lunes, 28 de marzo de 2016

Dame una oportunidad - Samantha Kerr

Dame una oportunidad
Samantha Kerr
Romántica contemporánea
Ebook
Selección RNR/Ediciones b
Enero 2016


Tras descubrir la infidelidad de su novio, Emma deja atrás su antigua vida en Portland, se traslada a Medford y allí comienza a trabajar en una clínica veterinaria.
Matt, un atractivo mecánico que regenta un taller en la ciudad, se convierte en el casero de Emma gracias a la intervención de la dueña de la clínica.
Sin apenas darse cuenta, un cúmulo de sentimientos y una atracción inevitable entre ellos irá uniéndolos sin remedio, pero el pasado de Matt, una celosa rival y las inseguridades de Emma harán mella en el idílico romance poniendo en peligro su futuro juntos.

Dame una oportunidad es la novela debut de Samantha Kerr. Es una historia de amor y malos entendidos, de nuevos comienzos, de errores y perdones; es una historia envuelta en la cotidianidad de un pueblo de Oregon, en cuyo seno, nacen los sentimientos que unen y también en ocasiones separan a Emma y Matt.

Si hay algo que me ha atrapado de la novela desde el comienzo es que los protagonistas son un hombre y una mujer normales, cuyas vidas -salvando las diferencias obvias- no distan de las de personas como tú o yo, o quienes leen el libro. No son agentes secretos ni pertenecen a las Fuerzas Especiales, ni multimillonarios o estrellas de cine. Son personas de origen sencillo, dedicados a sus profesiones y que sufren por amor y desamor.

Emma es veterinaria; Matt es un mecánico. Emma adora su trabajo. Cuando comienza la novela mantiene una relación de varios años con Josh. Pese a que su amiga Jenny le ha comentado en alguna ocasión que la de ellos es más una relación de amigos que de pareja, Emma no ha querido ver lo obvio hasta el día que descubre la infidelidad de Josh.
Ello supone un punto de inflexión en su vida.

Tras la ruptura abandona su ciudad natal, Portland, y se traslada a Medford, donde ha aceptado convertirse en la socia de una pequeña clínica veterinaria. Nada más llegar a Medford su coche sufre una avería y debe acudir al taller del pueblo, cuyo mecánico resulta ser Matt, el primo de su nueva socia y el propietario de la casa que ha alquilado.

La atracción no tarda en nacer entre Emma y Matt, pero la relación que comienza muy dulcemente comienza a sufrir sus altibajos, pues ambos arrastran un bagaje muy pesado que pondrá en peligro el futuro del incipiente romance.

Como digo al comienzo de esta reseña es ese halo, tan cercano a la vida real, que envuelve la historia lo que me ha atrapado. Reconozco que es una de las razones por las que disfruto con una novela romántica contemporánea, porque aun tratándose de una historia ficticia que te permite vivir otra realidad y vidas, a través de sus protagonistas, puedes identificarte con los personajes, situaciones o rasgos de personalidad de los mismos. 
Y no es que me identifique con Emma, sino todo lo contrario, pero su experiencia no deja de ser la de tantas mujeres y eso hace que sientas empatía con ella y te atrape su historia.

Confieso que las historias de malos entendidos tienen un punto que me engancha. Sí, a menudo me exasperan los personajes, me llegan a enervar verdaderamente, pero son el condimento que le confiere sabor a un argumento de otro modo sin conflictos. Y en Dame una oportunidad esos momentos están bien introducidos en la trama, no te dejan esa sensación de estar metidos a la fuerza y son los que hacen subir y caer, como en un electrocardiograma, la curva de esta relación.

De Dame una oportunidad me ha atrapado que, en su gran mayoría, y salvo las intervenciones de personajes que malmeten en contra de Emma y Matt -que no son pocas- tienen en los mismos protagonistas a sus peores némesis. Pero es algo por otra parte comprensible porque, pongámonos en la situación de Emma o Matt, cada uno arrastra una historia del pasado que les  marcó en su concepción del amor, la confianza y la pareja, errores pasados que no han querido enfrentar y que resurgen cuando la relación entre ellos se vuelve más seria y se esperaría un paso adelante.

