En casa, al amanecer - Alexis Harrington

domingo, 26 de junio de 2016

Home by morning
1# Powell Spring
Alexis Harrington
Romántica histórica
Amazon
Diciembre 2015




Octubre de 1918. Mientras viaja de Nueva York a Seattle, la doctora Jessica Clayton hace una parada en su pequeño pueblo natal de Oregón, donde se reencuentra cara a cara con Cole Braddock, el primer y único amor de su vida.

Aunque ambos están convencidos de haber superado tanto aquella pasión de juventud como el desengaño que vino después, se alegran de que la visita fugaz de Jessica apenas les dé la oportunidad de hurgar en viejas heridas. Sin embargo, el destino quiere que el pueblo se vea azotado por la epidemia de gripe que asola el país, justo antes de que la doctora Clayton se marche. Jessica deberá tomar una decisión que podría cambiar su vida, pero salvar muchas otras.

Con el telón de fondo de la Primera Guerra Mundial y la epidemia de 1918, En casa, al amanecer es una historia apasionante de traición, desengaño y reconciliación.

Después de graduarse en la escuela de medicina para mujeres en Philadelphia, Jessica Clayton ha pasado los últimos años trabajando en Nueva York. Allí ha atendido a los más desfavorecidos; sus pacientes viven hacinados en los edificios neoyorquinos en condiciones inhumanas, por lo que además de combatir contra la enfermedad, lo hace contra la pobreza, la hambruna y la debilidad.

Hubo una época en que sus ideales marcaron el rumbo de las decisiones que tomó, cuando creía que con su trabajo podría marcar la diferencia, salvar vidas, y cuando confiaba en un amor leal y estable, pero tras meses trabajando en condiciones infrahumanas, viendo como tantas vidas se le escapan de las manos, comienza a padecer pesadillas y a pagar las consecuencias de su esfuerzo denodado.

De modo que cuando surge la oportunidad, acepta la oferta para trabajar como investigadora en los laboratorios del Hospital General de Seattle. En su camino a su nuevo trabajo, se detiene en Powell Spring, en Oregón, su ciudad natal para visitar a su hermana Amy. 

Allí se reencuentra con Cole Braddock, el que un día fuera su prometido, el único hombre que ha habido en su vida, pero que ahora está a punto de comprometerse con Amy. Por ello, Jessica posterga todo lo que puede la visita para evitar verlo, aunque ello supongo también evitar a su hermana.

Pero apenas llega a Powell Spring Jessica debe atender un caso de gripe, un caso que no será aislado, sino el inicio de la gran epidemia que asoló en 1918, durante la Primera Guerra Mundial, y que hará que su estancia en la ciudad no sea tan breve como había planeado.
Mientras combate contra la enfermedad y lucha por salvar la vida de sus vecinos, su corazón emprende otra batalla: no volver a enamorarse de Cole.

Cole Braddock está convencido de que su historia con Jess es agua pasada. Tanto es así que está pensando en comprometerse con Amy, quien desde que su hermana se marchó a Nueva York a trabajar, se convirtió en un gran apoyo y se mostró ante sus ojos como la esposa ideal: una mujer abnegada, devota de su hogar y su marido. El dolor ante el abandono de Jessica, lo ha endurecido, pero su regreso a Powell Spring reabre  viejas heridas y basta un encuentro para que la certeza de haberla olvidado se tambalee.

En casa, al amanecer transcurre durante la Primera Guerra Mundial, en el año 1918, y se sitúa en  los albores de la pandemia de la gripe española que diezmó la población mundial. El marco en que acontece dota la historia de una atmósfera subyugante que te embruja por tratarse de un escenario diferente y por las connotaciones que adopta el vínculo entre la pareja protagonista de esta novela en tales circunstancias.

Siendo como soy una lectora con debilidad por las historias ambientadas en épocas diferentes, y contando entre mis preferidas novelas que transcurren durante tiempo de guerras, me llamó poderosamente la atención. También, reconozco, porque al tratarse de una ambientación diferente a las típicas que imperan en la novela romántica jugó a su favor. Y porque también son mi debilidad las novelas de reencuentros y las de protagonistas modernas y que rompen estereotipos. 

