se cumplirá el deseo de Zeke y Zach?

¿A quién no le gustan las novelas románticas ambientadas en Navidad? Voy a confesar que siento cierta debilidad por ellas.
Deseo de Navidad de Nora Roberts forma parte de la antología Deseos de Navidad, que recopila  además novelas cortas de Susan Wiggs y Robyn Carr. Se trata una de esas dulces y conmovedoras novelas que no necesitan un argumento que desborde originalidad ni sorpresas para atraparte. Se basta con unos personajes tan opuestos como Nell y Mac, alocada y soñadora ella, realista y trabajador él, y unos niños tiernos y divertidos como los gemelos Zeke y Zack para que te llegue al corazón.

Es, sin duda, una de esas historias que han sido ideadas especialmente para publicarse con motivo de las fiestas navideñas. Algo de lo que soy partidaria, lo reconozco, pues si se trata de una bonita, romántica y coherente historia que te regale una enternecedora lectura que te inspire a disfrutar de esta época, ¿que mal hay en ello?

La trama no desborda originalidad, es cierto, gira en torno a la típica historia de un padre soltero que ha criado solo a sus dos hijos y ha renunciado a enamorarse y volver a casarse. Tras la espantosa experiencia con la madre de los niños es de los que opinan que mejor estar solo que mal acompañado. Pero entonces llega al pueblo Nell, una joven de ciudad, divertida y extrovertida que destila vitalidad. Y la coraza que cubre el corazón de Mac se agrieta.

Zeke y Zach son unos gemelos traviesos pero encantadores que, pese a la coincidencia de su rostro, son bastante diferentes, lo que hace que se complementen muy bien y, a la vez, se conviertan en el hilo conductor de esta historia tratando de su padre y Nell se enamoren. 
Desde que conocen a Nell tienen muy claro que Santa les ha enviado la mamá que habían pedido, pero su padre no ayuda demasiado a reunirlos y formar así una familia, junto al Comandante Zark, el perro familiar.

En realidad la atracción entre Mac y Nell es recíproca, pero los temores de él se interponen en el curso de su historia. 
Y así a la vez que dos adultos se enfrentan a la dulzura y el dolor de enamorarse, dos niños aportan su visión fantástica y sencilla de cómo debería ser sus vidas. 

El sello característico que Nora Roberts imprime a sus novelas está presente desde la página uno. Con un protagonista masculino trabajador, leal y fiel a sus raíces familiares, con una protagonista independiente, vital y fuerte, con dos niños encantadores y risueños, un perro bonachón, un pueblecito entrañable donde todos se conocen y se respira el respeto y amor por la familia y los vecinos, casi bajo la apariencia de un cuento de hadas navideño, la autora nos deleita con una bonita y romántica novela corta capaz de hacerte disfrutar de una sencilla y bonita lectura. 

Sí, tal vez sea un tanto previsible, tal vez no tenga más excusa que la de acontecer en las vísperas de Navidad, pero me parece una lectura deliciosa sin otra pretensión que hacerte creen en la magia del amor y la Navidad.


lunes, 14 de diciembre de 2015

Dead by midnight - Pamela Clare

Dead by midnight
I-Team 7,5#
Pamela Clare
Novela sin traducir
Suspense romántico
Kindle edition
15 noviembre 2015



Marc y Sophie Hunter, Gabe y Kat Rossiter, Holly Andris y el resto del grupo del I-Team se encuentra en diferentes fiestas en el mismo hotel histórico de Denver celebrando la proximidad de la Navidad. Lo que empieza como una divertida tarde de invierno con amigos se transforma en una encarnizada lucha por sobrevivir, cuando el hotel es tomado por un grupo de despiadados terroristas que no se detendrán ante nada por conseguir lo que quieren.
En el exterior, Julian Darcangelo, Zach McBride, Nick Andris y los otros se unen con el equipo de rescate de rehenes del FBI en una apuesta desesperada por liberar a sus amigos, sabiendo que si fallan, la gente a la quieren podría.... morir a medianoche.

A estas alturas quienes me leéis sabréis que soy una de las lectoras incondicionales de Pamela Clare y de la saga de periodistas del Independent Denver. Hay que reconocer que el 2015 ha sido un año fabuloso, en lo que a esta saga se refiere, pues Pamela nos ha deleitado con Seduction game en formato digital -pero que se publicará en papel en 2016- y dos novelas cortas más. Algo muy de agradecer, después de la época tan difícil que la autora ha vivido.

Dead by midnight ha salido a la venta con motivo de la Navidad, pero lo cierto es que es una excusa idónea para que Clare reúna a los protagonistas de las anteriores novelas y nos deleita con una aventura que nos permita conocer, cual viejos amigos con los que nos reencontramos de vez en cuando, qué ha sucedido con sus vidas algún tiempo después de la última novela larga.