Mientras conocemos el pasado de Emma que, a la fin, es el que la conduce a Medford, el de Matt no nos es conocido. Se van desvelando atisbos que nos incitan a pensar y a veces muy mal. 
Pero con todo, ¿no es normal que Emma, que ha sufrido antes una infidelidad, pueda llegar a desconfiar de Matt al que apenas conoce? 
O el propio Matt, ¿no es normal que una vez abre su corazón a Emma pueda desconfiar de ella al sentirse traicionado? 

Lo que me encantado es que si bien de entrada me posicionaba de parte de uno u otra, después irremediablemente cambiaba de parecer. Y como me sucede a menudo, al final, tengo la sensación de que la capitulación entre es, tal vez, muy fácil. Pero eso es lo que me ha enganchado de Dame una oportunidad: las idas y venidas, los malos entendidos, la inmadurez en ocasiones de sus protagonistas, la presencia de personas que malmeten y hacen más difícil la historia. 
Porque sino, hay que reconocerlo, sin estos elementos no habría conflicto ni historia.

La novela cuenta con un plantel de secundarios que aportan mucho a la historia; por un lado Diana, la socia de Emma, y Roy, el mejor amigo de Matt, que en el pasado tuvieron una relación que poco a poco se va desgranando y sacando a la luz que no es una historia acabada. Por otra parte el resto de amigos y amigas que conforman el grupo de Matt y Diana, al que se une Emma. Entre todos ellos destacan dos especialmente por el papel que juegan en el devenir de la relación de los protagonistas y que no desvelaré para mantener la incógnita.

Me ha gustado el estilo que le ha conferido Samantha Kerr a Dame una oportunidad: una historia romántica, sencilla pero a la vez donde los malos entendidos, las idas y venidas de sus protagonistas hacen más compleja la trama y te mantienen en vilo de principio a fin. 

domingo, 13 de marzo de 2016

La mentira - Nora Roberts


Título: The liar
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Putnam
Fecha publicación: 14 abril 2015
Editorial: Plaza & Janés
Fecha de publicación: 10 marzo 2016




Shelby Foxworth ha perdido a su marido en un trágico accidente de barco. Con veinticuatro años ha quedado viuda y con una hija de tres años, pero lo peor es descubrir que durante los pasados cinco años ha vivido una mentira. El hombre, apuesto y adinerado, por el que abandonó Tennesse y se fugó a La Vegas, con el que se trasladó a un exclusivo barrio de Philadelphia, era un adúltero y un embustero; le ha dejado con una deuda que Shelby no sabe como afrontar. 

Entre las pertenencias de su difunto marido encuentra la llave de una caja de seguridad. Siguiendo el rastro llega a la caja de seguridad de un banco, donde descubre una pistola, dinero en metálico y varios pasaportes con diferentes identidades para el hombre que era su marido.
Richard Foxworth en realidad nunca existió.

Tras poner a la venta las propiedades que no han sido embargadas, así como disponer de las joyas y posesiones de valor que logra conservar, comienza a hacer frente a parte de sus deudas. Luego, junto a su hija Callie, regresa al pequeño pueblo donde nació y se crió en Tennesse, junto a sus padres y hermanos. Pese a que no ha mantenido contacto en los últimos años a causa de su marido, todos la reciben con los brazos abiertos.

Pero la mujer que regresa es una mujer diferente a la que se marchó, confiada y soñadora, y está decidida a labrarse un porvenir para ella y su hija. Es una mujer que nunca volverá a depender de un hombre.

Rodeada del cariño y lealtad sin condiciones de su familia, comienza a recuperar la confianza en sí misma, mermada tras años bajo el abuso emocional sufrido junto a Richard. Y aunque conocer e iniciar una nueva relación con otro hombre es lo último que le pasa por la cabeza, conoce a Griffin Lott, un joven constructor que, junto a su socio y amigo Matt, ha dejado Baltimore y se han traslado a aquel pueblecito. En él han levantado su empresa de rehabilitación y construcción de edificios. 
Posiblemente, si no estuviera tan herida, sería el hombre perfecto para ella, pues Griff es atractivo, paciente, trabajador y parece sentir verdadera devoción por la pequeña Callie.