Como Jessica. 
Una protagonista fascinante que mantiene una férrea batalla entre su vocación, sus ideales y  la dura realidad, entre el sueño de amor de una adolescente y la madurez que la decepción y el desengaño le ha dotado.

La trama es apasionante. Pese a tratar sobre un tema tan devastador como una epidemia mortal, a la descripción de tratamientos médicos, la historia no está envuelta en un halo deprimente. La pareja protagonista es maravillosa. 
Ella es una mujer moderna, liberal que ha soñado con ser médica desde la infancia, siguiendo los pasos de su padre.
Él es un hombre sencillo, que trabaja en el rancho familiar y en la herrería, que sueña con una familia y con la mujer que desde la adolescencia le robó el corazón. 

Si bien Cole es un protagonista más típico, es un protagonista igualmente encantador y cautivador. Fuerte, de arraigadas tradiciones y que vive bajo el yugo insatisfecho de un padre que lo compara con su hermano Riley, que lucha en el ejército.
Pero el regreso de Jess le hace replantearse muchas cosas y hacer grandes descubrimientos.

La novela cuenta con un plantel de personajes secundarios que enriquece las diferentes historias que se entrelazan: la de Jessica, Amy y Cole, la de Susannah, la de Emmaline...

Pese a que no se puede negar que la historia de amor puede ser un tanto previsible, eso no evita que sea historia dulce, atormentada, donde la traición y del desengaño se entrelazan con el amor, la inseguridad y un nuevo comienzo. A veces ahogada por la angustia que provoca la muerte de decenas de vecinos, a veces por la desazón que el triángulo entre dos hermanas y un mismo hombre provoca, por los sueños rotos y postergados de sus protagonistas, pero, a la vez, empapado en un lienzo de esperanza y amor que traspasa las páginas del libro.

Alexis Harrington tiene un maravilloso don para narrar historias sencillas, dulces, conmovedoras que transcurren en ciudades del Oeste americano. Protagonizadas por vaqueros curtidos, por mujeres valientes y audaces, te atrapa en la magia que teje su pluma prodigiosa alrededor de todo ello.

Placeres robados - Brenda Novak

lunes, 13 de junio de 2016

When snow falls
#2 Wiskey Creek
Brenda Novak
Romántica contemporánea
Harlequín
Agosto 2014





Tras haberse criado viviendo en moteles baratos y viajando de ciudad en ciudad con su hermana y su madre, Cheyenne agradecía poder mantenerse por fin a sí misma. Sin embargo, continuaba inquietándola el misterio de sus primeros recuerdos, presididos casi todos por una mujer rubia y sonriente. Una mujer que no era su madre.
Aunque había pedido repetidamente explicaciones, las personas que podían ayudarla no estaban dispuestas a hablar. Cheyenne anhelaba encontrar respuestas, pero sin tener siquiera una partida de nacimiento, no era fácil.

La situación se complicó aún más cuando su mejor amiga comenzó a sentirse atraída por el hombre del que ella estaba secretamente enamorada. Por el bien de Eve, decidió apartarse de su camino, y aterrizó en los brazos de Dylan Amos. Era la clase de hombre que Cheyenne se había prometido evitar… aunque, quizá, dejarle marchar fuera un error...

La vida de Cheyenne nunca fue fácil. Criada por una madre alcohólica, desnaturalizada, que no le mostró el menor cariño, que las arrastró a ella y su hemana Presley de ciudad en ciudad, a malvivir en moteles infectados de alimañas, en el coche y a pedir, siente como la dualidad de sentimientos que le provoca batallan en su interior. Ahora que la mujer, envejecida y desahuciada, yace en el lecho no puede evitar que la compasión pero también el rencor confluyan en su interior. A pesar de que su infancia es nada más que un recuerdo borroso, que la nieve le hace evocar a una mujer rubia  y sonriente, y a una niña con un elegante vestidito, a pesar de  las duras experiencias vividas junto a Anita, su madre, siente que en Wiskey Creek, donde se instalaron cuando contaba con catorce años, tiene una vida estable. Rodeada por el cariño de su grupo de amigos, se siente segura en ese pueblecito y orgullosa de su trabajo en la posada de su mejor amiga Eve. 

