lunes, 10 de octubre de 2016

Casarse con él - Lisa Kleypas

No pudo ser la semana pasada, pero lo prometido es deuda...

Marrying Winterborne
2º Los Ravenel
Lisa Kleypas
Romántica histórica
Ediciones b/Vergara
19 Octubre 2016



Un magnate despiadado

Una feroz ambición ha brindado a Rhys Winterborne, un hombre de origen humilde, gran fortuna y éxito. Rhys está habituado a obtener todo lo que quiere, tanto en los negocios como en otros asuntos. Y desde el instante en que conoce a la tímida y aristocrática lady Helen Ravenel se obstina en poseerla. Si debe tomar su virtud para asegurarse de que se casará con él mucho mejor...

Una belleza protegida

Helen apenas ha tenido contacto con el rutilante y cínico mundo de la sociedad londinense. Sin embargo, la audaz seducción de Rhys despierta una intensa y recíproca pasión. La gentil y sobreprotegida educación recibida por Helen contradice la testaruda convicción de que sólo ella puede domar a su  impetuoso marido. Mientras los enemigos de Rhys conspiran contra ellos, Helen debe confiarle su más oscuro secreto. El riesgo es inimaginable… la recompensa, toda una vida de incomparable felicidad. Y todo comienza con... casarse con él.

Durante la novela Un seductor sin corazón ya dio comienzo la historia de Rhys Winterborne y Lady Helen Ravenel. Creo que mis primeras impresiones no se diferencian de las tantas otras.
Como ya mencioné entonces logró cautivarme y, en ocasiones,  incluso, eclipsar la historia de Kathleen y Devon, bonita como pues, pues se trata de una pareja de esas que te conquistan desde que sus caminos se cruzan por primera vez. 
La tímida Helen floreció como una de sus bellas orquídeas ante el imponente Winterborne y, poco a poco, a medida que los episodios acontecían iba cayendo bajo el hechizo porque la historia prometía, sin duda, ser una historia de las que no se olvidan. Y, hoy, debo decir que así ha sido, pues es preciosa, de las que dejan huella.

Casarse con él es la segunda novela de la saga Los Ravenel, que ha supuesto el regreso de Lisa Kleypas a la literatura romántica histórica.
La historia da comienzo unas semanas después de Un seductor sin corazón Nos describe el reencuentro entre Lady Helen y Winterborne tras el fin de su compromiso. Mientras Winterborne, a su modo hosco, meditabundo y en apariencia indiferente, da vueltas a lo acontecido tras su compromiso con Helen y abrupta ruptura, la más dulce y tímida de las hermanas Ravenel lo sorprende -y  a todos- apareciendo en su despacho, deseosa de mantener con él una conversación.
Para la sorpresa de Winterborne, la intención de Helen es darle una explicación porque no desea poner fin a su compromiso. La reacción de su familia es fruto de un malentendido y ella mantiene su palabra: casarse con él.

Pero el magnate galés no confía en que Devon ni la familia Ravenel consienta que la joven se convierta en su esposa, de modo que, siendo un hombre acostumbrado a llegar a cualquier extremo por lograr lo que desea, tiene claro cuál es la única manera de evitar que su matrimonio no vuelva a celebrarse: comprometer a Helen.

Para su sorpresa, Helen accede, pues no sólo está decidida a convertirse en la señora de Winterborne, sino a entregarle como prueba su cuerpo y su reputación.
Tan poco convencional como pueda ser esa promesa, Helen y Rhys sellan su destino. ¿Pero significa eso que la boda se celebrará sin que nada ni nadie lo impida? O, ¿existe algún secreto capaz de una vez más truncar ese matrimonio?
Evidentemente lo hay, pero para descubrirlo, así como el desenlace de esta maravillosa novela os recomiendo que la leáis. 

