Amor inevitable - Brenda Novak

lunes, 11 de enero de 2016

We saw mommy kissing Santa Claus
Brenda Novak
Romántica contemporánea
Ebook
Harlequín ibérica
2013



Jaclyn Wentworth estaba sola al cuidado de sus tres hijos. Había estado casada con el niño bonito de la pequeña ciudad de Nevada en la que había vivido. Su matrimonio había resultado un desastre porque su marido no había conseguido madurar y menos aún convertirse en un buen padre. Ahora Jaclyn vivía en Reno y allí un día se encontró ni más ni menos que con Cole Perrini, que siempre había sido el máximo enemigo de su ex-marido y el dueño de la peor reputación de Nevada. Y parecía seguir siendo muy diferente a su inmaduro esposo…

Si bien Amor inevitable no es una novela que atesoraré entre las incunables de mi biblioteca, tengo debilidad por las historias que escribe Brenda Novak, y eso hace que no pueda resistirme a leer cualquiera de ellas.
Debo reconocer, no obstante, que por la sinopsis esperaba encontrar una novela más intensa, más profunda, en definitiva, una novela que ofreciera algo más. Pero eso no es óbice para que haya descubierto una lectura sencilla, dulce y entretenida, sin más pretensiones que hacerte pasar un buen rato. En mi caso lo ha conseguido.

La historia comienza cuando, tras descubrir la enésima infidelidad de su marido, Jackie decide poner fin a casi diez años de matrimonio con Terry Wentworth, el hijo de uno de los hombres más acaudalados de Feld, en Nevada, abandonarlo y pedir el divorcio. Un año más tarde reside en Reno con sus tres hijos, donde trabaja de camarera. Pese a la holgada posición económica de la familia de su ex-marido, Jaclyn -como ahora se hace llamar- obtuvo una miserable pensión para sus hijos y vive sin lujos. 

Un día en la cafetería donde trabaja se reencuentra con Cole Perrini, el que fuera el chico malo del instituto de Feld y el enemigo jurado de su ex-marido.  Tras ese casual encuentro inicial, Jaclyn pierde su trabajo y al descubrir que la empresa de Cole busca agentes inmobiliarios -y a pesar de no estar preparada para el puesto- se presenta. Al final, al saber de la situación en la que vive Jaclyn y sus hijos, haciendo gala de su buen corazón, Cole la contrata como recepcionista.

El comenzar a trabajar juntos propicia que Cole y Jaclyn comiencen a sentirse atraídos el uno por el otro. Mas, por lo reciente de su divorcio, así como la inseguridad que le provoca volver a confiar en un hombre, Jaclyn es reacia a  volver a enamorarse y, por su parte, Cole que vivió una durísima adolescencia, pues tras la muerte de sus padres crió a sus cuatro hermanos menores, no está interesado en volver a ser responsable de una familia. 
Pero la atracción entre la pareja crece día a día, lo que hace que entren en conflicto lo que les dicta la cabeza y el corazón.

Como se vislumbra, la línea argumental de Amor inevitable es sumamente sencilla y un poco previsible, pero es una historia bonita que se lee con facilidad. Se centra en cómo día a día Cole y Jaclyn se van enamorando, aun cuando no están predispuestos a ellos, y al papel que los hermanos Perrini por un lado y los hijos de Jaclyn por otro, representan en sus vidas, así como la interferencia que Terry y Burt Wenworth tratan de ejercer en esta incipiente historia.

No puedo decir que la historia me haya sorprendido ni me haya dejado con el corazón encogido o conmovido de una manera indescriptible porque no haría honor a la verdad. Lo cierto es que, como digo, antes esperaba encontrar una historia con mayor carga emocional, más sensualidad y más profunda, habidas cuentas de cómo son las novelas de Brenda Novak. 

Pero Amor inevitable, que se publicó en Estados Unidos en 2002, es una historia diferente, sencilla, muy blanca y sin muchos altibajos. En ocasiones me ha recordado a una teleserie donde sus protagonistas, sobre todo Jaclyn, se aferran a cualquier excusa para alejarse de Cole y no dar el paso de iniciar una nueva relación. 
Por otra parte las escenas de sexo apenas se esbozan, algo que también me ha chocado en comparativa con otras de sus novelas. Mas no es algo que me haya desagradado, al contrario, es totalmente congruente con el tipo de historia que narra.

Sin embargo, el papel que juegan el resto de hermanos Perrini, sobre todo Rick, con el que Cole tiene una relación complicada que se va desgranando a lo largo del libro, así como la manera en que el divorcio y la llegada de Cole a las vidas de su madre afectan a Alex, Mackenzie y Alyssa, los hijos de Jaclyn, propician que se abran otras subtramas en Amor inevitable y los conflictos proliferen.

Jaclyn es la típica protagonista que se casó muy jovencita, apenas finalizó el instituto, y que esperaba que su matrimonio durara toda la vida. De modo que no está preparada para reincorporarse al mundo laboral, con lo que tras su divorcio aprende a depender de sí misma y a partir de entonces vemos su evolución y cómo trata de superarse. 

Cole Perrini era el típico chico malo, pero más que nada porque era de origen humilde y tras la enfermedad de su madre, se echó la carga familiar sobre los hombros desatendiendo sus estudios, que acaba prosperando y labrándose un porvenir. 

Juntos forman, tal vez, una pareja un tanto tópica pero aunque la novela está envuelta en ese halo conocido de otras historias parecidas, es una lectura dulce, entretenida y muy plácida. No es un gran libro, cierto, pero lo he terminado en un suspiro y me ha dejado con esa bonita sensación de que ninguna novela por sencilla que sea puede ser desdeñada previsible que parezca. 

2 comentarios:

  1. Hola Mariam!
    He leído alguna de esta autora, y me suelen entretener bastante. Esta no la he leído, pero por lo que cuentas y aunque es sencilla, estas son de esas, que a veces necesito para pasar un buen rato sin grandes tramas.
    Así que apuntada me la llevo :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Samantha!
      Exactamente, así la veo yo al menos. Seguramente es la más floja que he leído hasta la fecha de Brenda Novak pero trato de leer todas sus novelas porque me encanta.
      Estoy en una época un poco liada, con muchos cambios y poco tiempo, pero tengo en mente leer tu novela! Un besazo

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!