Cuando Eve comienza a sentirse atraída por el mismo hombre del que Cheyenne ha estado secretamente enamorada durante años, decide apartarse. Entonces su camino se cruza con el de Dylan Amos, uno de los terribles y rebeldes hermanos Amos, el hombre del que toda madre le aconsejaría se mantuviera alejada. Dylan es, como ella, una persona que se ha criado entre la pobreza, perseguido por la vida problemático e su padre. Alguien con el que tener tanto en común la hace huir. Pero, ¿puede que lo que comenzó como una relación casual, una noche juntos sin ataduras, esté pasando a convertirse en algo más?

Placeres robados nos hace regresar al pueblecito de Wiskey Creek y nos narra la historia de Cheyenne y Dylan. Ambos tienen claro que lo que les une es nada más que atracción sexual, pero cuando Joe, el hombre del que lleva años enamorada, comienza a interesarse en ella, Cheyenne se siente dividida entre la seguridad y estabilidad que éste le ofrece y la pasión descontrolada que Dylan ha despertado en ella.
A pesar de estar amparada por su leal grupo de amigos, Cheyenne siente un vacío en su interior producto del rechazo que su madre siempre le ha demostrado, aun a las puertas de la muerte. Y a esos recuerdos confusos que nadie, ni Anita ni Presley, la han ayudado a esclarecer. Lo que tiene claro es que su nacimiento está rodeado de misterio y preguntas sin respuesta.
Para complicar aún más la situación Dylan aparece en su vida poniéndola de pies a cabeza. 

Cheyenne es la protagonista indiscutible de esta historia. Es en torno a ella que giran el resto de tramas que cuenta: el misterio de su nacimiento y la confusión de sus sentimientos hacia Dylan y Joe.

Placeres robados cuenta una bonita, misteriosa e hipnótica historia de amor y de intrigas familiares que nos envuelve en dos tramas: una romántica, que gira en torno a los confusos sentimientos de Cheyenne hacia Dylan, otra con un punto de misterio que puede desentrañar el origen de sus sueños y desvelar la identidad de la mujer rubia que en ellos aparece.

Si bien, en el fondo, es fácil presuponer tanto cuáles son los sentimientos reales de Cheyenne hacia Dylan y Joe y quién es la misteriosa mujer de sus sueños, la novela me ha encantado. Es una historia cargada de emociones, que describe sentimientos y emociones variables, confusos pero subyugantes.
Y pese a que Cheyenne es la protagonista indiscutible, el papel de Dylan se hace más marcado y gana protagonismo según avanza la novela.

Dylan es el típico chico malo, pero en el fondo tiene una historia y una vida tan difícil como la de Cheyenne. Ambos tiene eso en común, algo que los une, más allá de la pasión que sienten. Pero mientras esa similitud repele a Cheyenne, a Dylan no le sucede lo mismo y, capítulo tras capítulo, va demostrando ser un personaje más íntegro y leal de lo que se presupone.
Siendo el mayor de cinco hermanos, se convirtió en el cabeza de familia con apenas dieciocho años. Está habituado al trabajo duro, a sacrificarse por sus hermanos y no dejarse amilanar ante nada ni nadie. De voluntad indoblegable, junto a Cheyenne nos muestra su lado más vulnerable.

Preciosa historia la de Cheyenne y Dylan, que deberá superar obstáculos, prejuicios y miedos, sobre todo por parte de sus protagonistas. Pero, poco  a poco, va envolviéndote en una lectura magnética y conmovedora.
Como es habitual en esta saga, el resto de amigos del grupo de Cheyenne intervienen a lo largo de la novela. Pero destacan sobre todo Presley y Aaron, la hermana y hermano de Cheyenne y Dylan respectivamente, que viven una historia compleja, destructiva y peligrosa.

Me ha gustado sobre todo el personaje de Dylan, no sólo porque es el prototipo del chico malo y rebelde que se ha hecho a sí mismo, sino porque bajo esa apariencia dura -después de todo en el pueblo lo ven como a un delincuente- esconde un lado romántico, dulce y protector.

Bajo una apariencia sencilla, aderezada con una pequeña dosis de misterio, Placeres robados cuenta un dulce y romántica historia de amor, protagonizada por dos personajes fuertes, vapuleados por la vida y un tanto solitarios. Juntos forman una combinación explosiva.