Dead by midnight se sitúa cronológicamente un año después de Seduction game. Se aproximan las festividades navideñas y algunos de los miembros del grupo de amigos del I-Team y sus parejas coinciden en el hotel Palace de Denver. Es el caso de Kara y Reece que acuden con motivo de la fiesta anual de Navidad del Consulado británico, de Kat y Gabe, Marc y Sophie, Holly Andris que acude con sus antiguos compañeros a la fiesta del periódico. Lo cierto es que ni unos ni otros están entusiasmados con la idea de asistir a sendas fiestas. Salvo, tal vez, Holly que desea tomarse su pequeña revancha con Tom, el director del periódico. Pero ni una ni otra fiesta discurre según lo esperado,  pues un grupo terrorista colombiano se infiltra como personal del hotel y toma a los invitados de ambas fiestas como rehenes.

Holly consigue dar la voz de alarma poco antes de que se desaten los infiernos, pero resulta herida. Marc consigue perderse entre el tumulto de personas que huyen despavoridas del hotel y queda apartado del grupo de cautivos, entre los que se encuentra Sophie y una Kat en las últimas semanas de embarazo. 

A partir de entonces se inicia la negociación entre los terroristas colombianos con Rojas a la cabeza y el FBI, el equipo de SWAT de Denver a la espera de poder intervenir y con quienes Marc consigue contactar desde el interior del hotel. Desde el exterior Julian, Zack, Nick, Tower y Corbray no se mantienen al margen, sino que tratan de intervenir en el rescate, pero se encuentran con el muro del FBI más proclive a contar con el equipo de liberación de rehenes del FBI. De modo que terminan por... ¡mejor no cuento nada!
En cualquier caso el tiempo se acaba, pues Rojas da un ultimátum y exige una serie de condiciones para liberarlos. En caso negativo a medianoche los matará uno a uno...

Dead by midnight es una atípica novela navideña, diferente a las historias más habituales que se suelen publicar para estas fechas. Pero lo cierto es que transcurre poco antes de Navidad y nos cuenta una historia emocionante, donde la tensión es constante, el peligro y las emociones te traspasan y envuelven al lector de principio a fin.

Confieso que esperaba encontrar una novela más apacible y en cambio ha sido trepidante. Me ha dejado el corazón encogido en varias ocasiones y con las pulsaciones aceleradas. En más de una oportunidad ha pasado por mi cabeza “Pamela Clare no será capaz de algo así, ¿no?” No puedo explicar a qué me refiero, pero os aseguro que en cuanto leáis determinadas escenas me enteréis a la perfección.

Pese a que se ha publicitado como una novela corta, es bastante más extensa que las habituales novelas cortas. Por tanto no cuenta con una trama apresurada, sino que está desarrollada a lo largo de dieciséis capítulos, repletos de emoción, sentimientos y angustia. Sin embargo la lectura me ha resultado -con sobresaltos y vuelcos del corazón constantes- maravillosa.
¡Incluso cuando me hacen sufrir adoro las novelas de Pamela Clare!

Obviamente no puedo narrar qué acontece en el hotel, como se resuelve -o no- el secuestro, qué sucede a los personajes de esta saga, pero sí puedo asegurar que el sufrimiento merece la pena. La historia nos reencuentra con Kara, Reece, Julian, Tessa, Marc, Sophie, Natalie, Zach, Laura, Javier, Nick, Holly... incluso con Megan, Nate, Jack y Janet. En definitiva con todos los protagonistas de las novelas anteriores del I-Team.
Los lazos de amistad, de amor y lealtad entre ellos están más patentes que nunca; el miedo a perder a algunos de ellos muestra la profundidad de los sentimientos que los unen, la capacidad de sacrificio y hasta qué extremos están dispuestos a llegar.

En esta apasionante aventura interviene además el equipo de liberación de rehenes del FBI, una saga de suspense romántico de la autora Kaylea Cross. Con la aceptación de su autora, Pamela Clare “coge prestados” para esta historia a Matt DeLuca, Jake Evers, Sawyer Vance, Clay Bauer, Nathan Schroder, brad Tucker, los miembros del equipo azul.
Reconozco que no había leído ninguna de las novelas de esta saga, pero tras conocerlos a través de Pamela Clare, tengo la intención de leer sus novelas porque me ha encantado el papel que en esta historia protagonizan. 

Si no habéis leído antes a Pamela Clare, no os recomiendo comenzar por Dead by midnight, pues sus protagonistas se conocen y han compartido historias que no comprenderías, así como las pullas entre ellos, pero si sois fan de esta autora y de esta saga... ¡no dejéis escapar esta novela sin leerla! 
A pesar de los sobresaltos y la angustia que en ocasiones provoca, es una preciosa historia de Navidad con unos personajes conmovedores, divertidos e inolvidables.