Como decía al inicio de estas líneas, desde que Helen y Rhys se conocieron en Eversby Priory, una bonita historia se presagiaba. Porque, en honor a la verdad, Lisa Kleypas supo ir hilvanando con sus encuentros y acercamientos una historia de amor preciosa, mostrando facetas de estos personajes que no casaban con la imagen que nos habíamos formado.
Bajo los cuidados de Helen, Rhys se mostró como un hombre casi paciente, casi como una fiera adormecida. Y Helen, tímida, etérea, en cierto modo floreció bajo la perspicaz mirada del magnate
Así que, creo, nos imaginábamos que la ruptura del compromiso no era un punto y final. Al contrario.

La historia es preciosa, dulce y romántica. Una de esas que sin duda formarán parte de las inolvidables de Lisa Kleypas. La ambientación es maravillosa. A medio camino entre la campiña en Norfolk y la opulencia de Londres -pese a que tiene más peso la ciudad- la autora es capaz de envolverla de magia y ensueño con los grandes almacenes victorianos como telón de fondo, con los callejones más sórdidos como marco de algunos de los momentos clave, y, en general, con ese halo majestuoso con la autora envuelve sus historias más bonitas.

La pareja protagonista tiene todo para convertirse en una de las más emblemáticas de Kleypas. Winterborne es un galés hosco y de origen humilde, en apariencia frío como un día invernal, tiene un algo de Derek Craven o del propio Sebastian St. Vincent que te atrae como un imán; Helen es dulce y en apariencia frágil, pero con un corazón que esconde el más resistente acero, es como una flor que renace. Y juntos forman una pareja deliciosa.

Casarse con él es una novela inolvidable, una novela que si eres una lectora fiel a Lisa Kleypas no puedes perderte.  ¿Por qué?
Porque la historia es preciosa, conmovedora, romántica, dulce... Porque Rhys es de esos protagonistas intimidatorios que enseguida te roban el corazón. Porque Helen que a primera vista es la típica dama aristocrática  y sobreprotegida de la parte más dura de la vida, pero esconde una de las heroínas más valientes creadas por esta autora. Porque nada es tan sencillo como parece. Porque hay un malo malísimo que amenaza el matrimonio de Helen y Winterborne y, porque aun cuando crees que la historia no puede sorprenderte, lo hace. No olvidéis que se trata de Lisa Kleypas.

Y si todo esto no os basta, añadiría que porque cuenta con unos personajes secundarios maravillosos: Devon y Kathleen, las traviesas gemelas Cassandra y Pandora, Lady Berwick y nuevos personajes como Severin, que me ha intrigado, pero sobre todo lo ha hecho la doctora Gibson, personaje que me encantaría protagonizara una novela.

Creo que con el tiempo Casarse con él se convertirá en una de las grandes historias escritas por Lisa Kleypas porque es preciosa, romántica y de esas que te llegan al corazón. Así que os recomiendo que no os la perdáis.

martes, 4 de octubre de 2016

Por ti, lo que sea - Kristan Higgins

Anything by you
5º Blue Heron
Kristan Higgins
Romántica contemporánea
Ebook julio 2016
Libros de Seda




Antes de que te arrodilles para pedírselo… 
… deberías estar muy seguro de que la respuesta va a ser sí. Connor O’Rourke lleva diez años esperando para hacer pública la relación de ahora sí ahora no que mantiene con Jessica Dunn y cree que ha llegado el momento de hacerlo. Su restaurante va viento en popa y ella ha conseguido un empleo de ensueño en los viñedos Blue Heron. ¿Por qué no casarse ya? 

No obstante, cuando le pide que se case con él, la respuesta es no, aunque no sea un «no» muy contundente. Si no hemos roto, ¿para qué casarnos? Jess está más que ocupada con su hermano pequeño, que ahora vive con ella a tiempo completo, y con la maravillosa carrera que tiene por delante, algo con lo que ha soñado durante los muchos años en que trabajó como camarera. Lo que tienen Connor y ella en este momento es perfecto: son amigos con derecho a roce y tienen un bienestar económico. Todo son ventajas. Además, con un pasado tan complicado (y una reputación de la misma guisa), sabe positivamente que la vida de casada no es para ella. 

