En casa, al amanecer - Alexis Harrington

domingo, 26 de junio de 2016

Home by morning
1# Powell Spring
Alexis Harrington
Romántica histórica
Amazon
Diciembre 2015




Octubre de 1918. Mientras viaja de Nueva York a Seattle, la doctora Jessica Clayton hace una parada en su pequeño pueblo natal de Oregón, donde se reencuentra cara a cara con Cole Braddock, el primer y único amor de su vida.

Aunque ambos están convencidos de haber superado tanto aquella pasión de juventud como el desengaño que vino después, se alegran de que la visita fugaz de Jessica apenas les dé la oportunidad de hurgar en viejas heridas. Sin embargo, el destino quiere que el pueblo se vea azotado por la epidemia de gripe que asola el país, justo antes de que la doctora Clayton se marche. Jessica deberá tomar una decisión que podría cambiar su vida, pero salvar muchas otras.

Con el telón de fondo de la Primera Guerra Mundial y la epidemia de 1918, En casa, al amanecer es una historia apasionante de traición, desengaño y reconciliación.

Después de graduarse en la escuela de medicina para mujeres en Philadelphia, Jessica Clayton ha pasado los últimos años trabajando en Nueva York. Allí ha atendido a los más desfavorecidos; sus pacientes viven hacinados en los edificios neoyorquinos en condiciones inhumanas, por lo que además de combatir contra la enfermedad, lo hace contra la pobreza, la hambruna y la debilidad.

Hubo una época en que sus ideales marcaron el rumbo de las decisiones que tomó, cuando creía que con su trabajo podría marcar la diferencia, salvar vidas, y cuando confiaba en un amor leal y estable, pero tras meses trabajando en condiciones infrahumanas, viendo como tantas vidas se le escapan de las manos, comienza a padecer pesadillas y a pagar las consecuencias de su esfuerzo denodado.

De modo que cuando surge la oportunidad, acepta la oferta para trabajar como investigadora en los laboratorios del Hospital General de Seattle. En su camino a su nuevo trabajo, se detiene en Powell Spring, en Oregón, su ciudad natal para visitar a su hermana Amy. 

Allí se reencuentra con Cole Braddock, el que un día fuera su prometido, el único hombre que ha habido en su vida, pero que ahora está a punto de comprometerse con Amy. Por ello, Jessica posterga todo lo que puede la visita para evitar verlo, aunque ello supongo también evitar a su hermana.

Pero apenas llega a Powell Spring Jessica debe atender un caso de gripe, un caso que no será aislado, sino el inicio de la gran epidemia que asoló en 1918, durante la Primera Guerra Mundial, y que hará que su estancia en la ciudad no sea tan breve como había planeado.
Mientras combate contra la enfermedad y lucha por salvar la vida de sus vecinos, su corazón emprende otra batalla: no volver a enamorarse de Cole.

Cole Braddock está convencido de que su historia con Jess es agua pasada. Tanto es así que está pensando en comprometerse con Amy, quien desde que su hermana se marchó a Nueva York a trabajar, se convirtió en un gran apoyo y se mostró ante sus ojos como la esposa ideal: una mujer abnegada, devota de su hogar y su marido. El dolor ante el abandono de Jessica, lo ha endurecido, pero su regreso a Powell Spring reabre  viejas heridas y basta un encuentro para que la certeza de haberla olvidado se tambalee.

En casa, al amanecer transcurre durante la Primera Guerra Mundial, en el año 1918, y se sitúa en  los albores de la pandemia de la gripe española que diezmó la población mundial. El marco en que acontece dota la historia de una atmósfera subyugante que te embruja por tratarse de un escenario diferente y por las connotaciones que adopta el vínculo entre la pareja protagonista de esta novela en tales circunstancias.

Siendo como soy una lectora con debilidad por las historias ambientadas en épocas diferentes, y contando entre mis preferidas novelas que transcurren durante tiempo de guerras, me llamó poderosamente la atención. También, reconozco, porque al tratarse de una ambientación diferente a las típicas que imperan en la novela romántica jugó a su favor. Y porque también son mi debilidad las novelas de reencuentros y las de protagonistas modernas y que rompen estereotipos. 

Como Jessica. 
Una protagonista fascinante que mantiene una férrea batalla entre su vocación, sus ideales y  la dura realidad, entre el sueño de amor de una adolescente y la madurez que la decepción y el desengaño le ha dotado.

La trama es apasionante. Pese a tratar sobre un tema tan devastador como una epidemia mortal, a la descripción de tratamientos médicos, la historia no está envuelta en un halo deprimente. La pareja protagonista es maravillosa. 
Ella es una mujer moderna, liberal que ha soñado con ser médica desde la infancia, siguiendo los pasos de su padre.
Él es un hombre sencillo, que trabaja en el rancho familiar y en la herrería, que sueña con una familia y con la mujer que desde la adolescencia le robó el corazón. 