Para Griff conocer a Shelby es simple y llanamente amor a primera vista; igual le sucede con Callie, pero sabe que tiene ante sí a una mujer herida, con la autoestima hecha jirones y que necesitará tiempo para volver a confiar en sus sentimientos y en los de un hombre.

La mentira es, hasta la fecha, la última novela publicada por Nora Roberts. Se trata de una historia de segundas oportunidades, de volver a empezar y a renacer tras un doloroso engaño. La protagonista que conocemos al principio, poco a poco va sufriendo una metamorfosis. No es un cambio brusco y repentino, sino que es gradual y su evolución transcurre al mismo tiempo que avanza la trama. Así, durante la primera parte Shelby se nos describe como una mujer que desde que se casó pasó a ser una bonita decoración más en su lujosa vivienda, una mujer callada y sumisa. Pero esta mujer va evolucionando y transformándose en alguien diferente: valiente, con agallas y sobre todo independiente.
Por ello no es la protagonista aguerrida y autosuficiente tan característica de Nora Roberts. Al menos al inicio.

Por otro lado tenemos al protagonista masculino Griff. Griff irrumpe en su vida en un momento en el que Shelby no quiere que nadie forme parte de ella, pero es hombre paciente, noble y enamorado, que, como cabe esperar de él, no se rinde y lucha por conquistarla. A Callie la conquista desde el principio. Lo cierto es que Griff es un protagonista muy en la línea en la que nos tiene acostumbradas Nora Roberts, pero es un hombre que no se impone  nunca, que sabe hasta donde llegar y respeta los límites establecidos por Shelby.

Como parte de los personajes secundarios destacaría a Emma Kate, la que fue la mejor amiga de Shelby durante su infancia y adolescencia, hasta que se marchó del pueblo. Es la pareja de Matt, a su vez amigo de Griff. Así como Shelby trata de recuperar su autoestima y su autonomía, tratará de recuperar su amistad perdida con Emma Kate. 
Además son parte importante de la trama los padres y hermanos de Shelby, especialmente Forrest, y, sobre todo, la abuela Viola, que es el auténtico pilar de la familia y un referente en la comunidad, respetada, admirada y querida por todos por ser una mujer atípica en las mujeres de su generación, y que regenta el salón de belleza. 

Aunque pudiera parecer que el pasado de Shelby ha quedado atrás no es así, la identidad del hombre con el que se casó, así como los crímenes que cometió, la persiguen y ponen en peligro no sólo su vida sino el futuro que se está labrando.

La mentira es una novela donde se combina misterio, amor y la vida en una comunidad, en un pequeño pueblo donde todos se conocen. Nora Roberts nos envuelve en el día a día de la familia Pomeroy -la familia de Shelby- y sobre todo a través de Viola, con sus ingeniosos diálogos y carácter, nos describe el amor incondicional que siente por ellos y lo que familia representa.
No sólo la historia de amor es preciosa, sino la adorable relación entre Griff y Callie. Y con un misterio aún sin resolver de trasfondo, me ha mantenido en vilo, pegada al libro hasta acabarlo.

Con los años y tantas novelas en su haber, se dice a menudo que Nora Roberts no sorprende, que sus nuevas novelas tiene algún elemento de otras anteriores. Puede que en ocasiones sea cierto -al final es la impronta de esta autora que recurre a unos temas y perfiles de personajes- pero La mentira me ha gustado mucho. Y pese a que se reconocen detalles habituales en ella, es una historia con vida propia.

