Después de la tormenta - Brenda Novak

domingo, 8 de mayo de 2016

When Lightning Strikes
1º Wiskey Creek
Brenda Novak
Novela romántica contemporánea
Harlequín
Marzo 2014




Wiskey Creek es un pequeño pueblecito de poco más de dos mil habitantes, de tradición minera,  donde de algún modo u otro todos se conocen. Gail DeMarco es oriunda de él. Allí tiene un grupo de amigos a los que conoce desde la infancia, con los que se mantiene en contacto a través del teléfono o por e-mail o, cuando puede acudir, a las reuniones semanales en la cafetería Black Gold. Se marchó de Wiskey Creek a California, donde lleva más de diez años viviendo, y donde abrió su agencia de relaciones públicas gracias a la que ha conseguido una exclusiva lista de clientes.

Gail está muy orgullosa con la trayectoria de su agencia, hasta que sus desavenencias con la estrella de cine Simon O'Neal pueden conducirla a la bancarrota. Preocupada por el futuro de sus empleados está dispuesta a llegar a un acuerdo con Simon para evitar la ruina de su negocio. Pero Simon no está muy por la labor de ayudarla hasta que la situación se desborda un poco, creando un escándalo que la prensa no deja de explotar.

Simon O'Neal es una de las estrellas más deslumbrantes de Hollywood, pero tras su divorcio se ha vuelto en alguien un tanto salvaje que salta de un escándalo a otro, algo que terminó por agotar a Gail, quien decidió romper su relación profesional. A partir de entonces el manager del actor se dedicó a hacer la vida imposible a Gail y a robarle todos sus clientes hasta dejarse a las puertas de la bancarrota.
Pero cuando un nuevo escándalo salpica a Simon y Gail, la publicista y el actor aúnan fuerzas para salvar sus respectivas carreras. 

La solución propuesta por el manager de Simon no entusiasma a Gail, pero accede. Para alejar su nombre del escándalo y recuperar la custodia de su hijo, Simon debe casarse con una mujer de reputación intachable como la propia Gail.
¿Pero tiene alguna oportunidad de sobrevivir el matrimonio del actor más mujeriego del momento y la recatada y sencilla publicista en el despiadado mundillo de Hollywood? Y aún más improbable, ¿tiene alguna oportunidad Gail de salir con el corazón intacto?

Pese a que la saga Wiskey Creek nace con una historia corta, la de Olivia y Brandon, Después de la tormenta se considera la primera novela de la misma y, en mi caso, es una de mis preferidas. ¿La razón? Es una divertida y entrañable presentación del grupo de amigos de Wiskey Creek y es una historia romántica que tiene momentos que incitan a la risa mientras otros te emocionan.
Además, tengo que reconocer, que siento debilidad por esas novelas que tratan sobre un grupo de amigos o conocidos que viven en una pequeña comunidad.

Gail y Simon son una pareja no solo mal avenida sino sin nada en común, salvo la necesidad de que la prensa crea en la autenticidad  de un matrimonio en el que ni ellos creen. Para ello es vital que Simon se reforme, deje de beber y de protagonizar escándalos y de cambiar semanalmente de amante. 
Gail cree que Wiskey Creek es el lugar idóneo para esconderse un tiempo, para que Simon se recupere y para dejar que se desvanezca el eco del último escándalo del actor. Además es un enclave perfecto para unos recién casados que buscan intimidad.

Pero día a día Gail descubre que Simon es mucho más que una cara bonita, algo más que el actor mujeriego estrella de Hollywood. Y Simon, alejado de malas influencias y del alcohol, descubre que el silencio y la quietud de aquel pueblecito puede hacer mucho por sanar su corazón y su alma. Además, la presencia leal y la confianza inquebrantable que Gail demuestra en él es su mayor descubrimiento.

Después de la tormenta cuenta la historia de un hombre y una mujer que huyen del frívolo  mundo de mentiras, envidias y engaños que ha destrozado la vida del actor más famoso del momento, al mismo tiempo que les permite conocerse en un marco sencillo y apacible, donde siempre es fácil encontrar una mano amiga y un hombro en el que apoyarse, donde no se vive siendo objeto de observación constante y donde se puede ser uno mismo sin miedo a ser juzgado o criticado.

Es en esta novela donde por primera vez conocemos al grupo de amigos al completo, pues en When we touch -la historia de Olivia y Brandon- aparecieron muy brevemente. Es en esta novela donde los conocemos más en profundidad y  donde muestran el alcance de esa amistad.

Es una historia donde por un lado habla del glamuroso Hollywood, del mundo de las celebridades, de lujo, dinero y escándalos, pero por otro nos traslada a Wiskey Creek, un pequeño pueblecito de tradición minera. Ambos escenarios no pueden ser más opuestos, como lo son Gail y Simon.

Pero es también una historia de segundas oportunidades para personas que, como Simon, tratan de rehacer su vida. Es una historia donde Gail que al principio es casi como la cenicienta o la mujer de origen humilde que queda eclipsada bajo el brillo de los focos de Hollywood, logra descongelar el corazón del mujeriego más escandaloso del momento.

Es, en definitiva, una de esas historias donde el aspecto físico de los protagonistas oculta a personajes diferentes de cómo se ven al principio; es una historia con sabor al cuento del patito feo. Es una novela dulce, romántica y divertida que te deja con una sonrisa en los labios.