Pero esta vez, Connor dice que tiene que jugar a todo o nada. Si no quiere casarse con él, entonces se buscara a otra que sí quiera. Algo más fácil de decir que de hacer, ya que nunca ha amado a otra que no fuera ella. Y puede que, tal vez, Jessica no esté tan segura como ella cree…

Así como comenté de Confiaré en ti que me sorprendió la identidad de la pareja protagonista, de Por ti, lo que sea no tanto. Hacía mucho -en realidad desde que comenzó la saga- ansiaba conocer la historia de Connor, la otra mitad de los gemelos O'Rourke. Jessica es un personaje que ya me intrigó y llamó la atención en ese libro, pues se vislumbraba que, tal vez, no era una chica cuya reputación le hiciera justicia y que, después de todo, tras esa chica rubia, guapa y atractiva se ocultaba mucho más que una cara bonita. Además se trata de un personaje que, libro tras libro, ha ido evolucionando y, en algún momento, la casamentera Colleen ha intentado emparejar con su hermano.

Debo confesar que Connor es uno de los habitantes de Manningsport por los que sentía -y sigo sintiendo- debilidad. Las peleas fraternales repletas de conversaciones puntillosas con Colleen han ido dejando ver que, en realidad, se adoran, la devoción por Savannah, su medio hermana, y su dedicación a la taberna era todo cuanto sabíamos o veíamos de este personaje. Pero entonces llegó su historia...

Uno de los secretos que rodeaban a Connor en novelas anteriores y que tenía a su gemela tras la pista era descubrir la identidad de su misteriosa pareja. Secreto que se desvela en las primeras líneas de Por ti, lo que sea. 
Sin duda, una de las peculiaridades de esta historia es que la pareja protagonista ya está junta al inicio del libro. O más o menos junta, según vamos descubriendo a medida que avanza. Pues, durante parte del libro, se alternan episodios del pasado y del presente, narrando cómo nació la historia de Connor y Jess.

Cuando una pareja está junta durante mucho tiempo, no es extraño cuando ésta decide dar un paso más en su relación. O eso es lo que piensa Connor el día que pide en matrimonio a Jessica. Pero, para su sorpresa, le rechaza con mucha sutileza. Tras las idas y venidas de su relación, Connor lo tiene claro: o es todo o nada.
 
Durante años ha estado enamorado de ella, durante años han mantenido, intermitentemente, una relación secreta. Y quiere algo más. Jessica quiere seguir como hasta entonces, son amigos con derecho a roce, o algo más que amigos, pero no quiere que nada cambie. O... no puede. Tiene obligaciones que le impiden estar junto a Connor.

Dada la vena casamentera de Colleen, su gemela, Connor le pide que obre con él su magia y le encuentre a alguien. Pero ni siquiera los intentos de su hermana logran que olvide a Jessica.
Por su parte cuando Jessica se percata que esa vez, tal vez sea la separación definitiva, y que podría perder a Connor, el único hombre al que ha querido, siente que las dudas y el miedo le atenazan. ¿Y si es demasiado tarde? ¿Y si esa vez Connor y ella han terminado para siempre? ¿Puede él enamorarse de otra mujer menos complicada y con menos problemas que ella?

Como digo al inicio de estas líneas, tengo debilidad por Connor O'Rourke. Cocinero y dueño del O'Rourke, la mitad de los gemelos más famosos de Manningsport, bajo la apariencia malhumorada con que a veces actúa y las pullas a Colleen, esconde un corazón bondadoso y muy enamorado. 
No quiero contar nada respecto a cómo nace y cómo cambia la relación entre Connor y Jessica, pero es una historia de idas y venidas, una historia que me ha mantenido con el corazón encogido a menudo, a través de los episodios que se narran que resumen los veinte años transcurridos desde que, de alguna manera, comenzó esta historia.