No diré que es la mejor novela de Roberts que he leído, ni siquiera de las últimas, pero me ha sorprendido y la he disfrutado. Me ha hecho reír y emocionar; me ha encantado la evolución del personaje de Shelby, he llegado a adorar a la abuela Viola y a la pequeña Callie, y sobre todo me ha robado el corazón Griff, el héroe de la novela que siempre procura que sea Shelby la heroína, pero que te conquista igual.
Puede que según vayas leyendo no puedas desprenderte de esa sensación un poco predecible de la novela, pero cuenta una preciosa historia de amor que te hace sentir parte del pequeño pueblo donde acontece y de esta entrañable familia.
Es una bonita historia de amor.

domingo, 6 de marzo de 2016

Un pacto audaz - Laura Lee Guhrke


Título: How to lose a Duke in ten days
2º An American Heiress in London
Autora: Laura Lee Guhrke
Género: Romántica histórica
Editorial: Avon/Harper Collins
Fecha publicación: Mayo 2014
Editorial: Harper Collins/Top novel
Fecha publicación: 25 febrero 2016









Edie Jewell contaba con diecinueve años cuando llegó a Londres para encontrar marido. Pese a ser la hija de un acaudalado americano y contar con una cuantiosa dote, las expectativas de lograr sus objetivos no eran buenas. Ni siquiera Lady Belinda Featherstone, la casamentera más conocida de Londres, había logrado presentarle al hombre adecuado. Cuando el tiempo dado por su padre estaba a punto de expirar, con lo que se vería obligada a regresar a Nueva York y reencontrarse con el hombre que la arruinó, conoció al aventurero y apuesto Duque de Margrave. 

Le bastó cruzar una mirada con él para saber que podía cambiar su destino. Al saber que Margrave necesitaba casarse con una heredera para hacer frente a las enormes deudas de su familia y dispuesta a todo por no regresar a Nueva York, Edie le propuso una extravagante propuesta de matrimonio: ella pagaría las numerosas deudas de su familia, manejaría las diferentes propiedades, se haría cargo de mantener a su despilfarrada familia y darle una generosa asignación que le permitiera seguir con su forma de vida, a cambio de que él abandonase Inglaterra para siempre. 

Decepcionado por el rechazo que despierta en la joven, a pesar de la atracción que siente ella, Stuart, el Duque de Margrave, accede. Después de todo, había decidido regresar a África antes del extraño acuerdo con Edie, y tampoco estaba interesado en hacerse cargo de las responsabilidades de su título, así que abandonar el país le parece pagar un precio pequeño.

Durante cinco años los duques de Margrave viven separados, felices con su matrimonio de conveniencia: Edie ha restaurado y hecho prosperar las propiedades de su marido, además de mantener a raya sus familiares, mientras Stuart realiza expediciones en África.

Pero cuando Stuart resulta gravemente herido y se ve a las puertas de la muerte, algo le impele a regresar a su hogar y conocer a la atractiva esposa americana con la que tan solo convivió un mes. La duquesa no le recibe con los brazos abiertos, menos aún cuando le informa que quiere romper el acuerdo al que llegaron cinco años atrás. En su lugar le ofrece uno nuevo: diez días para conseguir que su reticente esposa lo bese por voluntad propia y comenzar una vida juntos o, si no logra su cometido, le concederá la separación. 
Pero, ¿diez días son suficientes para lograr no sólo que lo bese sino que le entregue el corazón?

Un pacto audaz es la segunda novela de la saga An American Heiress in London. Protagonizada por Edie, la Duquesa de Margrave, uno de los personajes secundarios de la anterior historia, a la que conocimos como una buena amiga de Belinda y una mujer casada, feliz por tener a su marido bien lejos de Inglaterra, nos cuenta una preciosa historia de amor. 
Para Edie su matrimonio es perfecto: no tanto porque con él se convirtió en Duquesa, sino porque le permite vivir libre y en sus términos y, sobre todo, lejos de Nueva York, del escándalo del que huyó, del hombre que la arruinó, así como lejos de su marido.

El apuesto Duque de Margrave tiene una reputación, no sólo con las mujeres, sino como aventurero y explorador. Cuando hereda el ducado descubre que más allá del título nobiliario nada de provecho la acompaña, pues su difunto padre no le dejó nada más que deudas. Con su matrimonio con Edie puede no sólo hacer frente a las deudas y responsabilidades que ella asume, sino seguir con la vida que ansía.