Si bien Cole es un protagonista más típico, es un protagonista igualmente encantador y cautivador. Fuerte, de arraigadas tradiciones y que vive bajo el yugo insatisfecho de un padre que lo compara con su hermano Riley, que lucha en el ejército.
Pero el regreso de Jess le hace replantearse muchas cosas y hacer grandes descubrimientos.

La novela cuenta con un plantel de personajes secundarios que enriquece las diferentes historias que se entrelazan: la de Jessica, Amy y Cole, la de Susannah, la de Emmaline...

Pese a que no se puede negar que la historia de amor puede ser un tanto previsible, eso no evita que sea historia dulce, atormentada, donde la traición y del desengaño se entrelazan con el amor, la inseguridad y un nuevo comienzo. A veces ahogada por la angustia que provoca la muerte de decenas de vecinos, a veces por la desazón que el triángulo entre dos hermanas y un mismo hombre provoca, por los sueños rotos y postergados de sus protagonistas, pero, a la vez, empapado en un lienzo de esperanza y amor que traspasa las páginas del libro.

Alexis Harrington tiene un maravilloso don para narrar historias sencillas, dulces, conmovedoras que transcurren en ciudades del Oeste americano. Protagonizadas por vaqueros curtidos, por mujeres valientes y audaces, te atrapa en la magia que teje su pluma prodigiosa alrededor de todo ello.

4 comentarios:

  1. Hola Mariam!!
    Pues coincidimos bastante. Lo terminé hace poco, y además lo iba comentando con una amiga, y nos pareció una historia muy bonita.
    Me gustaron lo "diferentes" que son los protagonistas. Ella tan echada para adelante y él más conservador, pero me gustó la química que hay entre ellos.
    Pero no me parece el mejor que tiene la autora, me gustaron más sus otros dos libros, aunque agradezco que la hayan traducido en condiciones y espero que sigan haciéndolo porque es una autora que merece mucho la pena.
    Gracias por la reseña!
    Besos <33

    PD: Sé que no viene a cuento, y menos en esta entrada, pero el otro día terminé tu libro, y tengo que decirte que me encantó. Espero que en algún momento te animes a escribir algo más ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días Sandra! Perdón por no contestarte antes. En todo agosto ni me he conectado al blog. ¡Ha sido descansar en mayúsculas y de verdad de la buena!
    Hace muy poco empecé a leer las novelas de Alexis Harrington. Me daba un poco de reparo, la verdad, pero por las traducciones, por miedo a que no acabaran de ser buenas. Y aunque puede que haya visto alguna cosa (que sinceramente ahora no recuerdo), he disfrutado mucho con las historias. Así que creo que es buena señal.
    La señora Harper y El sabor del cielo me encantaron, pero ésta, y aun cuando puede no ser la mejor, me ha gustado mucho por lo que dices, lo diferentes son los protagonistas, alejados de estereotipos y tópicos. Por esa ambientación diferente, que sorprende, por el trasfondo histórico. Y porque adoro las novelas del Oeste, lo confieso.
    La novela que le sigue, la historia de Susannah no me ha gustado tanto, pero es bonita, sorprendente (y no cuento por qué).

    Y muchas muchisísimas gracias por leer Luna de Tor. Espero que te haya gustado. Estoy deseando ponerme a escribir. Espero acabar lo antes posible un posgrado que estoy casi casi acabando y así tendré, al menos ese tiempo, para escribir. Ahora me cuesta encontrar un rato en el que además no esté cansada, hay días que ni te digo a qué hora me acuesto jaja Pero un millón de gracias. Me encantaría seguir escribiendo, porque tengo tantas historias por contar... y me gustaría muchísimo compartirlas. Aunque mi vida haya "cambiado" la novela romántica sigue siendo parte de ella y lo seguirá siendo.
    Espero que hayas pasado un feliz verano. ¡Nos leemos! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo!
      No te preocupes, yo también he andado un poco desaparecida. Pues espero que te vaya genial en ese posgrado y así puedas escribir algo nuevo. Mientras me quedaré leyendo tus reseñas, que siempre es un placer leerte :D
      Espero que tu verano también haya sido bueno!

      Eliminar
    2. ¡Hola Sandra! No había leído este mensaje. Con suerte para Navidad (o más bien después de fiestas) lo acabo, lo entrego en febrero y se acabó. ¡Qué ganas tengo! jeje Tengo muchas ganas de escribir, últimamente me cosquillean los dedos de las ganas y todo, pero difícil ahora mismo. ¡Gracias por tus palabras tan cariñosas!

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!