Pese a que Connor puede ser de los dos el que más simpatías despierta y pese a que, como digo, es un personaje que me gusta mucho, Jessica ha despertado en mi sentimientos como compasión, pena, impotencia... La suya ha sido una vida muy dura, marcada por una infancia traumática, unos padres alcohólicos y las consecuencias de una mala reputación que la persigue desde la adolescencia. La persona más importante para ella es Davey, su hermano y es su relación con él el mayor obstáculo que la separa de Connor.

Por ti, lo que sea es una de esas novelas en las que, con la mano en el corazón debo decir, sufres porque la pareja protagonista pasa por malos entendidos, separaciones, decisiones complicadas que los alejan a veces y los unen otras. Es de esas historias que no imaginas cómo acabará, cómo superarán esos problemas. O de esas en las que a veces piensas que nada es tan grave como parece, que con voluntad y constancia todo puede superarse. Pero claro, siendo así, no habría historia y lo bonito, lo mágico es ser testigo de esa evolución, de ese cambio paulatino o drástico que propicia un desenlace maravilloso.

Como es habitual en las novelas de esta autora y en esta saga en concreto, la historia cuenta con un plantel de personajes secundarios inolvidable: Colleen, embarazadísima de su primer bebé, y Lucas, Faith y Levi, Honor y Tom, el resto de la familia Holland, Davey Dunn, y los vecinos de Manningsport. Y como también es habitual están esos otros personajes y dulces personajes: los perros de los protagonistas que propician escenas muy divertidas.

La prodigiosa pluma de Kristan Higgins crea una preciosa historia de segundas oportunidades que desnuda facetas de la naturaleza humana que no te dejan indiferente. Entrelazada con el sentido del humor tan característico de sus historias y con tantos sentimientos a flor de piel, es una historia conmovedora y romántica que sé que leeré muchas veces. 

domingo, 2 de octubre de 2016

Octubre...



Llegó octubre, un mes que maravilla. No sé muy bien la razón. Tal vez se deba a que el otoño es mi estación favorita. Adoro la luz, los colores y olores que desprende este mes, esta estación. Adoro las melodías del aire que refresca y la hojarasca que se arrastra por las calles.

Este fin de semana me ha pasado en un suspiro. ¡Y me han quedado tanta cosas por hacer! Las semanas pasan volando... es una lástima no descubrir el secreto para alargar lo minutos. Pero el que la vida esté llena de instantes mágicos, efímeros, hace que su valor sea mayor.

Como se está convirtiendo en tradición, este fin de semana he disfrutado de un paseo por Paseo de Gracia con motivo de la feria del libro antiguo y de ocasión. Era el último día, una excusa perfecta para curiosear los puestos, acompañada de amigas maravillosas, compartir risas, un pedacito de nuestras vidas, dulces, cafés y libros.

Entre los puestecitos he encontrado dos libros -he sido bastante comedida- a los que no me he podido resistir y me los he llevado a casa. Me ha hecho especial ilusión encontrar uno de esos libros que, para mí, forma parte de esos que son una joya: Ángel o bribón de Mary  Jo Putney. Tal vez no sea el mejor de la saga de Los ángeles caídos -adoro a Nicholas, el Conde gitano- pero era el que me faltaba y ¡por fin es mío!

Pero sobre todo el día ha sido especial por regalarme algunos de esos instantes mágicos y efímeros que te regala la vida en los que, rodeada de libros, risas y buenas personas, comprendes que no hace falta tanto para ser feliz.

Este fin de semana no ha podido ser, pero la próxima semana quiero compartir como mínimo dos reseñas:

Por ti, lo que sea de Kristan Higgins
Casarse con él de Lisa Kleypas

Dos novelas preciosísimas, por cierto.
No puedo garantizar que en esta semana pueda compartir alguna más, pero en estos momentos estoy disfrutando de First star I see tonight de Susan Elizabeth Phillips, de modo que será una de mis proximamente (como dicen los anuncios de la tele).

¡Feliz semana!