Pero el destino tiene sus propios planes cuando lleva a Stuart de regreso a Inglaterra.
Comienza así la aventura más peligrosa para él: conquistar y enamorar a una esposa  reacia a aceptarlo en su casa, en su vida y en su dormitorio. 
Si En busca de una dama, la primera novela de la saga, me encantó, la historia de Edie y Stuart no ha sido menos y me ha fascinado. Aun con algunos puntos comunes, son historias muy diferentes y de carácter también diferente. El punto de partida es muy similar; tanto Belinda como Edie son herederas americanas que acaban casándose con un noble británico con título pero sin fortuna. Mas, mientras la atmósfera que rodea la bonita historia de Belinda y Nicholas es divertida, seductora y con mucho encanto, la de Edie y Stuart es más amarga. Esconde una historia más dura.

Cuanto rodea a la ruina social -y también emocional- de Edie envuelve la novela en un velo grisáceo que esconde los temores e inseguridades de la, en apariencia, valiente y resuelta Duquesa de Margrave. Cuando Stuart descubre el alcance de los temores de su esposa, el porqué de la necesidad de casarse, la historia sufre un cambio y se tiñe con la paciencia y dulzura de un hombre dispuesto a todo por enamorarla. 

Sin embargo, aunque lo pareciera, no estamos ante una novela triste, sino que parte de unos hechos duros y sórdidos que han empañado la vida de Edie pero que, al mismo tiempo, han marcado el devenir de los acontecimientos: su llegada a Londres, su elección de marido y, más tarde, el reencuentro con él y su afán por conquistarla.

Me ha sorprendido el personaje de Edie, pues la imagen que dejó en la novela anterior era la de una mujer resuelta, independiente y feliz con su vida. Al principio parecía que tenía un marido indiferente que la desatendía, algo que poco a poco fuimos comprobando que no era tal cual, pues la realidad es muy diferente. Ni Edie es esa perfecta anfitriona cordial y feliz, ni el ausente Duque es tan indiferente. 
Y poco a poco, la autora nos envuelve en una preciosa y conmovedora historia de reencuentros y nuevas oportunidades, donde una pareja casada por conveniencia se va conociendo, estrecha los lazos de amistad y confianza y, también, se plantea iniciar una vida en común, con un futuro y sueños compartidos.

Sin desvelar qué sucedió a Edie, sólo puedo decir que la historia es preciosa. Confieso que al comenzar la lectura me vino a la cabeza otra novela de Laura Lee Guhrke, En el lecho del deseo, y creí que la historia sería semejante, mas no es así, salvo en que Edie y Stuart están casados y tienen vidas separadas. 

La novela cuenta además con un plantel de personajes inolvidables, como Belinda y Nicholas, y el resto de amigos de Stuart: Denys, James y Jack. Además de Joanna, la hermana adolescente y un tanto mimada de Edie que con sus ocurrencias y desparpajo, no sólo se convierte en la aliada de Stuart, sino una fuente inagotable de escenas divertidas. 

Una vez más Laura Lee Guhrke ha logrado con una historia sencilla, teñida de cierta familiaridad, envolverme en una lectura dulce y deliciosa, delicada y con la dosis adecuada de humor y ternura. Tanto es así que he cerrado el libro con una sonrisa, impaciente por leer la siguiente novela de esta preciosa saga. 

miércoles, 2 de marzo de 2016

El farsante - Celeste Bradley

The pretender
1º El club de los mentirosos
Celestre Bradley
Romántica histórica
Terciopelo
2007



Agatha Cunnington es una bonita y tozuda joven, nacida y criada en Lacanshire, donde dirige la finca de su hermano James. Dado que en meses no ha recibido noticias suyas, viaja a Londres para descubrir su paradero. La única pista que posee es una enigmática carta firmada por Griffin.  Por lo que decide buscar a ese Griffin.
Puesto que siendo joven y soltera no estaría bien visto que viajara sin acompañante, Agatha decide hacerse pasar por una distinguida mujer casada y crea la identidad de la señora de Mortimer Applequist basándose en un personaje imaginario de su infancia.

Agatha no deja de alabar las virtudes del misterioso y ausente señor Applequist, pero la curiosidad de las damas de alta sociedad por conocerlo es incontrolable e invitan al señor y la señora Applequist a una reunión social. Agotadas las excusas, Agatha necesita con urgencia encontrar a un hombre que pueda pasar por el imaginario Mortimer. De modo que cuando un deshollinador, apuesto y de ojos azules, aparece en su puerta, le convence para que se haga pasar por su marido.
Ciertamente deberá pulir un poco sus modales, pero eso no es problema para la decidida Agatha.

La propuesta de Agatha pilla desprevenido a Simon, pero dado que necesita una excusa para entrar en la vivienda del señor y señora Applequist, le sigue la corriente. Simon Rain no es en realidad un deshollinador, sino un espía del Club de los mentirosos que investiga de incógnito la desaparición de James. Varios de sus hombres han sido asesinados y cree que James, miembro del Club, los ha traicionado y que Agatha es su amante. Sin embargo nada resulta según lo esperado, pues la vivaz e incontrolable joven no deja de hacer estragos en su investigación... y en su vida.

Confieso que comencé la lectura de El farsante sin tener ni el menor indicio de qué iba a encontrar en sus páginas, pero me bastó con leer unas pocas para que picaran mi curiosidad y dejarme atrapar por la singularidad de Agatha Cunnington. El argumento de la novela, sin ser el sumum de la originalidad, es delicioso. Chispeante. Divertido. Como su protagonista. 
Nos cuenta una historia de amor que se teje en una charada de espionaje, traiciones y malos entendidos que propicia, una detrás de otra, escenas para el regocijo de la lectora más avezada, de esa que disfruta de una historia hilarante, atípica y alejada de las encorsetadas historias que abundan ambientadas en la sociedad londinense.

Sus protagonistas, más que la trama en sí que, ciertamente, no depara demasiadas sorpresas, son los causantes de que haya disfrutado de tal manera con El farsante. 
Agatha es vivaz e impetuosa, una joven de armas tomar que  está dispuesta a todo por encontrar a James. Más tarde, cuando conoce a Simon, a pesar de la charada que representa, se propone conquistar al apuesto y hermético espía que le roto el corazón. 

El personaje de Simon tiene algo del estereotipo de protagonista romántico que se ha hecho a sí mismo. Detrás del peligroso espía del Club de los mentirosos, hay un nombre que se crió en los bajos fondos londinenses. Es un personaje interesante, cautivador e hipnótico porque este tipo de héroes con un punto canalla pero vulnerable tienen algo que, al final, irremediablemente, nos conquista. Al menos Celeste Bradley logra que su héroe, Simon, me haya conquistado. Así como lo han hecho personajes secundarios de la trama como el propio James Cunnington o el atractivo Lord, Dalton Montmorency.

Si bien el desarrollo de la trama no es excelso y, en honor a la verdad, tampoco desborda secretos tan impactantes ni la consecución es perfecta, el éxito de El farsante radica en unos diálogos chispeantes e ingeniosos, en la lucha de voluntades e ingenio de Agatha y Simon, en la inocente seducción de la heroína y el oscuro y pecaminoso encanto del héroe. El resultado es una historia encantadora, dulce, divertida, seductora e irreverente, donde el sentido del humor es uno de los bastiones de la misma y donde te cautiva más lo acontece entre sus protagonistas que el trasfondo de intriga en que se produce. Aún así, la trama de espionaje es entretenida de principio a fin.

He quedado irremediable seducida por el encanto incuestionable de los miembros del Club de los mentirosos, por lo que, sin duda, leeré el resto de historias de este grupo de espías y sus atípicas heroínas. Porque el sentido del humor, la dulzura y el ingenio que ha desbordado Celeste Bradley en esta novela me ha conquistado. 
Es una bonita y romántica historia que no me ha dejado indiferente. Al contrario, ha sido toda una revelación.